Skip navigation

Con cinco armas largas, tres cortas, y  cuatro granadas, no utilizadas, según reporte militar, 12 facinerosos mantuvieron a raya durante siete horas, hasta perder la vida, a las fuerzas de seguridad pública en el operativo armado para capturar a presuntos integrantes de la delincuencia organizada, la noche de pasado jueves en Xalapa, capital de Veracruz. En la refriega 2 soldados sin deberla ni temerla resultaron muertos. Lamentable suceso que diera lugar a pérdida de vidas y una oleada de psicosis colectiva en la ciudad. Pasado el susto, a la luz de la información oficial divulgada, algo no cuadra. O vemos muchas películas de “rambos” super héroes o los elementos del ejército y la policía estatal y municipal que tomaran parte en el penoso evento no están preparados para la tarea. Para someter y liquidar a ocho civiles armados y cuatro desarmados, presuntamente sicarios, atrincherados en una casa común y corriente ubicada en una colonia marginada, se requirió de siete horas de intercambio de fuego y la pérdida de dos miembros del ejército, arrojando como resultado colateral pérdida de tiempo y recursos públicos del gobernador, alcaldesa y funcionarios de primer nivel así como el terror en el ánimo de toda una ciudad. Algo anda mal, quizá por eso la población y un cada vez mayor número de analistas y comentaristas en los medios de comunicación, dan por perdida “la guerra de Calderón” contra la delincuencia.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: