Skip navigation

En Perspectiva

J. Enrique Olivera Arce

El virtual candidato a la gubernatura de Veracruz por la Coalición PT, Convergencia y PRD, senador con licencia, Dante Delgado Rannauro,  dio a conocer que será el martes 16 de marzo cuando dé inicio su precampaña, manifestándose respetuoso de los tiempos que marca la ley electoral y porque será hasta entonces cuando de manera abierta pueda ya hablar de un proceso en el que, de ninguna manera, con su participación y propuestas pretenda violentar el clima de civilidad que exigen los veracruzanos.

Postura del ex gobernador interino, fundador y líder moral de Convergencia, que es congruente con la actitud que ha venido asumiendo a lo largo de los últimos meses, manteniéndose al margen de dimes y diretes y descalificaciones en que se han visto envueltas las fuerzas políticas dominantes en la entidad; guerra de lodo que por principio la ciudadanía, dentro del hartazgo con que cotidianamente sobrelleva un quehacer político del que se siente ajena y víctima, condena.

Con tal postura del senador con licencia, es que ahora se entiende la discreción de una actuación que se ha circunscrito a la promoción con bajo perfil de la denominada “Propuesta para el Desarrollo, Veracruz 6.30”. Conducta que muchos hemos interpretado como tibia, así como ajena a la voluntad de triunfo que debe caracterizar a quien aspira a la gubernatura de la entidad por los partidos de la alianza de centro izquierda. Ya no digamos los rumores que los detractores de Dante Delgado han propalado sobre un supuesto arreglo en lo oscurito con el Maestro Fidel Herrera Beltrán para que la coalición opositora juegue el papel de patiño, restándole votos al PAN en la elección del próximo cuatro de julio para beneficiar  al PRI.

De mantenerse en tal nivel de congruencia, recurriendo más a la civilidad que al encono y la confrontación esteril, el paso siguiente que deberíamos esperar es que como abanderado ponga orden al interior de la coalición que le postula, contagiándole, sumando y no restando y dividiendo, para que ésta no caiga en la provocación, el torpedeo amigo tan común entre las diversas tribus y grupúsculos del perredismo fiel así como en el repudiado colaboracionismo con la administración fidelista de no pocos convergentes. También es de esperarse que no eche en saco roto la urgente necesidad de democratizar a su propio partido, privándole de autoritarismo e imposiciones que la experiencia a demostrado son contraproducentes en la búsqueda del voto ciudadano.

Si Dante Delgado Rannauro logra superar lo que por ahora parece ser un reto insuperable para las fuerzas electorales de centro izquierda, podría perder coyunturalmente la elección, truncándose sus legítimas aspiraciones y posiblemente, en razón de su edad cronológica, dar por concluida su carrera política pero, a cambio, la sociedad veracruzana saldría ganando.

Esperemos que el senador con licencia sea lo suficientemente inteligente, capaz y oportuno para trasmitir a la coalición y a la sociedad el valor de la civilidad, la propuesta constructiva, la legítima sed de triunfo y la congruencia, en una contienda que enfrenta a adversarios políticos y no enemigos. Este podría ser el camino para asegurar el triunfo en las anheladas aspiraciones de Dante Delgado Rannauro.

Correo electrónico: pulsocritico@gmail.com

Semanario digital: http://pulsocritico.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: