Salte la navegación

Pulso crítico

J. Enrique Olivera Arce

Por si quedara alguna duda, Javier Duarte de Ochoa ya es candidato al gobierno de Veracruz para el 2010. Contrariamente a lo que afirmara más de un analista político, no fue el dedo del Maestro Fidel Herrera Beltrán quien lo señalara. En esta ocasión correspondió al Partido Socialista Obrero Español (PSOE), por conducto de Felipe González y en representación de poderosos intereses de la madre patria, anticiparse al gobernador, palomeando al Secretario de Finanzas y adornándole con elogios propios de todo un estadista, calificándole, entre otras cosas, como el artífice del equilibrio de las finanzas públicas veracruzanas, ejemplo a nivel mundial en un concierto internacional dominado por la peor crisis económico-financiera de que se tenga memoria.

En ese mismo tenor, pero a la inversa, otro connotado extranjero, francés para más señas, el ex primer ministro Dominique de Villepin, invitado por la dirección nacional del PAN, tuvo a bien tomarse la libertad de reprobar las políticas públicas del Estado mexicano; descalificando la estrategia del Sr. Calderón Hinojosa en materia de seguridad pública y recordándole a la partidocracia nacional que sin justicia social y sin el abatimiento de la desigualdad y la pobreza, poco se puede avanzar en el tema. Lo más destacable del recetario francés, fue la alusión a “la necesidad de un gobierno fuerte que pueda convocar primero a la cohesión social y luego, empujar junto con todas las fuerzas políticas, los cambios que se requieren para hacer frente a este fenómeno, separando los debates de carácter social, económico o político, para actuar de manera conjunta, porque un gobierno solo no puede hacer nada”.

“…lo peor que puede pasar en esta situación es tener un Estado fracasado, que sea manejado por otros intereses que no son los intereses generales”. Afirmó el ex ministro galo. Y por si fuera poco, Dominique de Villepin insistió en que “…el gobierno no debe renunciar al estado de derecho en aras de combatir al crimen organizado, porque éste termina nutriéndose de las violaciones a los derechos de los ciudadanos. Además sugirió que se renuncie “a lo que es una tentación clásica de las democracias, a esta sociedad del espectáculo donde se manejan los problemas frente a las cámaras de televisión”.

Lo más seguro es que el Sr. Villepín no necesariamente habla de oídas, por lo que al PAN el tiro le salió por la culata, al haber invitado a un conferenciante de grueso calibre que no tuvo pelos en la lengua para afirmar lo que ya es del conocimiento público y que, de manera magistral lo destaca Lorenzo Meyer, señalando convencido que el verdadero peligro para México es la mancuerna corrupción e impunidad.

Vaya jornada. A los dos extranjeros se le pagó para decir lo que se quería escuchar, pero al panismo su conferenciante le salió rejego.

pulsocritico@gmail.com

http://pulsocritico.com

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: