Salte la navegación

Pulso crítico

J. Enrique Olivera Arce

A los políticos no les gustan las crisis. Mucho menos cuando no está en sus manos resolverlas. Le tienen miedo a hombres y mujeres comunes que involucrados, pudiera darles por la inquietud social, la protesta pública y el retiro del voto de confianza. Si en ellos estuviera, ya sea ocultándoles bajo la alfombra o con capacidad para enfrentarles, las crisis no figurarían en el prontuario político. Por ello no debe sorprendernos que frente a la actual crisis, que ya evolucionó de financiera a recesión de la economía norteamericana y en el resto del mundo para esa nefasta situación nos conduce la globalización, los responsables del gobierno federal y de la entidad, unos días la aceptan, en otras ocasiones se desdicen, y al día siguiente toman el camino más fácil de ignorarla.

Resultando ese doble juego gubernamental, tan o más inquietante que enterarnos por otros medios alternos de que no existe blindaje que valga. Pues si de por sí, aunque no lo queramos o no nos guste, nos gana la incertidumbre, la actitud de los responsables de la administración pública podría orillar a la población a una histeria colectiva, cercana al pánico, ante la evidente percepción de que los titubeos de los conductores de la sociedad son simplemente fruto de la ignorancia. Si los pastores no conocen del peligro del camino andado, los borregos se dispersan, quedando a merced del lobo.

Podríamos referirnos a las burradas, mas que inconsistencias de un Secretario Federal de Economía. Su absoluta falta de sensibilidad e inteligencia da mucha tela de donde cortar para la crítica y el abucheo, pero baste saber que forma parte del equipo de cuates de Los Pinos, para no perder tiempo en ello, ya que es pública la proclividad de tal grupo de amigos a dejarse llevar por su naturaleza.

Lo que si nos merece atención y cierto respeto, es lo que nos ofrece el Poder Ejecutivo Estatal y su extensión de amanuenses que conocemos por Legislatura o Congreso local. En nuestro entorno más cercano, lo que digan o dejen de decir o hacer funcionarios y políticos, es de nuestra incumbencia directa; nos afecta o nos beneficia, nos premia o nos castiga y, en un descuido hasta nos bursatiliza mero cuando lo que prevalece es la volatilidad en la bolsa de valores.

Por eso, cuando el efecto global de la crisis financiera y económica ya nos hace los primeros arrumacos, llama la atención que un día nos digan que contamos con el hombre prodigio que en materia de finanzas, es tan experto que podría aspirar a gobernarnos, y que de el depende el equilibrio y sanidad de los dineros públicos para sostener el blindaje indispensable, y días después, se contraten los servicios de un ex gobernador para asesorar al titular del ejecutivo en la materia de la que es ducho Javier Duarte. Inexplicable el hecho pero así se dan las cosas en tiempos de crisis.

Pero lo más sorprendente es la cautela del Secretario de Desarrollo Económico, que a sabiendas de que no conoce de economía y mucho menos de la dialéctica del subdesarrollo, opta por hacerse como que la virgen le habla. Para este empresario e improvisado funcionario público, la crisis del capitalismo no existe; en tanto no merme el pago de colegiaturas y existan jóvenes emprendedores que conozcan de la dinámica neoliberal de nuestro tiempo.

De Doña Silvia ni hablar. Bastante hace una hacendosa ama de casa al frente del desarrollo social y el cuidado del medio ambiente. Y así podríamos pasar lista de funcionarios y políticos, incluido el diputado choleño que confunde informar al pueblo con una pasarela priísta preñada de alabanzas al gobernador; todos ajenos al deterioro de la capacidad real de compra de los consumidores frente al alza de los precios, a la ya inalcanzable canasta básica para las mayorías, a la pérdida de los ahorros para el retiro, o la amenaza latente del retorno de migrantes a un campo empobrecido. No saben ni leen sobre la crisis, su analfabetismo funcional o su ignorancia, les otorga el privilegio del blindaje.

pulsocritico@gmail.com

http://pulsocritico.com

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: