Salte la navegación

-El adiós en Buenos Aires, entre cantos, consignas y lluvia inclemente

-Ratifican respaldo y solidaridad a la presidenta Cristina Fernández

Stella Calloni, Corresponsal

Periódico La Jornada Sábado 30 de octubre de 2010.

Se despiden de Nestor Kirchner

Buenos Aires, 29 de octubre. Como una verdadera apoteosis, que marca un hito en la historia del país, fue descrita aquí la multitudinaria despedida al ex presidente argentino Néstor Kirchner, la cual no sólo mantuvo a miles de personas en las calles desde el día de su muerte el pasado 27 de octubre y durante su velorio, sino que recibió una impactante adhesión en el largo recorrido entre la Plaza de Mayo y el aeroparque de esta capital, desde donde sus restos fueron llevados después del mediodía a Santa Cruz, su provincia natal –en el extremo sur de Argentina–, acompañados por su viuda, la presidenta Cristina Fernández de Kirchner, sus hijos y otros familiares.

Bajo una lluvia inclemente, miles de personas esperaron el paso de la caravana y arrojaron papeles cortados y flores desde ventanas y balcones, mientras otros aplaudían. Se oían cánticos y consignas, en una escena altamente emotiva, desbordante e inesperada.

Esta es la mayor derrota que ha sufrido la corporación mediática local e internacional y los poderes que hay detrás. El pueblo y su voz, que ocultaron durante tanto tiempo, salió con amor y rabia a las calles, los derrotó y nos abrió nuevas alamedas, dijeron a La Jornada los dirigentes de nuevas organizaciones juveniles peronistas surgidas en estos años.

La presencia de miles de jóvenes en las calles, reconociendo lo realizado por Kirchner y la presidenta Cristina desde 2003 hasta ahora, es la respuesta más contundente a la mentira, la mezquindad y la desinformación. Esta es la realidad de nuestro pueblo y también de América Latina. Argentina es más fuerte hoy porque es América, señalaron.

Los símbolos fueron muchos este día. La última imagen congelada, cuando finalmente se cerró la capilla ardiente, después de más de 24 horas en que miles de argentinos desfilaron por el Salón de los Patriotas Latinoamericanos, en la presidencial Casa Rosada, fue la del retrato de Ernesto Che Guevara, colgado detrás del féretro cubierto de banderas, flores, mensajes y objetos que iban entregando los dolientes a la presidenta, quien se mantuvo dignamente junto a sus hijos, Máximo y Florencia, pero visiblemente emocionada.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: