Skip navigation

Pulso crítico

J. Enrique Olivera Arce

“Te acuso de pretender incurrir en los mismos vicios  que yo por costumbre pongo en práctica, es el concepto de la “propaganda espejo” que hoy se ha puesto de moda en Veracruz”,  escribí en el mes de octubre en mi colaboración titulada “La paja en el ojo ajeno. Guerra sucia en Veracruz” publicada en este espacio que tan generosamente me brinda gobernantes.com.

No estaba errado en mi percepción. Ya en los prolegómenos del proceso en el que habrá de elegirse a la diputación federal veracruzana que nos represente en la Cámara de Diputados, arrecia la guerra sucia mediática entre el PRI y el PAN, anunciando lo que en los próximos meses será un abierto y despiadado intercambio de heces fecales. Contribuyendo los medios impresos y electrónicos, incluyendo internet, a solicitud pagada por los partidos contendientes, o a título gratuito en busca de prebendas y canonjías por parte de los comunicadores.

Lenguaje y contenido en los mensajes propalados por los beligerantes, va subiendo de tono y en tanto el presidente estatal del PRI, grosero y petulante en su naturaleza, a falta de ideas y propuestas arremete con improperios, acusando a los panistas de promover a su partido haciendo proselitismo con recursos públicos federales, estos contestan, con igual talante, acusando al gobierno priísta de Fidel Herrera Beltrán de hacer lo propio valiéndose de los programas sociales bajo su conducción.

Curándose en salud, el gobernador, experto en el manejo del doble discurso, ya anticipó que están por aparecer campañas sucias debido al proceso electoral Federal que se avecina, y adelantó que él mismo es uno de los objetivos de esos ataques por los buenos resultados que ha dado a los veracruzanos, en respuesta a la amenaza panista de recurrir al IFE, denunciando la intensa promoción que Herrera Beltrán hace de su imagen, tiñendo de rojo y bajo el lema “fidelidad” a todas las acciones de su gobierno, bajo el argumento de que dicha promoción impacta directamente en los comicios federales del 2009.

Mala señal, en tanto que la temprana confrontación involucra tanto a Felipe Calderón como a Fidel Herrera Beltrán, en desdoro de su respectivo mandato. Lo que como suele suceder, ello impactará en el ejercicio del gasto público en demerito de la entidad, pagando los platos rotos, como siempre, una ciudadanía que no tiene vela en el entierro. Pues como es por demás sabido, el pleito es cupular y ajeno a los intereses de un pueblo más preocupado y ocupado en paliar la carestía y estirar el salario, que en los asuntos político-electorales. A más de juzgarse absurdo y contradictorio en una entidad federativa en la que el priísmo afirma que sin mayor esfuerzo arrasará en las elecciones del 2009, 2010 y 2012.

Con razón o sin ella, lo cierto es que las partes beligerantes, al sacarse sus trapitos al sol, lo único que están logrando con su actitud es exhibir sus respectivas miserias; confirmando lo que todo el mundo sabe y abiertamente comenta: tan malo es el giro como el colorado, ni uno ni otro se salva de la percepción generalizada en torno a la prevalencia de la corrupción en el quehacer político y en el servicio público. La única diferencia es el color de las despensas y el tamaño de los espectaculares.

pulsocritico@gmail.com

http://pulsocritico.com

About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 418 seguidores

%d personas les gusta esto: