Salte la navegación

Pulso crítico

J. Enrique Olivera Arce

El señor don Juan de Robres,
con caridad sin igual,
hizo hacer este hospital;
y también hizo los pobres.

Tomás de Iriarte.

Cuando más debilitado a lo largo de su historia se encuentra el capitalismo, más imposibilitado para la izquierda el poder derrotarlo. La paradigmática República Popular China, faro socialista del mundo contemporáneo, con capacidad social, económica, financiera y militar para derrotar a su enemigo histórico, depende de éste para sobrevivir. En la actual crisis global, sin el mercado capitalista de occidente, China fallecería víctima de sus propias contradicciones internas.

Lo anterior viene al caso como paradoja aplicable a la crisis del PRD, atendiendo a las declaraciones vertidas por el senador perredista y también dirigente de Nueva Izquierda (NI)  en el Distrito Federal, René Arce, quien valorando los resultados electorales del PRD en Guerrero, declarara a los medios que “el FAP ya cumplió su ciclo, por lo que se debe sustituir por un nuevo frente de izquierda que agrupe y coordine a todas las fuerzas progresistas del país”.

Afirmación razonable del senador, en tanto que la estructura perredista dominada por las corrientes afines a “los chuchos” y el movimiento nacional de resistencia pacífica que encabeza Andrés Manuel López Obrador, dentro del cual se ubican Convergencia y el PT, llegaron al punto de considerarse enemigos irreconciliables. Nada tienen ya en común, y en tanto que el lopezobradorismo se apunta un triunfo al reconocer Calderón Hinojosa parcialmente la validez de las tesis y propuestas del gobierno legítimo para afrontar la crisis sistémica global, los “chuchos” acumulan derrotas en el único terreno que saben jugar, el del pragmatismo, la conciliación, la componenda, la traición, y el oportunismo electoral.

La sinrazón de las declaraciones de René Arce, estriba en que al romper lo que queda del PRD con el Frente Amplio Progresista, se queda solo, sin autoridad moral y política para integrar un nuevo frente nacional de izquierda, sujeto a las limosnas que le otorgue el PRIAN y bajo la voluntad de Calderón Hinojosa y Manlio Fabio Beltrones, allanando el camino para su desaparición como fuerza política, víctima de sus propias contradicciones.

El PRD, en la actual circunstancia política, con una dirigencia impuesta y con un cascarón ayuno de base social del apoyo, sin la fuerza acumulada del movimiento nacional de resistencia, no es nada ni tiene nada que le permita asegurar su permanencia como eje aglutinador de una izquierda a la que de motu propio renunció. Habiendo calculado mal la correlación de fuerzas dentro de la cual actúa, pretendió derrotar a su enemigo cuando de éste depende para sobrevivir. Hoy tendrá que pagar la consecuencia de su desatino. Así se dan las circunstancias políticas, o se van haciendo, como bien dice Dante Delgado, quien por cierto, con visión de largo plazo, está construyendo su propia circunstancia al lado de Andrés Manuel.

pulsocritico@gmail.com

http://pulsocritico.com

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: