Skip navigation

Pulso crítico

J. Enrique Olivera Arce

 

Xalapa, Ver., septiembre 20 de 2007.- Quienes en el pasado no tuviéramos la oportunidad  de contar con instituciones como el IVEA, para continuar nuestros estudios y verlos coronados con una licenciatura o, en el mejor de los casos, una maestría, no deja de llamarnos la atención el que de manera reiterada compañeros reporteros que, en última instancia, sólo cumplen órdenes de sus redacciones, insistan en descalificar una iniciativa que no es precisamente del director de esa institución –que también cumple con instrucciones del titular del poder ejecutivo estatal-, con la que se pretende beneficiar a miles de veracruzanos, capacitándolos lo mismo para un mejor desempeño laboral que para contar con el herramental necesario para acceder en mejores condiciones al mercado del trabajo.

Posiblemente, los jóvenes reporteros, quizá egresados de una institución de educación superior, pública o privada, tengan su vida resuelta. Gocen de sueldos acordes con su preparación y calidad académica, y, a no dudarlo, de las prestaciones  contempladas en la legislación laboral vigente. Por lo que no perciben la importancia de la labor que viene realizando el IVEA en materia de educación media, media superior, y superior  que coadyuva –de manera limitada aún, es cierto- a la superación personal de aquellos veracruzanos que no gozan de iguales privilegios por no haber tenido acceso a iguales oportunidades.

Quizá estos reporteros no lo perciban de primera intención, ganándoles la inercia. Sin embargo, por el lugar que ocupan en la sociedad, como comunicadores, están obligados a conocer de este esfuerzo gubernamental y entender, para así darlo a saber a sus lectores, que constituye una enorme oportunidad para aquellos que por diversas causas, entre ellas las de índole económica, no tuvieran acceso en su momento al sistema de educación formal. Como lo señala el Profesor y Licenciado Guillermo Zúñiga Martínez, nadie puede afirmar que estudiar, leer, releer, superarse intelectualmente sea algo negativo. Antes al contrario, y en eso debemos estar todos de acuerdo, no sólo es un esfuerzo válido, también es digno de encomio; más cuando se trata de hacer del conocimiento herramienta útil en la brega por ganarse honradamente el sustento propio y de la familia.

Cierto que aún contamos desafortunadamente con muchos paisanos que no saben leer ni escribir, y que a estos debe enfocarse el principal esfuerzo del IVEA. Pero también es cierto que con críticas sin fundamento no se resuelve un rezago que responde a muchas causas que la mayor de las veces ni siquiera se tocan  por los medios de comunicación. Sin olvidar que en el mercado laboral de nuestro tiempo ya no basta únicamente con saber leer y escribir, e incluso, contar con la educación primaria o secundaria.

Baste reconocer que frente al desempleo, los patrones se aprovechan de la necesidad, dándose el lujo de contratar como choferes, repartidores y hasta empleados de mostrador a jóvenes profesionistas, y no necesariamente egresados de una institución pública. Realidad esta frente a la cual no se vale descalificar a quienes pugnan por superarse y mucho menos a las instituciones gubernamentales que lo propician.

Otra cosa sería el cuestionar, con talante crítico y honestidad intelectual,  la calidad de la oferta educativa del IVEA en el nivel superior y el perfil de los maestros asignados; los planes concretos de vinculación con el aparato productivo; la multiplicación de licenciaturas y la prisa por iniciarlas, sin al parecer contar con recursos materiales y académicos para ello. Valiendo la pena, incluso, el cuestionar si el IVEA responde a  una clara intencionalidad de coadyuvar al impulso educativo ó si lo que pretende es dar cuerpo a una medida política de contrapeso a la presencia de la UV en la comunidad.

Para evitar especulaciones y facilitar la tarea del IVEA, restándole piedritas en el camino, sería prudente también que la institución aclare a la sociedad cual es el porcentaje de recursos presupuestales destinados a su labor sustantiva y los que se aplican a los nuevos proyectos de educación media superior y superior; dando a conocer también el origen y montos de la participación privada en los convenios establecidos, entre otras cosas, que apunten  a transparentar el esfuerzo gubernamental, y a ello deben dar respuesta  puntualmente las autoridades responsables.

pulsocritico@gmail.com

http://pulsocritico.wordpress.com/

 

About these ads

2 Comments

    • MONSERRAT MARTINEZ A
    • Posted septiembre 20, 2008 at 8:38 pm
    • Permalink

    EN LAS LICENCIATURAS DE ENFERMERIA, IDIOMA INGLES,CONTADURIA,FINANZA CIENCIA DE LA EDUCACION EDUCACION DEPORTIVA.ETC… CUAL SERIA EL PERFIL DE CADA MAESTRO Y COMO LO SABRIAMOS AQUELLOS ALUMNOS QUE ESTAMOS EN ALGUNAS ESTAS CARRERAS YA QUE EXISTE CIERTAS ANOMALIAS POR PARTE DE ALGUNOS DIRECTORES QUE ESTAN ACEPTANDO PERSONAL SIN TITULO Y SIN RECONOCIMIENTO ALGUNO PERO COMO SON CUATACHOS LOS DEJAN ACTUAR COMO SI FUERAN MAESTROS DONDE PUEDEMOS SABER ESTOS PERFILES O CON QUIEN NOS PODEMOS ACERCAR SI NINGUNA REPLESARIA. YA QUE SEGUN NO ESTAMOS CON VALIDACION POR ESO SE APROVECHAN POR QUE NO SON VIGILADOS ESTOS PROGRAMAS ATTE. CIUDADANO INCONFORME. GRACIAS.

    • patricia camacho
    • Posted octubre 11, 2008 at 4:49 pm
    • Permalink

    deseo conocer el programa de estudios de enfermeria de todas las materias de la licenciatura en enfermeria del ivea


Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 483 seguidores

%d personas les gusta esto: