Salte la navegación

Daily Archives: octubre 29th, 2008

Pulso crítico

J. Enrique Olivera Arce

En tanto que en Convergencia afirma que más vale solos que mal acompañados, deslindándose de toda posible alianza con el PRD, por considerar que la dirigencia de este partido no es confiable, la estructura cupular del partido del sol azteca habla de una “operación cicatriz entre López Obrador y la dirigencia nacional para evitar una mayor división y una caída electoral en el 2009, con el consiguiente debilitamiento de la izquierda mexicana”.

Podría decirse mucho respecto a lo que le aporta el PRD al Movimiento Nacional de Resistencia Pacífica y lo que este recibe de la desfondada estructura bajo el control de “los chuchos”, pero como dice más una buena imagen que mil palabras, la fotografía anexa tomada con motivo de la celebración chuchista por “el triunfo obtenido con la aprobación de la reforma energética”, habla por sí sola de la orfandad de lo que queda del cascarón del PRD.


Salvo que Andrés Manuel, contra la opinión mayoritaria de sus seguidores, esté dispuesto a poner la otra mejilla y extienda la mano salvadora a “los chuchos”, para bien de la urgente y necesaria unidad de la izquierda frente a la crisis económica global que ya golpea al pueblo de México, la única cicatriz válida es la que registrará la historia como testimonio de la traición de los discípulos de Aguilar Talamantes en la defensa del petróleo. Debe darse vuelta a la hoja, el Sol Azteca llegó a su ocaso, así que a otra cosa mariposa que al Movimiento de Resistencia Pacífica le ilumina ya la esperanza de un México mejor.

pulsocritico@gmail.com

http://pulsocritico.com

Ya no son especulaciones, el IFE actuó en contra de López Obrador

El Consejo Coordinador Empresarial violó la ley electoral de 2006

El tribunal juzgó ilegales los espots que el órgano empresarial difundió en ese año y pidió al IFE sanciones leves para el PAN, PRI y PVEM por su actitud pasiva.

México, DF. Este miércoles, el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) revocó una resolución del Instituto Federal Electoral (IFE) que exoneraba de responsabilidad al Partido Acción Nacional (PAN) y la entonces Alianza por México -conformada por los partidos Revolucionario Institucional (PRI) y Verde Ecologista de México (PVEM)- por la difusión de espots del Consejo Coordinador Empresarial (CCE) durante la campaña presidencial de 2006. En dichos espots, el organismo empresarial cuestionó la política económica impulsada en la plataforma del entonces candidato de la coalición Por el Bien de Todos (integrada por PRD, PT y Convergencia), Andrés Manuel López Obrador.

El tribunal resolvió que los partidos asumieron una actitud pasiva y tolerante ante la estrategia del CCE, y ordenó al IFE dictar una sanción individualizada para el PAN y el PRI, aunque en la ponencia el magistrado Pedro Estaban Penagos sugiere que la infracción sea leve.

La resolución advierte que el CCE sí violó disposiciones legales y benefició al PAN, PRI y PVEM en las elecciones presidenciales de 2006, por lo que éstos también son responsables y deberán ser sancionados por el IFE.

“Primero, se revoca la resolución impugnada; segundo, se remite el proceso administrativo sancionador a la autoridad responsable para que a la brevedad individualice las sanciones al PAN y la Alianza por México”, estableció.

La resolución se debió a un recurso de apelación interpuesto por el Partido de la Revolución Democrática (PRD) ante la decisión del IFE, que declaró infundada la queja del sol azteca contra el PAN y la Alianza por México por los promocionales del órgano empresarial.

Fabiola Martínez. La Jornada On Line, Publicado: 29/10/2008 16:54

La aplanadora

Con una mayoría aplastante, priístas, panistas, verdes y Nueva Izquierda, acompañados en algunas votaciones por Convergencia y el Panal, votaron el paquete completo de reformas enviadas por el Senado: las leyes de la Comisión Reguladora de Energía, para el Aprovechamiento Sustentable, la de la Comisión Nacional de Hidrocarburos, la de Aprovechamiento de Energías Renovables, la Orgánica de la Administración Pública y la Reglamentaria del 27, sin cambios.

Impide el FAP albazo en contratos incentivados. Los dictámenes ya se encontraban en la Gaceta Parlamentaria

El Frente Amplio Progresista (FAP) logró impedir, en una intensa negociación de último momento, un albazo de la triada PAN, PRI y PVEM, que en la exposición de motivos de los dictámenes a las minutas de las leyes reglamentaria del artículo 27 constitucional y de Petróleos Mexicanos, pretendía abrir la puerta a los contratos incentivados a empresas privadas nacionales y extranjeras.

En los considerandos, cuyo contenido es vinculatorio al articulado, priístas y panistas buscaron que Pemex y sus organismos subsidiarios pagaran “incentivos en función del desempeño” de los provedores o contratistas, además de realizar el pago por servicios del capital privado “calculado con base en la cantidad de hidrocarburos producida”, así como entregar contratos para la extracción de petróleo y gas a los empresarios que descubrieran nuevos yacimientos.

En la ley de Pemex, esos partidos intentaron abrir otra rendija a la privatización, al manipular los dictámenes aprobados el sábado, en los cuales no se incluían los contratos incentivados, pues la Comisión de Energía avaló sin cambios las minutas de los senadores. Ayer, sin embargo, lo publicado en la Gaceta Parlamentaria, relativo a dicha ley, expresaba:

“Los terceros podrán hacer sugerencias a Petróleos Mexicanos o sus organismos subsidiarios, a efecto de modificar los proyectos con la finalidad de mejorar el resultado del mismo. Estas sugerencias se reflejarán en un mejor desempeño de los organismos en lo relativo al cumplimiento de su objetivo… los organismos subsidiarios podrán, en función del proyecto, establecer remuneraciones con base en el desempeño, o bien incentivos por la buena realización o éxito del proyecto”.

También se incluía: “Se pueden pactar compensaciones adicionales tendientes a maximizar la eficacia o el éxito de la obra o servicio, con base en los elementos que de forma enunciativa, mas no limitativa, se refiere en este precepto”.

Y en los considerandos de la reforma a la ley del 27 constitucional se afirmaba: “Se tendrá un pago en función o con base en una fórmula o esquema predeterminado que le da certeza al contrato. De acuerdo con lo anterior, en la celebración de contratos es factible que Pemex o los organismos subsidiarios paguen incentivos en función del desempeño de los proveedores o contratistas, metas de producción, resultado exploratorio, etcétera”.

Se añadía que, al estar comprendidos en el presupuesto, los pagos “rompen el vínculo que pudiera existir entre la remuneración y los ingresos de un proyecto en específico, lo que no obsta para que se dé una relación directa del pago con el éxito o fracaso en la ejecución del proyecto; es decir, con la pertinencia, el resultado de la obra o servicio y demás circunstancias relacionadas con la construcción o cumplimiento de los proyectos”.

Al descubrir que el priísta Raúl Cervantes, abogado de ese partido, metió mano al dictamen, el perredista Juan N. Guerra inició la negociación en el pleno y refirió que tanto a Héctor Larios como a Emilio Gamboa se les advirtió que el FAP reventaría la sesión si no se retiraban esos considerandos que alteraban sustancialmente los aprobados el jueves por los senadores.

“Están rompiendo lo que cuidó el Senado, por la terquedad de meter por la puerta de atrás a los contratos incentivados”, declaró Guerra después de que él y Javier González Garza, coordinador perredista, realizaron un intenso cabildeo con Larios y Gamboa.

Al evidenciarse el albazo, pues los dictámenes se encontraban publicados en la Gaceta Parlamentaria, en sus ediciones 2622-I y 2622-II, Larios y Gamboa no tuvieron más que aceptar que el presidente de la Comisión de Energía, el panista David Maldonado, pidiera al presidente de la mesa directiva, César Duarte, retirara los considerandos y que el pleno rectificara y votara los enviados como minuta por el Senado.

Al iniciar la aprobación del séptimo dictamen de la reforma, con la ley de Pemex (sustitutiva de la orgánica), Maldonado intentó diluir el conflicto que se había generado por la reforma ilegal a los considerandos: “Con su permiso, señor presidente, en nombre de la Comisión de Energía, como presidente, pido omitir los considerandos que dictaminamos y que quede tal como lo envió la Cámara de Senadores”.

Enseguida, la perredista Valentina Batres dijo: “Ustedes cambiaron la exposición de motivos que venía del Senado, hoy querían presentarnos otra, desvirtuada, donde pretendían meter los contratos de riesgo, la estimulación de esos privados que tanto les interesan y el pueblo no les interesa nada. Ya salió el peine, ustedes no querían que se leyeran los dictámenes, porque esta exposición truqueada no era la que venía del Senado. ¿Confiar en ustedes? ¡Simplemente no! ¿En ustedes que prometieron empleo y hoy tenemos más de un millón 800 mil desempleados? ¿Que prometieron bajar el precio de la gasolina y ya tenemos 24 aumentos? ¿Y confiar en Calderón, que se robó la elección?”

Hasta entonces PAN-PRI-Verde y sus aliados en Nueva Izquierda, entre ellos Ruth Zavaleta, se habían mantenido en la tesitura de aprobar el contenido de todos los dictámenes sin cambios. Zavaleta se equivocó y dio su aval a la modificación propuesta para prohibir la entrega de áreas exclusivas a empresas privadas, como propuso López Obrador. Al darse cuenta, dijo a Duarte: “Perdón, voy a corregir mi voto. Es en contra”. Incluso, la aplanadora fue tal que arrolló las propuestas de priístas como Carlos Rojas y Alfredo Ríos Camarena.

El diputado michoacano por el PRD Antonio Soto Sánchez la emprendió contra el presidente de la Comisión de Energía y advirtió: “Yo sé que la votación la vamos a perder, y se me hace ocioso, pero yo quisiera que no dejáramos pasar lo que ha sucedido hoy aquí. El presidente de una comisión (Maldonado) ordinaria se prestó a que hubiera en el dictamen de la minuta correspondiente una exposición con consideraciones que no reflejan el articulado enviado por la colegisladora.

“Esto moralmente es reprobable, pero además debiera tener implicaciones legales. No debiera ser presidente de una comisión tan importante. Si tiene dignidad y vergüenza debiera dejar la presidencia de esa comisión. ¡Alguien le ordenó que lo hiciera! Porque estoy seguro que de él no dependió. Hay un autor intelectual y hay quien escribió ese documento, que contraviene el espíritu de nuestra colegisladora”.

Casi al cerrar una atropellada sesión que duró seis horas diez minutos, el priísta Ríos Camarena definió lo sucedido en el salón de plenos, al revirar una interpelación del panista Juan José Rodríguez Prats: “Yo les pediría que voten todos, que pueda abrirse el debate, y entonces sí debatimos, pero mientras siga la aplanadora sacando nuestras propuestas, qué caso tiene que acepte preguntas. Dennos la oportunidad y vamos al debate y los que crean que tengan compromiso con el Congreso, ¡voten conmigo! No es correcto que la Cámara de Diputados y el Senado permanezcan al margen de este manejo indebido de los contratos a los que habrá mucho que agregar”.

La Jornada. Roberto Garduño y Enrique Méndez

En histórico discurso Andrés Manuel López Obrador afirmó ayer ante diputados que integran la mesa directiva que la lucha por la defensa del petróleo será permanente y advirtió que regresará a San Lázaro antes del 15 de noviembre para defender sus planteamientos en favor de la economía popular.


Antes de iniciarse la sesión ordinaria, el ex candidato presidencial aseguró a los legisladores, en un mensaje que se transmitió por el Canal del Congreso: “Está en sus manos dejar en claro que se necesita prohibir de manera expresa” otorgar contratos en áreas de explotación de hidrocarburos, y les pidió que no se conviertan “en cómplices de la entrega de nuestro territorio y de la violación de la soberanía”.

Enfático, les solicitó no ser instrumentos de la privatización y defendió que lo hasta ahora logrado para evitar la entrega de los hidrocarburos a particulares, nacionales y extranjeros, “se debe en lo fundamental a nuestro movimiento”.

Al darle la bienvenida, César Duarte, presidente de la mesa directiva, expuso que “es obligación de la Cámara de Diputados escuchar todas las voces y todos los puntos de vista; como usted sabe, señor licenciado Andrés Manuel López Obrador, el sistema político mexicano cuenta con canales para expresar opiniones y hacer propuestas.

“Las decisiones que se toman son producto del respeto de todas las fuerzas políticas y la sociedad, a quienes representan. El respeto a la pluralidad de opiniones ha sido una constante en esta legislatura; el encuentro con usted es una demostración de congruencia”.

El presupuesto

Mientras, en lo que será la tercera etapa del movimiento social, López Obrador aseguró que enfocará su atención en la adecuada orientación del presupuesto de 3 billones de pesos con que contará el Ejecutivo federal para 2009. “Ustedes van a tener en sus manos esta decisión y deben ver hacia dónde se orienta el presupuesto; si se va a seguir orientando para rescatar y proteger a los de arriba o se utilizará para apoyar y proteger al pueblo”, les dijo.

Mientras Ruth Zavaleta, de Nueva Izquierda, vicepresidenta de la mesa directiva por el PRD, hacía muecas de burla contra el ex candidato presidencial y dibujaba bolitas en un papel, éste sugirió reducir el gasto superfluo del gobierno, terminar con los privilegios de la alta burocracia y hacer que viva en la justa medianía. “Incluyendo el sueldo del presidente usurpador, los de los ministros de la Corte, jueces, magistrados, los de ustedes, diputados federales y senadores”. Esto último provocó sonrisas nerviosas entre los legisladores y mofas de los reporteros que presenciaban la reunión: “¡Uy sí, a ver cuándo lo aceptan!” Desde ese momento, el poco conocido José Luis Espinosa Piña, vicepresidente de la mesa directiva por el PAN, comenzó a incomodarse, a grado tal que le reclamaba a Alejandro Chanona, de Convergencia, y al presidente de la Cámara, César Duarte, para que terminaran con el encuentro.

El mensaje político de López Obrador fue seguido por los intelectuales, profesionistas y técnicos que lo acompañaron: Raquel Tibol, Laura Esquivel, Carlos Payán, Lorenzo Meyer, Francisco Garaicoechea, Daniel Giménez Cacho, Arnaldo Córdova, José Agustín Ortiz Pincheti, los senadores Ricardo Monreal, Rosalinda López, Rosario Ibarra y Dante Delgado. También lo acompañó el ex candidato de Izquierda Unida a la dirigencia perredista, Alejandro Encinas.

A ellos se sumaron, entre otros, los diputados Emilio Ulloa, Humberto Zazueta, Mónica Fernández, Alfonso Suárez del Real, Valentina Batres, Camerino Márquez –vocero de la bancada perredista–, Juan N. Guerra, Cuauhtémoc Velasco. También estuvieron los priístas que no simpatizan con la privatización, Alfredo Ríos Camarena, Alberto Amador Leal y la vicepresidenta Martha Hilda González Calderón.

Los asistentes escucharon con marcada atención el discurso de López Obrador, a excepción de Ruth Zavaleta, que hojeaba un texto y continuaba haciendo bolitas en el papel cuando éste expuso su postura en torno a los bloques y áreas reservadas para la explotación de hidrocarburos.

“En esencia se pretende que en toda la zona petrolera del país, terrestre y marítima, sobre todo en el Golfo de México se hagan parcelas, primero que se haga una retícula, que se divida todo lo que es el territorio petrolero. Que se hagan parcelas, lotes –para que se entienda mejor– para conceder estas parcelas, estos lotes, estos bloques a empresas extranjeras que manejarían, en exclusiva, la exploración y la producción de petróleo.

“Con este proyecto, por ejemplo, el área clasificada como aguas profundas, que abarca una superficie de 575 mil kilómetros cuadrados en el Golfo de México, y que significa más de la cuarta parte del territorio nacional, sería cuadriculada y dividida en 115 bloques o lotes de 5 mil kilómetros cuadrados cada uno”, aseguró.

Expuso haber aceptado comparecer ante la mesa directiva para “evitar que se cometa el mayor agravio al pueblo de México y a la nación en la historia reciente de nuestro país”. Aprobar la reforma (votada a favor siete horas después), dijo, contraviene el espíritu y la letra de la Constitución, y abre las puertas para que empresas y gobiernos extranjeros puedan explorar y explotar el petróleo.

“Es evidente la intención que se tiene y la trampa que hay en las reformas legales que ustedes pretenden aprobar… pueden decir que esto de los bloques no está permitido en la Constitución, porque últimamente se viene diciendo eso, y nosotros lo que queremos es que se prohíba expresamente”, declaró.

Ejemplificó: “En 2003, el señor Felipe Calderón, como secretario de Energía, entregó los primeros bloques de territorio nacional sin estar en la Constitución. ¿Con qué atribución legal Calderón licitó y entregó a empresas extranjeras ocho bloques de nuestro territorio nacional? ¿Cuál fue la ley utilizada para respaldar la asignación de bloques? Entonces no es nada más que no esté permitido, ya se ha hecho. Se necesita prohibir de manera expresa”.

Advirtió: “Van a convertirse en cómplices de la entrega de nuestro territorio y de la violación de la soberanía nacional… ¿Cuál es la prisa? Vamos a ventilar este asunto con toda responsabilidad y vamos a resolver de acuerdo a lo que mejor le conviene a México, y lo que garantice que no se entregará nuestro territorio y nuestra soberanía.

“No olviden ustedes que son representantes populares y no simples instrumentos al servicio de intereses creados. Tienen la oportunidad histórica de actuar con lealtad al pueblo y con patriotismo. La vida, como todos sabemos, es demasiado corta como para que la ensuciemos dejándonos dominar por la codicia y por el interés personal o de grupo. La patria no se vende. La patria se ama y se defiende.”

La Jornada. Enrique Méndez y Roberto Garduño

A %d blogueros les gusta esto: