Salte la navegación

Monthly Archives: julio 2010

Dirigentes espurios

El “dirigente” estatal del PRD Celso David Pulido Santiago y el secretario general de ese instituto, Juan Carlos Mezhua Campos, dieron su espaldarazo al gobernador electo Javier Duarte de Ochoa a quien pidieron audiencia en los próximos días. Pulido Santiago dijo que pese a que aún siguen vigentes las impugnaciones ante el Tribunal Electoral Federal, aseguró que el Tribunal Estatal Electoral ya decidió y aseguró que la constancia de mayoría a Javier Duarte se dio “con apego a derecho”.

¡Desvergonzados!

¿Qué más pruebas necesita la militancia para mandar al diablo a la dirigencia espuria que vendió al partido?

Pulso crítico

J. Enrique Olivera Arce

¿Usted entiende, estimado lector, qué está pasando con la elección de gobernador? Yo, para serle franco, tampoco. Para mí que de tanto pensarle se les pasó la mano y el arroz se les batió. Javier Duarte, es y no es quien afirma ser. Por disposición del Tribunal Electoral de Veracruz, es ya gobernador electo y así lo asume el joven priísta y su cauda de seguidores busca chambas, en tanto que, de conformidad con lo dispuesto por la legislación vigente, lo será hasta que el Tribunal Federal Electoral emita la última palabra tras haber sido impugnada su elección. Vaya enredo.

Pero no somos los únicos que estamos en ascuas. Los mismos priístas dudan frente a la incertidumbre, en tanto que los panistas tiemblan ante la nada lejana posibilidad de que sus argumentos legales no sirvan para nada, si la última palabra es inducida por la mano negra de una negociación cupular  en lo oscurito. Unos y otros al parecer tienen razón. Nadie sabe ni sabrá a ciencia cierta como habrá de concluir el atípico cochinero en que se transformara el proceso inconcluso de la elección de gobernador en Veracruz.

Lo único que queda claro, por obvio, es que el Tribunal Electoral veracruzano se excedió en sus facultades, anteponiendo el cumplimiento de consigna dictada a las formas a que obliga la alta investidura de los señores magistrados.

Si las cifras definitivas que arrojara el cómputo preliminar del IEV nunca cuadraran, los pasos dados por los señores magistrados para la dictaminación y emisión de la constancia expedida a favor de Javier Duarte de Ochoa, nunca fueron congruentes en tiempo y forma, como lo denunciara ya en comunicado de prensa el panismo veracruzano. En su prisa por dar cumplimiento a la orden superior de ungir cuanto antes como gobernador electo al delfín del Maestro Fidel Herrera Beltrán, se les cuatrapearon los tiempos y dictaminaron a posteriori de la entrega de la constancia de mayoría a favor de Javier Duarte de Ochoa. No lo digo yo. Lo afirma el equipo de Miguel Ángel Yunes Linares y da cuenta de lo anterior el consejero del Panal ante el IEV, Emilio Cárdenas Escobosa, quien de ninguna manera se traga el que los señores magistrados, aún sin recibir la totalidad de los paquetes de impugnación, en un proceso “Fast Track” calificaran como válido el triunfo del ex titular de Sefiplan.

Ya lo afirmaba en un apunte anterior, “A la par que se pierden las formas, exhibiendo el fondo, la vergüenza  pasa a segundo plano cediéndole el paso al cinismo”. Lo que hasta ahora ha filtrado la prensa sobre el comportamiento por demás irregular del Tribunal Electoral de Veracruz, es una cínica expresión de hasta donde la voluntad popular, la legislación electoral, y el prestigio del Poder Judicial, vale menos que nada, cuando está de por medio el autoritarismo y enfermizo afán de las altas esferas del poder por imponer su santa voluntad.

El arroz ya se batió y lo que debió ser un proceso transparente, apegado a derecho y, por ende, respetuoso de los tiempos y del respetable en galerías, se le revierte a la cocinera. Entre las impugnaciones se suma ahora de manera destacada la irregularidad en el comportamiento de los magistrados veracruzanos. ¡Pero que necesidad!.

Así las cosas, la espera se prolonga acompañada de un clima cada vez más ominoso, en el que la víctima no es otra a la vista que Javier Duarte de Ochoa, joven bien intencionado y hasta ahora limpio y sin cola que le pisen. Estrategas y gran parte de la prensa, le inflaron de tal manera frente a sus adversarios, que hoy el priísta está a punto de reventar. Todo exceso es malo, diría mi gastroenterólogo, por algo lo afirma. Lo cierto es que ahora la paellada se pospone hasta noviembre o, si bien le va a los que gustan de acelerar los tiempos, a mediados de septiembre para con ello celebrar las fiestas del bicentenario.

Ni usted ni yo, estimado lector, entendemos maldita la cosa de los cochupos de nuestra clase política. Llámense priístas, panistas o pedorristas, pero la mera verdad es que frente a lo que observamos y escuchamos, ya no quedan ganas de cumplir con el sagrado deber de sufragar. ¿Usted que opina?

pulsocritico@gmail.com

http://pulsocritico.com

Discurso de Andrés Manuel López Obrador en el Zócalo. 25/07/70

Andrés Manuel López Obrador

PROYECTO ALTERNATIVO DE NACIÓN (Síntesis)

CIUDAD DE MÉXICO (23/JUL/2010).- El gobierno federal reconoció este viernes el liderazgo de Martín Esparza como representante del Sindicato Mexicano de Electricistas (SME). José Francisco Blake Mora, secretario de Gobernación, señaló en conferencia de prensa que se instalará una mesa de diálogo de alto nivel con las representaciones de la dependencia que encabeza, la Secretaría del Trabajo y el SME. Martín Esparza afirmó que como parte de los acuerdos se estableció otorgar la toma de nota a los 26 miembros del Comité Central y hacer un listado para verificar los puestos y salarios y otros datos de los que no se han liquidado, con lo que se llegó al acuerdo de levantar la huelga de hambre. El Informador

Pulso Crítico

J. Enrique Olivera Arce

A la par que se pierden las formas, exhibiendo el fondo, la vergüenza  pasa a segundo plano cediéndole el paso al cinismo. Aquellos políticos que diciéndose ser respetuosos de la ley, exigiendo de sus adversarios apego al estado de derecho, lejos de guardar las formas violentan la norma que defienden, exhiben desverguenza y se asumen como cínicos. Javier Duarte de Ochoa incurre en ello, al pasarse por lo más pando lo que el Código Electoral de Veracruz establece como paso obligado en el tránsito de candidato a gobernador electo.

El Sr. Duarte no es gobernador electo. El Tribunal Electoral de Veracruz no ha calificado aún la elección de gobernador y, por lo consiguiente, tampoco ha emitido fallo alguno sobre el particular. No obstante, el delfín del Maestro Fidel Herrera Beltrán a los cuatro vientos y por todos los medios a su disposición y alcance, se proclama anticipadamente como triunfador de un proceso electoral que no culmina del todo. Tomándose la libertad de nombrar a otro delfín, este de la Sra. Elba Esther Gordillo, quien en su carácter de coordinador del equipo de transición, le representará en los trabajos de entrega y recepción del Poder Ejecutivo de la administración pública veracruzana, habiendo trascendido que Tomás Ruíz ocupara el cargo de secretario de planeación y finanzas. ¿Pago de factura?

Pero no sólo violenta lo dispuesto legalmente en materia electoral desentendiéndose de las formas. Con su actitud triunfalista falta al respeto a quienes como adversarios enfrentara en la contienda, provocándolos, y lo más relevante, desprecia la inteligencia de tres millones de veracruzanos que sufragaran el pasado domingo 4 de los corrientes.

Con todo y lo que se diga en contrario en amplios círculos del priísmo, la mayoría de los sufragantes  no votó a favor del joven delfín. Esto debería ser suficiente para que el Sr. Duarte guardara compostura y discreción, esperando a que el Tribunal Electoral le declarara gobernador electo, respetando con ello los plazos que la legislación establece. Pero no, al presunto triunfador se le queman las habas, se adelanta como adelantara su campaña electoral y, con todo cinismo, se asume como el gobernador electo por la voluntad de la mayoría. Se engaña a sí mismo y pretende que la ciudadanía se de por engañada y satisfecha.

Para muestra basta un botón. Si antes de ser calificado por el Tribunal ya miente a los veracruzanos, que podemos esperar del Sr. Duarte cuando por mandato constitucional asuma el gobierno de Veracruz, si no pasa otra cosa. Guardar las formas es lo mínimo que deberían recomendarle sus estrategas post electorales.

Lo paradójico es que es y no es lo que pretende. Su subordinación a quien lo eligiera como candidato es más que evidente. Su estratega de comunicación social, una señora por cierto muy cuestionada y que le fuera impuesta, no ha tenido el cuidado de negociar con la prensa el como evitar que se exhiba en los medios el alto grado de dependencia del Sr. Duarte con respecto a su mentor. La imagen mediática del delfín se pone a la par de la de Fidel Herrera Beltrán, el mismo color escarlata y el mismo discurso triunfalista, sin el menor asomo de un obligado deslinde. Temas tan desgastados como la inversión, el empleo y el acercamiento de Veracruz al primer mundo, a los que tanto recurriera en su discurso triunfalista el aún titular del Poder Ejecutivo estatal, no deberían figurar en la agenda mediática de quien ávido de legitimación, insiste en cobijarse tras la sombra de su hacedor.

El proyecto transexenal de la Fidelidad por Veracruz, quedó en eso, simple proyecto de pensamiento único al que se le opusiera con contundencia el pluralismo político de la gran familia veracruzana. Insistir en revivirlo y prolongarlo, es ocioso. El Sr. Duarte debería asimilarlo y ofrecer a los veracruzanos rostro e ideas renovadas, antes que incurrir en soberbia y triunfalismo anticipado.

Javier Duarte de Ochoa no es gobernador electo, pero aunque lo fuera, el hartazgo de casi seis años de políticas escarlatas antipopulares, exige humildad, discreción, diálogo y gobierno para todos sin distingo partidista. Piénselo Sr. Duarte, la legitimidad se gana respetándose a sí mismo y a los demás. Hay se lo dejo de tarea.

pulsocritico@gmail.com

http://pulsocritico.com

J. Enrique Olivera Arce

Los resultados definitivos del proceso electoral de sucesión de Fidel Herrera Beltrán en el gobierno de Veracruz, estarán sujetos a lo que los tribunales electorales, estatal o en su caso el TRIFE, determinen y, mientras esto sucede, la llamada izquierda electoral deberá asumir que ya se transita en el largo y escabroso camino de la elección presidencial del 2012. Debiéndose atender a diversos supuestos que a mi juicio irán configurando un nuevo escenario para las distintas corrientes de centro izquierda que, en un nuevo intento por participar y pesar en el proceso, le apostarán a un frente amplio electoral.

La elección en Veracruz quedó atrás. Sea quien fuere el próximo gobernador en la entidad, su designación oficial se conocerá hasta el mes de noviembre, pero es indudable que éste, a su vez,  en su momento tendrá que enfrentar a una oposición a la que deberá considerar seriamente en la toma de decisiones, para así obtener un mínimo de consenso que le permita gobernar sin tropiezos. Para la izquierda esto debería ser la primera conclusión a sacar si es que se pretende avanzar. Asumiéndose que la nueva administración pública veracruzana desde sus inicios estará acotada, primero, por la Legislatura en la cual ni el PRI ni el PAN contarán con mayoría absoluta y, segundo, por finanzas públicas deficitarias sobre las que habrán de gravitar cuantiosas deudas heredadas; obligándose a privilegiar gobernabilidad por sobre otro desgastante esfuerzo electoral con vías al 2012.

Lo anterior permite considerar un escenario inédito para un Veracruz que vive de y para la política electoral. Siendo este el punto de partida para afrontar los retos y tareas a que están obligadas las corrientes de centro izquierda electoral, si su propósito es salir de su marasmo en la entidad.

Agotado el esquema de la Fidelidad como proyecto transexenal del PRI, sustentado en el falso supuesto de que todo es rojo en la geografía política veracruzana y en el mito de la infalibilidad, omnipotencia y omnipresencia del Maestro Fidel Herrera Beltrán, se transita ya por un complejo proceso de reacomodo de las diversas fuerzas que configuran el espectro político electoral. Este a mi modesto entender, ofrecerá nuevas posibilidades de rescate, crecimiento y fortalecimiento de los ahora cascarones partidistas de Convergencia, PRD y PT, e inclusive, para el movimiento social plural de resistencia ciudadana que encabeza el lopezobradorismo, llamado a jugar un importante papel en la elección presidencial del 2012, si se decide a salir del closet.

En este nuevo escenario de la vida política de Veracruz, a mi juicio resaltan varios elementos a considerar como contexto previo para todo esfuerzo unitario de las fuerzas electorales de centro izquierda, que merezca tanto el respaldo del lopezobradorismo como de aquellos ciudadanos considerados “indecisos” pero que, por sus condiciones de vida, expectativas de inclusión, crecimiento y aspiraciones futuras canceladas, se identificarían con los propósitos y objetivos de un amplio  movimiento social en la construcción de un frente ciudadano, único y renovado.

  1. Las derrotas enseñan. Las militancias del PRD, Convergencia y PT, e incluso el movimiento lopezobradorista en Veracruz, deberían estar sacando conclusiones en torno al fracaso electoral.
  2. El principal enemigo de la izquierda, hoy y siempre, es la propia izquierda. No se puede seguir confiando en dirigencias espurias enemigas de la democracia;
  3. El enemigo a vencer en el 2012 es el PRI. El PAN se está derrotando a sí mismo a nivel nacional por las políticas erráticas y antipopulares de la administración federal a cargo de Calderón Hinojosa;
  4. El PRI en Veracruz hasta ahorita pierde ganando. No cuenta, como ha venido afirmando, con el monopolio de la vida política en la entidad; habiendo quedado claramente sentado que apenas alcanzó la primera minoría en el espectro plural electoral de la entidad.
  5. Pese a todos los esfuerzos gubernamentales y de las dirigencias colaboracionistas, por sepultar a las fuerzas de centro izquierda, estas se mantienen vivas y actuantes gracias al compromiso, convicción ideológica y voluntarismo de las bases partidistas.
  6. Mal que bien y pese a todas las imprevisiones, improvisaciones, errores, traiciones y desviaciones de los conductores de la llamada izquierda electoral, ésta alcanzó en la elección de gobernador alrededor de medio millón de votos, es decir, el 14 % del total de los votos computados, habiendo contribuido a desenmascarar los mitos de la “Fidelidad”.
  7. En el ámbito nacional, con las alianzas triunfantes en Oaxaca, Puebla, Sinaloa y posiblemente en Durango e Hidalgo, quedó expuesta la debilidad del panismo y de su conductor, Calderón Hinojosa. Sin la participación en alianza de las fuerzas de centro izquierda, pese a presentarse estas fragmentadas, usadas y manipuladas, el fracaso electoral del PAN frente al PRI hubiera sido total. Luego insisto, a mi entender el enemigo a vencer en el 2012 es el PRI, no hay de otra y, en torno a este supuesto, habría  que trabajar intensamente, desde abajo, confiando en la fuerza, creatividad  y compromiso de las bases.

Estos, entre otros elementos relevantes que para mi gusto deja tras de sí la elección del domingo cuatro de julio, bastarían para reafirmar optimismo y confianza para un borrón y cuenta nueva para lo que viene en el 2012. Las fuerzas de centro izquierda electoral en Veracruz, aún sin la participación del lopezobradorismo que le dio la espalda tanto a las alianzas con el PAN como a la simulación político electoral, fueron derrotadas pero no vencidas y, si tomamos en cuenta su propio cochinero a lo largo de los últimos cuatro años, afirmaría que ganó perdiendo, si es que toma conciencia de que habiendo tocado fondo en sus crisis recurrentes, llegó la hora del resurgimiento y reconstrucción con autenticidad y compromiso.

A todo esto se agregaría el hecho de que, no obstante el cerco informativo aplicado al movimiento social de resistencia en defensa del petróleo, la soberanía y la economía popular, se cuenta con el liderazgo de Andrés Manuel López Obrador que se fortalece a nivel nacional,  en contrario a la “muerte política” del tabasqueño que muchos analistas de buena fe o textoservidores orgánicos al servicio de la reacción, propalan como cierta. Y aquí cabe aclarar que AMLO no perdió la elección presidencial en el 2012  como consecuencia de la frase “Al diablo con las instituciones” o el ya clásico “Cállate chachalaca” que le recetara a Vicente Fox, como tampoco por el “López Obrador, un peligro para México” que propalaran PAN y PRI en alianza con un sector ultra conservador de la iniciativa privada. La elección no la perdió, le fue robada a los electores, mediante un megafraude ampliamente documentado y presente en el imaginario popular.

Cabe también aclarar que la radicalización que se critica y condena del movimiento Lopezobradorista, devino de la movilización de resistencia ciudadana frente al fraude y el colaboracionismo del PRI y la corriente Nueva Alianza del PRD, que pretendieran legitimar tanto la elección del 2006 como el mandato de Calderón Hinojosa, y no de un presunto complot para desestabilizar a México, como ha quedado ampliamente comprobado. El verdadero peligro para México era y lo sigue siendo Felipe Calderón.

Como bien lo afirma Mario Di Constanzo, la izquierda tiene como único líder nacional a López Obrador. De su reconocimiento como tal por las fuerzas de centro izquierda partidista en Veracruz, depende en mucho la recoja eficaz de los tepalcates y ulterior renovación con la participación activa del lopezobradorismo. Desdeñar nuevamente a éste movimiento, escuchando el canto de las sirenas de “los chuchos” y demás colaboracionistas que se inclinan a favor de una alianza cupular para impulsar la candidatura de Ebrard o cualquier otro para la elección presidencial del 2012, es, a mi juicio, un nuevo tropezarse de la izquierda con la misma piedra, rechazando la oportunidad de aprender de su propia historia, negándose a un escenario que hoy por hoy está dado para avanzar.

pulsocritico@gmail.com

http://pulsocritico.com

Boletín de Prensa

A las organizaciones sindicales, sociales y políticas,

A los organismos de Derechos Humanos,

A los medios de comunicación nacionales y extranjeros,

Al pueblo mexicano,

Salud:

EL SINDICATO MEXICANO DE ELECTRICISTAS

INSISTE EN LA FIGURA DEL PATRÓN SUSTITUTO.

LA HUELGA DE HAMBRE NO ES UN DELITO.

LA MOVILIZACION ELECTRICISTA CONTINUARÁ EN FORMA PACIFICA.

El SME SOLICITAN AUDIENCIA CON EL PRESIDENTE DE LA REPUBLICA.

Al día de hoy, el compañero Cayetano Cabrera Esteva cumplió 282 días sin trabajo después del despido masivo de Luz y Fuerza del Centro (LyFC), de los cuales 86 los ha recorrido sin tomar alimento. Al igual que más de 17 mil trabajadores, se mantiene por voluntad propia en resistencia. Como miles de electricistas, demanda que la Comisión Federal de Electricidad (CFE) asuma su obligación legal como patrón sustituto de los trabajadores del SME En todos estos meses, Cayetano ha sido víctima de la campaña mediática de linchamiento en contra del Sindicato, de la indiferencia y complicidad del poder legislativo y judicial que respaldaron la legalidad del decreto de extinción, de la cerrazón y de la intransigencia de un poder ejecutivo prepotente y autoritario que le niega los derechos más elementales garantizados por la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos. Por eso está en Huelga de Hambre.

Por voluntad propia asumió, como otros compañeras y compañeros huelguistas del SME, una forma de protesta extrema para manifestar su reclamo legitimo al trabajo, al reconocimiento de sus derechos laborales y humanos, frente al poder de un Estado confabulado en contra de su vida digna. Su familia, esposa e hijos, lo acompañan en su lucha por recuperar su empleo. El dice “NO ES QUE BUSQUEMOS LA MUERTE ES QUE NOS HAN ARREBATADO LA VIDA”.

Ahora el gobierno federal elude asumir su responsabilidad. En un acto de acrobacia retórica se defiende y busca pasar a la ofensiva. En el NO deseado desenlace fatal de la Huelga ve la posibilidad de criminalizar, una vez más, a la dirección del SME para disolver sus culpas. Y acusa “desde un inicio la Huelga de Hambre fue una actividad planeada y organizada por el movimiento” que ustedes dirigen. Lo que deja entrever que para el Subsecretario de Gobernación Roberto Gil Zuarth la Huelga de Hambre se configura como un delito, que como tal debe ser castigado. Aunque, en este caso, el móvil del crimen no sea otro que reclamar justicia. ¿Qué nos espera?

En su interpretación torcida de la ley, la ley les da derecho a todo. Es sin duda el abuso del poder.

Por otro lado, insistimos que la figura del patrón sustituto en el caso de los trabajadores despedidos de Luz y Fuerza del Centro es legalmente admisible por el gobierno federal. De acuerdo al artículo 41 de la Ley Federal del Trabajo y el artículo 290 de la Ley del Instituto Mexicano del Seguro Social la demanda del patrón sustituto tiene sustento jurídico y por tanto es aplicable al SME.

Negar el patrón sustituto a los trabajadores del SME es tanto como aceptar por el gobierno federal, que el decreto de extinción de LyFC no tuvo otro objetivo que el de acabar con el Sindicato y su Contrato Colectivo de Trabajo. Los bienes esenciales afectos a la explotación de LyFC fueron transferidos a CFE, en el ánimo de continuarla. El convenio firmado entre el Sistema de Administración y Enajenación de Bienes (SAE) y la CFE, durante la madrugada del 11 de octubre del 2009, estableciendo que todos los bienes de LyFC pasan a ser administradas por la CFE, convirtió a ésta en Patrón Sustituto de LyFC, y por lo tanto, la obligación de la Junta Federal para reinstalar a los trabajadores del SME en la CFE.

Por tanto, la materia de trabajo y su explotación sobreviven al decreto de extinción, ya que ningún decreto administrativo puede disolver “por causa de fuerza mayor” las relaciones obrero-patronales convenidas en el Contrato Colectivo de Trabajo del SME, ni mucho menos desaparecer al Sindicato por vía administrativa. Más aún, cuando los trabajadores sindicalizados del SME fueron reemplazados por trabajadores sin organización sindical, ni contrato colectivo para asumir las mismas funciones que ellos tenían convenidas con anterioridad al decreto. Estamos entonces, frente a un claro caso de discriminación sindical y de la privatización abierta del sector eléctrico.

Por lo demás, la sustitución de los trabajadores del SME por inexpertos trabajadores contratistas de CFE, tiene al borde del colapso al sistema eléctrico de la zona centro del país, como le consta a los miles de ciudadanos y empresarios que a diario viven como un martirio, las constantes interrupciones del servicio que alcanza cuantiosos daños económicos y sociales para la población del centro del país.

Por otro lado, informamos que, el día de hoy, brigadas de cientos de activistas sindicales acudieron a 11 embajadas del extranjero en México para entregar información sobre el decreto de extinción de LyFC y sus efectos en la violación de los derechos humanos y laborales de miles de trabajadores electricistas, derechos consagrados en la legislación nacional y convenios internacionales suscritos por México. Asimismo solicitamos hablar con los funcionarios de derechos humanos de estas representaciones diplomáticas, para informar del estado de salud de nuestros compañeros huelguistas de hambre, en especial de los compañeros Cayetano Cabrera y Miguel Ángel Ibarra, quienes con más de 80 días en huelga, buscando la sensibilidad humana y solidaria que no encontramos en el subsecretario de gobernación. Las embajadas que visitamos son las de: Alemania, Argentina, Bolivia, Canadá, Cuba, España, Estados Unidos, Francia, India, Sudáfrica y Venezuela. Esta actividad continuará durante el resto de la semana.

Más tarde, al filo de la una de la tarde, miles de electricistas iniciaron la instalación de un cordón humano por el corredor de Paseo de la Reforma, del Museo de Arte Moderno hasta la Residencia Oficial de Los Pinos en demanda de la solución a la Huelga de Hambre del SME, la solución al conflicto por la vía del Patrón Sustituto y la solicitud de una audiencia con el Presidente Felipe Calderón. Las actividades se realizaron en estricto ejercicio de nuestras libertades políticas sin que se reportara ningún incidente.

Finalmente, reiteramos nuestra disposición al diálogo constructivo para encontrar una salida política al conflicto, que permita garantizar la continuidad y calidad del servicio público en nuestra zona de atención, después de que los contratistas de CFE no han podido con el paquete.

Fraternalmente

“Por el Derecho y la Justicia del Trabajador”

México D.F. a 20 de Julio de 2010

COMITÉ CENTRAL

COMISIONES AUTÓNOMAS

Miyuli logró lo que quería, se salió con la suya enfermando de gravedad a su irreconciliable enemigo. Sólo así se explica que Herrera Beltrán declarara a los medios que “… la elección acabó y con ello se cerró el capitulo de tensión, ataques y secuestros que ocurrieron durante las campañas”. Ver información en Crónica del Poder

La columnista y escritora Guadalupe Loeza dio este domingo su espaldarazo al candidato priista a la gubernatura Javier Duarte de Ochoa, a quien prácticamente consideró como el próximo gobernador de Veracruz, pese a que los resultados de la elección aún se dirimen en tribunales.

Entrevistada previa a la presentación de su libro, “Mi novia la tristeza”, que recrea la vida del compositor Agustín Lara -la cual estuvo financiada por el Gobierno del Estado-, la ex candidata a jefa delegacional en el Distrito Federal, columnista de Reforma y entrevistadora especial de Radio Televisión de Veracruz al servicio de Fidel Herrera Beltrán, dijo que el priista representa a la generación de nuevos liderazgos jóvenes emergentes del país, mientras que el candidato panista Miguel Ángel Yunes Linares ya está viejo y lo invitó a retirarse a la dirección del ISSSTE.

Pulso crítico

J. Enrique Olivera Arce

Bueno, está visto que los principales actores políticos de Veracruz están empecinados en que no acabe la mascarada electoral, pese a que algunos adelantados claman porque se de ya por aceptado un vencedor de la contienda por la gubernatura y, a otra cosa mariposa, que ya la elección del 2010 se empató con la del 2011 en Edomex y Michoacán, e incluso con la el 2012 por la presidencia de la República.

Paradójico, la prolongación de la contienda está estipulada en la reforma al Código Electoral de la entidad promovida por el PRI, al estipularse la judialización de la elección de gobernador con su calificación por parte del Tribunal Electoral de Veracruz. Hoy, gracias a dicha reforma, el Sr. Javier Duarte deberá esperar en su calidad de presunto, hasta  que el órgano colegiado dicte su fallo. Plazo de espera dentro del cual deberá declararse procedente o improcedente la impugnación presentada por los adversarios del delfín. Eso, sin contar que estos pueden optar por llevar el caso al Tribunal Federal y prolongar la milonga hasta el mes de noviembre.

Y mientras esto sucede, la soberbia del priísmo veracruzano, que ya se daba más que satisfecho con el triunfo preliminar otorgado a Duarte de Ochoa por el Instituto Electoral Veracruzano, se transforma en miedo. Su candidato, enredado en su propia trampa, no para de anunciarse a bombo y platillo como Gobernador electo de Veracruz, en un esfuerzo por convencer a sus correligionarios y a la ciudadanía de que no hay vuelta de hoja, las cosas son así y así se quedan, ante el temor de perder lo que ya considera suyo. Paradójico también resulta el que tal esfuerzo se está revertiendo en contra del delfín, extendiéndose las manifestaciones de duda, histeria y paranoia al interior del PRI que ya desata una cacería de brujas contra “los traidores”, así como la duda razonable entre los ciudadanos de a pie, que se resisten a tragar la píldora fiel que recetara el partido del gobernador.

Entre tales manifestaciones se insiste en colocar el Código Electoral de Veracruz por sobre la Constitución General de la República, convencidos de que la ínsula escarlata se manda sola.

Todo parece indicar que no se entiende que pasa y, como consecuencia, el priísmo prolonga la guerra sucia arremetiendo contra los adversarios de Javier Duarte, descalificándoles por el simple hecho de ejercer un derecho que les concede la misma reforma legal que en su perversidad pretendiera capitalizar a su favor Fidel Herrera Beltrán. Otra paradoja, entre más se golpea y se provoca a Miguel Ángel Yunes Linares, más se fortalece éste en su afán de inclinar la balanza a su favor o, en su caso, nulificar la elección.

Pero no sólo sufre la espera Javier Duarte de Ochoa. Su mentor y padrino, el gobernador Herrera Beltrán vive los momentos quizá más amargos de su vida política. El tiempo se le escurre entre las manos y siente como cada día que pasa parece desvanecerse su proyecto de continuidad de la llamada Fidelidad. En un artículo anterior ya comentaba que para el “señor de los puentes”, el más largo y tortuoso de su carrera iniciaría el 5 de julio para desembocar el último día de noviembre con la entrega del poder. Al parecer no me equivoqué.

Pero no solo eso. La incertidumbre reinante también actúa en contrario de los planes futuros del hoy mandatario veracruzano. Conforme su pleito personal con el candidato panista apunta a un posible fracaso en su intención de imponer a Duarte, sus posibilidades de trascender y participar en el juego del 2012, también se diluyen. En el ámbito nacional su imagen se deteriora y la desconfianza alcanza a la cúpula de su partido, que se siente engañada y arrastrada a un pleito no previsto en el marco de las negociaciones con Felipe Calderón Hinojosa con vías al 2012. El miedo a perder Veracruz  tras no lograrse carro completo, se refleja en las histéricas declaraciones a los medios de la Sra. Paredes. Fidel Herrera le aseguró tener todo el control, cuando esta cuestionara la candidatura de Duarte, y las cosas no resultaron tan así.

Aquí cabe dar un punto a su favor al joven delfín. Públicamente al hacer un llamado a la unidad de los veracruzanos, reconoce la pluralidad política que se expresara en las urnas, confirmando que no todo es rojo en Veracruz. El control a que hiciera referencia el gobernador,  basado en la presunta aceptación de su administración por más del 90 por ciento de los veracruzanos, resultó ser un mito y, en un destello de madurez política, así lo reconoce Duarte de Ochoa, facilitándole la tarea a la cúpula priísta para su defensa ante el embate panista, pero dejando muy mal parado al gobernador.

En este escenario, nadie puede aún cantar victoria, la fiesta continúa pese a los buenos deseos de Javier Duarte, del gobernador,  e incluso de Doña Rosa Borunda, que ya la dan por terminada exhortando a los veracruzanos a cerrar el capítulo electoral y trabajar unidos por las mejores causas de Veracruz. Nadie se da por aludido y actúa en consecuencia Nadie quiere pasar por tonto, así que siga la pachanga y que retumbe la tarima, que para eso hay música de sobra. Si señor, que para eso nos pintamos solos.

pulsocritico@gmail.com

http://pulsocritico.com

A %d blogueros les gusta esto: