Skip navigation

Pulso Crítico

J. Enrique Olivera Arce

La evidente debilidad del proyecto del PRI en Veracruz con vías a la sucesión del Maestro Fidel Herrera Beltrán, se refleja nítidamente en las actitudes paranoicas que se asumen frente al adversario político potencialmente más competitivo de la contienda. El miedo exacerbado se impone por sobre la objetividad en el análisis e interpretación de los diversos escenarios que conforman la vida política de México y de la entidad; la percepción de un panismo que se derrota a sí mismo en todo el país no se considera y, antes al contrario, se asume que el enemigo personal de Herrera Beltrán y adversario panista de Javier Duarte de Ochoa en la búsqueda de la gubernatura, cuenta con más fortalezas que debilidades, contemplándosele como el enorme reto a vencer.

En este marco, priístas de todos tamaños, unos muy cercanos al ejercicio del poder público en la entidad, no tienen otro tema que no sea la amenaza que representa Miguel Ángel Yunes Linares para el éxito del proyecto de Javier Duarte y la continuidad de la “fidelidad”. Bien sea sobredimensionando sus oscuros antecedentes ó minimizando su capacidad como operador político y su amplia red de apoyadores, entre los que paradójicamente se incluyen a no pocos priístas de la vieja guardia. Insistiéndose en que un perdedor consuetudinario como el ex director del ISSSTE se enfrenta a un gobernador que nunca ha perdido una elección. Olvidándose que el candidato que la ciudadanía debería contemplar como opción para la elección del 4 de julio, es Duarte de Ochoa y no Fidel Herrera Beltrán.

Y siguen las paradojas con las que se destaca la prevalencia del miedo y se pierde la objetividad:

“Fidel Herrera Beltrán es el primer gobernador que en muchos años llega al final de su mandato sin haber perdido un ápice de poder”. Esto nadie lo pone en duda, ¿luego a que se le teme?

“Fidel Herrera Beltrán con su gran capacidad de trabajo, cercanía con la gente e inigualable promotor de la inversión y el empleo, cuenta con la aceptación de cuando menos el 90 por ciento de aceptación entre sus gobernados”. Podría aceptarse sin conceder tal aseveración en un juicio objetivo, sin embargo para el priísmo no cabe la menor duda, ¿luego a que se le teme?

“Fidel Herrera Beltrán es el mejor de todos los gobernadores del país, contando con el reconocimiento nacional e internacional por su visión de Estado, finanzas públicas sanas, políticas públicas exitosas y un sustentado potencial  para aspirar a la candidatura de su partido a la presidencia de la República en el 2012”. Si nos atenemos a la versión mediática sobre el tema, para la ciudadanía no existe ningún elemento en que sustentar lo contrario, ¿luego a que se le teme?

“El Proyecto de Javier Duarte de Ochoa, bajo la tutela del gobernador, marcha sobre caballo de hacienda por lo que ya se le puede considerar como el virtual gobernador de Veracruz”. Lo afirmamos hace más de un mes, el joven diputado federal con licencia “será candidato único porque así lo decidió tiempo atrás la corriente de la fidelidad”. Y así se dieron las cosas, luego entonces que necesidad había de darle la espalda a las formas, exhibiendo el talante antidemocrático de la burocracia partidista al servicio de Fidel Herrera Beltrán, cerrándole las puertas a las aspiraciones de Héctor Yunes Landa y poniendo en riesgo la unidad del priísmo en Veracruz. ¿Miedo a que el diputado local con licencia pudiera desbancar a Duarte en la contienda interna?

Ahora es el propio Maestro Herrera Beltrán quien pone en duda la bondad de su proyecto transexenal, observando moros con tranchete a diestra y siniestra que  pudieran arrebatarle el triunfo en la elección de gobernador. Ya no sólo arremete contra el gobierno federal en abstracto y sus delegados en la entidad. También personaliza sus constantes señalamientos a Felipe Calderón Hinojosa, por haberle impuesto al PAN un candidato “antipopular” en Veracruz, sin parar mientes en que el michoacano, nos guste o no nos guste, lo aceptemos de buen grado o como un “espurio” impuesto por el PRIAN, es presidente de la República, Jefe del Estado Mexicano y salvaguarda constitucional de las instituciones. ¿Qué necesidad?, si como es del dominio público el gobernador impulsó y respalda a Javier Duarte de Ochoa, considerándolo capaz de derrotar a sus adversarios políticos así sea en una justa por principio asimétrica?

Y por si fuera poco, ahora, presumiblemente sin elementos contundentes para respaldar una acusación de tal magnitud, arremete contra el Ejército Mexicano, advirtiendo que éste podría ser utilizado con fines partidarios por la presidencia de la República, como si nuestras fuerzas armadas fueran proclives a actuar como los clásicos “mapaches” del priísmo.

Reitero: ¿Qué necesidad que no sea aquella que provoca un alto grado de paranoia ante la sola y lejana posibilidad de que el proyecto del PRI para la sucesión pudiera fracasar frente al PAN y su “aborrecible” abanderado?

pulsocritico@gmail.com

http://pulsocritico.com

Anuncios

One Comment

    • Francisco
    • Posted marzo 28, 2010 at 12:39 pm
    • Permalink

    VAMOS MIGUEL ANGEL YUNES LINARES, ESTA ES LA NUESTRA TU PUEDES, TIENES TODO NUESTRO APOYO, ERES EL MEJOR, MUERA EL PRI FUERA!!! YA TIENE 80 AÑOS EN EL PODER CASIQUES ESTAN PEOR QUE PORFIRIO DÌAZ.

    Me gusta


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: