Salte la navegación

Pulso crítico

J. Enrique Olivera Arce


Gane o pierda en el intento por hacer de Tuxpan sede de la proyectada nueva refinería, el Maestro Fidel Herrera Beltrán en 25 minutos de exposición sobre la fortaleza de su propuesta, se echará a la bolsa a la mayoría de los veracruzanos en edad de votar.

Si el gobierno federal se inclina por la construcción de la refinería en territorio veracruzano, ello constituirá un triunfo inobjetable para el gobernador. Si la decisión apuntara a favor de otra entidad federativa, fuere cual fuere, para la ciudadanía quedará claro que Fidel puso su mejor esfuerzo para bien de Veracruz y que el panismo en el poder se sacó el as de la manga con intenciones abiertamente electorales.


Así, lo que para muchos, incluida Beatriz paredes y Manlio Fabio Beltrones, el foro convocado por Calderón no va más allá de una pérdida de tiempo, show mediático como pretexto para lavarse las manos en cuanto a la decisión final, para el maestro Herrera Beltrán constituye oportunidad estratégica para salir por la puerta grande al término de su mandato, así como plataforma de lanzamiento en sus aspiraciones a contender por la presidencia de la República. Bien jugado, no cabe duda.


En cuanto a su propuesta en sí, de acuerdo a lo divulgado por algunos medios, pugnando no por una, sino por tres refinerías, incluyendo una de diesel,  indudablemente que será objeto de polémica, así como de rechazo por parte del Movimiento Nacional en Defensa del Petróleo, e incluso de corrientes significadas del priísmo que se oponen a la privatización, en tanto contempla reformas a la legislación vigente en materia de energéticos recién aprobada, al considerar la construcción de la o las factorías a proponer, e incluso el refinado de crudo nacional,  bajo la fórmula de asociación de capital público y privado. Sin faltar señalamientos,  abiertos o encubiertos de cabildeo de Fidel Herrera a favor de empresas trasnacionales con las que mantiene diálogo. Ese es un riesgo que calculadamente corre el gobernador veracruzano, confiado en el alto grado de aceptación que de acuerdo a encuestas, tiene su gestión al frente del poder ejecutivo estatal, pero también en la desinformación existente en amplias capas de la sociedad veracruzana.


Esto último como contribución de la mayoría de los medios comerciales de comunicación, que han propalado la idea de que los yacimientos de oro negro localizados en la entidad, son patrimonio de los veracruzanos y no propiedad de la Nación. Siendo, por tanto, potestad de Veracruz el exigirle a la federación retribución onerosa por la extracción y destino final de su petróleo. Así como tener voto de privilegio en la toma de decisiones inherentes a la explotación petrolera en territorio veracruzano. Idea que pasa por alto el espíritu del pacto federal consagrado en la Carta Magna, sin más objetivo que exaltar la imagen del Maestro Fidel Herrera como defensor inequívoco de lo que se considera patrimonio estatal.


A lo que podría apostarse, porque así lo determina la correlación de fuerzas políticas que priva actualmente en México, es que de tomarse la decisión final a favor de Tuxpan, Fidel gana pero no será así en lo que se refiere a la asociación de capital público y privado para la construcción y operación de la refinería. Una cosa es seguirle el juego a Calderón Hinojosa para obtener la sede de la factoría, y otra, muy diferente, ir en contra de la historia.


pulsocritico@gmail.com

http://pulsocritico.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: