Salte la navegación

Pulso crítico

J. Enrique Olivera Arce

“(…) tomar medidas extraordinarias sería anticiparnos a algo que todavía no pasa”… Expresó el secretario panista de economía, Gerardo Ruiz Mateos, ante diputados federales en referencia a la crisis financiera global, agregando: “Si se toman medidas será hasta “ver cuál es el impacto del sistema financiero americano a los bolsillos de los mexicanos”.

Por su parte, el subsecretario de hacienda Alejandro Werner, frente a la crisis recomendó: “Todas las familias, empresas, instituciones financieras y gobierno vamos a tener que ser muy prudentes para hacerle frente (a la crisis), y que nuestra economía compense lo más posible a través de fuentes internas esta caída y que salgamos fortalecidos de este episodio, aprovechando estos momentos para empujar e ir para adelante en los cambios necesarios que nuestro país tiene que llevar a cabo. Lo más importante a nivel familiar es ser prudentes, ahorrar para cualquier contingencia que se vaya a presentar en el futuro”.

Como si el depauperado salario de la fuerza laboral de nuestro país, permitiera a la familia contar con excedentes monetarios para ahorrar.

Frente a tales expresiones no se sabe ya a ciencia cierta si desde las cúpulas del poder se piensa que el pueblo es pendejo, o si el deterioro del país ha llegado a tal extremo, que quienes dicen gobernar impunemente incurren en ligereza por mala fe, ignorancia, o simplemente gozan de cabal estupidez.

Para infortunio de México, ambas cosas están imbricadas. Sólo un pueblo que se resiste a ver más allá de sus narices, incurriendo en masoquismo extremo, acepta, sin más, que se desprecie de tal manera su inteligencia. Contribuyendo a ello la mayoría de los medios de comunicación y los que nos decimos periodistas, que bombardeamos a la sociedad con expresiones tan ligeras y faltas de razón, que en un país medianamente culto se nos impediría ejercer tan noble oficio. ¿O acaso pensamos en lo que decimos, por ejemplo, cuando afirmamos que el mandatario estatal en turno es el “jefe de las instituciones”? Socavando con tal expresión los principios básicos de gobernabilidad democrática y división de poderes. ¿O que éste, es el que manda?, aceptando, sin mayor trámite y lo que es peor, inculcándolo en los lectores, la falsa idea de que el subordinado es el pueblo y no a la inversa.

Planificar es prever escenarios futuros para anticipar, prepararse y actuar en consecuencia. Renunciar a ello por parte de la administración pública, por comisión u omisión, es un crimen contra el Estado. Sólo al primer círculo panista se le puede ocurrir la ligereza y estupidez de concebir y declarar que no hay necesidad de “anticiparse sobre algo que todavía no pasa”. Para Gerardo Ruiz Mateos, improvisado secretario de economía sin más méritos que ser del equipo de cuates de Calderón Hinojosa, el gobierno tomará medidas frente a la crisis económico-financiera global, cuando la desesperación popular desborde la ya deteriorada gobernabilidad del país.

pulsocritico@gmail.com

http://pulsocritico.com

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: