Salte la navegación

Monthly Archives: febrero 2011

 

PRD Empantanado

Andrés Manuel López Obrador

La Jornada. 27/02/2011

La pregunta de una estudiante universitaria brindó a Cuauhtémoc Cárdenas la oportunidad de lanzar una propuesta a la dirigencia nacional del PRD: Si Andrés Manuel López Obrador quisiera, podría hacerse cargo del partido, de la designación del candidato a la gubernatura del estado de México y de designar al candidato presidencial en 2012. El candidato presidencial perredista en las elecciones de 1988 y 1994 sugirió que López Obrador haga a un lado su aspiración a la candidatura, con el argumento de recomponer al partido.

Rechaza AMLO dirigir al PRD; “ya fijé mi postura”, responde a Cárdenas

La Jornada.- 27/02/2011

Ecatepec, Edomex. Andrés Manuel López Obrador rechazó “la propuesta” del ingeniero Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano de hacerse cargo del Partido de la Revolución Democrática y designar a los candidatos a la gubernatura del estado de México y al abanderado presidencial. Al finalizar la segunda gira de la lealtad por los 125 municipios del estado de México, el político tabasqueño expuso: “respeto mucho al ingeniero (Cárdenas), pero yo ya fijé una postura, estoy pidiendo licencia al PRD, porque estoy dedicado de lleno a consolidar el Movimiento Regeneración Nacional para transformar al país”.

Acompañado por la propuesta del Movimiento Regeneración Nacional (Morena) para contender en las elecciones del 3 de julio, Alejandro Encinas Rodríguez, aseguró que “la única posibilidad que tiene el PRD de regresar a sus orígenes es hacer a un lado la alianza con los partidos de la mafia del poder, con el PRI y con el PAN”. Subrayó que si no hay un dirigente con el interés de sacar adelante al Partido de la Revolución Democrática, “no veo ninguna salida”. Reiteró que “hace falta una definición de que no se va a ir en alanza con el PRI y con el PAN, porque eso es engañar a los ciudadanos y esa es una traición a los principios y a los ideales que dieron origen al PRD”.

Solución de la izquierda no está en el “dictador perpetuus”: Ortega

La Jornada.- 27/02/2011

México, DF. El presidente nacional del PRD, Jesús Ortega Martínez, rechazó la posibilidad de que Andrés Manuel López Obrador pudiera hacerse cargo de dirigir a este partido, como sugirió Cuauhtémoc Cárdenas, para solucionar así los problemas de la izquierda.

Luego de que en el marco de la Feria Internacional del Libro, el líder moral del PRD opinara que si López Obrador quisiera podría encargarse de ese instituto, Ortega Martínez consideró que la solución a la problemática de la izquierda no está en el “dictador perpetuus”.

El dirigente nacional del Partido de la Revolución Democrática (PRD) manifestó en un comunicado que si dicho planteamiento es en serio entonces el ingeniero Cárdenas “está claramente equivocado”.

Empero, Ortega Martínez comentó que si las declaraciones de Cárdenas Solórzano sólo son ironía, entonces comparte que “el principio fundamental del PRD es la democracia”.

 

R. Fonseca Flores

¡Que no le digan, que no le cuenten! ¿Dónde quedó la Bolita?

No que no? El Informe de Resultado de la Cuenta Pública 2009 de Veracruz, emitido por la Fiscalización Superior de la Federación, en lo poquito que se ha dado a conocer por diversos medios de comunicación, arroja elementos que confirman el presunto saqueo de que fueran objeto las finanzas públicas en la administración del gobernante fiel. Apenas se está destapando la cloaca y ya queda en entredicho el proceso de entrega y recepción en el cambio de estafeta que, como lo mandan los más elementales principios de administración pública, debería estar precedido por una auditoría a fondo para deslindar responsabilidades tanto de quien entrega como de quien recibe. Si no se procedió así, malo y si se cumplió con los cánones, peor porque quien recibe se constituye en complice y tapadera. El tema no es asunto menor. Pulso crítico.com

Pulso crítico

J. Enrique Olivera Arce

Izquierda en México

El diputado Jesús Zambrano, líder de la corriente Nueva Izquierda —que ocupa la presidencia del PRD— dijo que los permisos (licencias) no existen y que “no se puede ser perredista cuando conviene y dejarlo de ser cuando no conviene”. Expuso que el sol azteca “no tiene espíritu masoquista como para dar permisos a sus militantes para que vayan a otra trinchera y desde ahí nos disparen y golpeen… en los hechos esta división al final divide a la izquierda y termina haciéndole el juego a los que dice combatir”.

Esto en respuesta a López Obrador quien pidiera licencia a su militancia en el partido del sol azteca.

Sin apasionamiento y al margen de considerar que la dirigencia nacional del PRD no representa más a la izquierda electoral,  estimo que Zambrano tiene toda la razón. Se es o no se es, sin medias tintas como pedir licencia para combatir a su propio partido en los procesos electorales, así sea como resultado de la indudable traición de las corrientes que encabezan “los chuchos” y su alianza de facto con Calderón Hinojosa y su partido.

Ya son muchos meses (¿O años) los que han transcurrido sin que el lopezobradorismo se defina, jugando al gato y al ratón con amenazas, abiertas o veladas, de no ir ya más con “los chuchos” sin que se decida de manera evidente al rescate del partido de la Revolución Democrática y/o dar el paso lógico de romper en definitiva con el PRD y construir su propio camino más allá de los intereses electorales de coyuntura.

Tal juego da que pensar. O Andrés Manuel López Obrador “blofea” con la fuerza y estructura del movimiento que encabeza, dando por sentado que fuera del PRD no hay nada que hacer, o bien, carece de visión, estrategia y voluntad política para auspiciar que sean las propias bases partidistas las que, democráticamente, tomen el control de las dirigencias nacional y estatales rescatando lo poco que queda del partido.

Me inclino por lo segundo. López Obrador y su círculo cercano, ganados por la prisa coyuntural de pesar en la elección de Edomex y la presidencial del 2012, no ven más allá de los procesos electorales perdiendo visión de largo plazo y cayendo en el juego electorero del esteril debate sobre las alianzas que conjuntamente promueven “los chuchos” y el calderonismo, en contraposición al propósito explícito del lopezobradorismo de impulsar un proceso de cambio en México favorable a las mayorías. Sin dejar de lado que precisamente en el círculo cercano a López Obrador, paradójicamente opera el salinismo en contra de tal propósito.

De ahí que el juego del gato y el ratón, más que fortalecer al lopezobradorismo lo desgasta ante sus propios seguidores y la opinión pública en general. Asumiéndose que por encima del interés nacional prevalece en López Obrador el interés electorero de alcanzar nuevamente la candidatura de la izquierda electoral a la presidencia de la República. Perdiéndose la ventaja comparativa del tiempo como factor decisorio para influir en la población con vías a la creación de un nuevo partido político de izquierda, una vez concluida la elección presidencial del 2012.

Se es o no se es. Con alianzas con la derecha, o sin estas, López Obrador debería definirse, de una vez por todas, decidiendo si rompe o no con el PRD y no curándose en salud con una cuestionable licencia temporal.

Se está aún a tiempo para sepultar en definitiva el nauseabundo cadáver y emprender un nuevo camino alejado del oportunismo y pragmatismo tribal con que el PRD refleja la crisis generalizada del sistema electoral y partidos políticos en México.

La última palabra la tienen las propias bases perredistas y no Andrés Manuel López Obrador. ¿Se está o no se está con el PRD y su espuria dirigencia? ¿Se está o no se está a favor de la construcción de un nuevo partido de izquierda, que atienda a las nuevas condiciones de un Estado-Nación que se desmorona entre las manos de una clase política insensible, oportunista e ineficaz?

En tanto las bases no hablen, el desgaste profundizará la crisis de la izquierda electoral. Con Andrés Manuel o sin éste, una izquierda fragmentada, carente de ideología, visión de Estado, y de un programa mínimo, aceptable y consensuado que le una en el corto plazo, topará con pared tanto en la elección del Edomex como en la presidencial del 2012, facilitándole la tarea a la derecha representada lo mismo por el PAN que por el PRI.

Ya se habla de una desbandada cupular no consensuada con las bases, luego la pregunta obligada es si la militancia está de acuerdo en también pedir “licencia”, o seguirá prestándose al juego de “los chuchos” y su alianza con el PAN. Si llegase a darse el caso de una licencia masiva, debe darse por hecho que revienta anticipadamente el Partido del Sol Azteca quedando fuera de las cercanas contiendas electorales, de ahí que las “licencias” de Andrés Manuel y sus seguidores en el PRD, no tiene ninguna razón de ser.

Ya que la militancia al paso de los años no ha sido capaz de rescatar al partido, o rompe en definitiva buscándose transitar por nuevos caminos, o se seguirá con el desgastante juego del gato y el ratón que auspicia Andrés Manuel como estrategia fallida, con un muy previsible abandono del lopezobradorismo por mero cansancio. ¿Esto es lo que se quiere? Si es así, Carlos Salinas y Felipe Calderón habrán cumplido su propósito de destruir a la izquierda en México.

Lo menos que se puede esperar de la izquierda es congruencia. Se es o no se es.

pulsocritico@gmail.com

http://pulsocritico.com

https://pulsocritico.wordpress.com

http://www.gurupolitico.com

Pulso crítico

J. Enrique Olivera Arce

“Los resultados, poco satisfactorios, son siempre perfectibles porque no coinciden jamás con el deseo, inmenso e indefinido”. Olivier Debroise

Sin temor a equivocarme, generalizando podría afirmar que si en algo existe consenso es que nadie, o casi nadie, desea que le vaya mal a Veracruz. Hasta por razones egoístas, esperamos un gobierno exitoso en sus propósitos de trabajar por la prosperidad y beneficio compartido para todos. El joven gobernador, Javier Duarte de Ochoa, debería entender que este consenso es el principal capital político con el que puede contar y en el que se debe apoyar para sacar al buey de la barranca.

Y sin embargo, todo indica que no encuentra el camino para canalizar voluntad y participación ciudadana en torno a su administración. Puede más su agradecimiento para con la familia Herrera Borunda y el compromiso adquirido de pago de facturas con los diversos “clanes” que le apoyaran en sus campañas políticas sucesivas, que confiar en una población hábida de participar y contribuir a la buena marcha del estado que le da cobijo.

Dando la impresión de que cortar el cordón umbilical que le ata al pasado no figura en su agenda; lo mismo en la integración de su mediocre equipo de trabajo que en su actitud asumida de ignorar el tamaño y fortaleza del tigre que en suerte, con el obsequio del boleto triunfador, se sacara en la ruleta política de Veracruz. Sin aún lograr entender que el consenso poblacional a su favor, se sustenta en la posibilidad de cambio como expectativa deseable tras padecer el nefasto fidelato.

No más mentiras, triunfalismo anticipado, y política de comunicación social sustentada en un desprecio a la inteligencia de los gobernados, y sí, no me cansaré de insistir, humildad, transparencia, trabajo eficaz, y resultados medibles y cuantificables que jalonen al paso de los días el quehacer gubernamental, es lo que se espera de Javier Duarte de Ochoa.

Lo heredado no es miel sobre hojuelas, la población lo sabe y hechos contundentes de opacidad, pesimo sentido del orden y conducción de la administración, corrupción y finanzas públicas quebradas lo confirman, conforme se va destapando la cloaca. Calificar a Fidel Herrera como adalid  de decencia, buena fe y excelente gobernador, a partir de la aprobación de la cuenta pública del período 2004-2009 por el Congreso local, resta confianza y credibilidad al joven gobernante.

Nadie se chupa el dedo. El análisis y aprobación, en su caso, de la cuenta pública gubernamental por parte de la diputación local, está referido a recursos propios del gobierno veracruzano, no a los federales que por diversos conceptos contribuyen en más de 90 por ciento al presupuesto  estatal y que ya, en el Informe del Resultado de la Fiscalización Superior de la Cuenta Pública 2009, figuran severos señalamientos en cuanto a su transparente y eficaz manejo. Y aún así, uso y destino de los recursos propios, en medio de la opacidad pudieran cuadrar en el papel más no en resultados tangibles y a satisfacción de la ciudadanía, colocando en entredicho las aseveraciones anticipadas del gobernador Duarte de Ochoa respecto al desempeño de su mentor y amigo.

De ahí que se cuestionen lo mismo medidas concretas adoptadas en el arranque de la administración,  que contenido de espectaculares campañas mediáticas cuyo impacto en la población en contrario a lo que considera la Dirección General de Comunicación Social, es de bajo perfil y proclive a su cuestionamiento. Temas como el de la creación al vapor de la secretaría del medio ambiente, tenencia vehícular, austeridad en el gasto, pago diferido a proveedores  y ahora, la disposición legal de otorgar pensiones a los deudos de los militares caídos en Veracruz en el combate a la delincuencia organizada, lejos de convencer de experiencia, visión de Estado, eficiencia y eficacia en quien gobierna, son objeto de bromas de mal gusto, malestar y rechazo por parte de amplios sectores de la población.

Baste comentar que la última de las medidas citadas, fue tomada como un acto demagógico, orientado a buscar cercanía y aprecio de Felipe Calderón Hinojosa, así como respaldo y reconocimiento de las fuerzas armadas a un gobierno que en sus inicios no percibe presencia y magnitud de su responsabilidad en el combate a la delincuencia.

Nadie ignora que nuestras fuerzas armadas cuentan con una amplia cobertura en materia de seguridad social (ISSFAM); adicionalmente, la dádiva graciosa otorgada, dado el caso, no compromete a nada a las fuerzas nacionales de tierra, mar y aire con el gobierno de Veracruz, que no sea el cumplir con su deber.

La población no quiere a las tropas en la calle, pero tampoco desea que los soldados mueran en una “guerra” de antemano perdida. Lo que exige es que las autoridades civiles cumplan con su obligación. Los veracruzanos desean vivir en paz, el gobierno de la entidad está obligado a proporcionar seguridad, combatiendo a la delincuencia en cualquiera de sus manifestaciones y no esperar que el ejército y la armada le saquen las castañas del fuego.

El gobernador debería estar consciente de que la medida aprobada por unanimidad en el Congreso local, gana animadversión y rechazo cuando es sabido que a jubilados y pensionados en Veracruz se les regatea lo que en derecho les corresponde.

Así como hay consenso en el deseo de que no le vaya mal a Veracruz, es la hora en que Duarte debe reconocer que también lo hay en torno a la pésima imagen de Calderón Hinojosa, de Fidel Herrera Beltrán y a toda manifestación de continuismo que huela a rojo fidelidad. No debe echar en saco roto la reacción de los oaxaqueños por el disimulo de Gabino Cué ante las trapacerías de Ulises Ruíz, su antecesor, y la sumisión acrítica y manifiesta a Calderón y sus nefastas y regresivas políticas públicas.

El gobernador Duarte de Ochoa se comprometió a gobernar para todos, su compromiso es con Veracruz no con camarillas aferradas a un oscuro pasado que, atándole de manos, le apuestan al derrumbe.

pulsocritico@gmail.com

http://pulsocritico.com

https://pulsocritico.wordpress.com

http://www.gurupolitico.com


Andrés Manuel López Obrador

Texcoco, estado de México, 20 de febrero (AMM Noticias).- Ante el virtual establecimiento de una alianza electoral del PRD con el PAN en el estado de México, Andrés Manuel López Obrador dio a conocer que solicitó licencia como militante del Partido de la Revolución Democrática mientras se mantenga el contubernio de la dirigencia perredista con la derecha panista. “A partir de hoy yo ya tengo licencia, no quiero tener ninguna relación con esa dirigencia que ha traicionado los principios que dieron origen al Partido de la Revolución Democrática”, precisó. También aclaró que la licencia culminará hasta que el partido del sol azteca retome el rumbo y sea un instituto, un instrumento de lucha al servicio del pueblo de México. El Observador Diario

Don José Iturriaga

Veracruz.- El escritor y diplomático José Ezequiel Iturriaga falleció este sábado al ser trasladado de emergencia de Coatepec, Veracruz, a la ciudad de México. Iturriaga Sauco tenía 98 años de edad, contemporáneo de escritores como Andrés Henestrosa, fue galardonado el 8 de octubre de 2001, por el Senado de la República con la Medalla “Belisario Domínguez” y el 3 de diciembre de 2010  con la medalla “Adolfo Ruiz Cortines”, por el Congreso local de Veracruz, donando al gobierno de la entidad su biblioteca particular con más de 30 mil volúmenes.

Fue autor de obras como La Estructura Social y Cultural de México, México en el Congreso de los Estados Unidos, El Tirano de América Latina y Pensamiento Político del Presidente Juárez.

Don José Iturriaga nació en la ciudad de México, el 20 de abril de 1912, en la colonia Juárez. Durante su infancia desempeñó varios oficios pero logró estudiar filosofía, derecho, sociología, historia, economía, literatura, crítica de arte y diplomacia. Sus restos fueron trasladados a la Ciudad de México. Descanse en paz.

Pulso crítico

J. Enrique Olivera Arce

Perdido todo referente histórico, y sin claridad sobre lo que depara el futuro cercano a nuestro país en el contexto de la crisis sistémica global, la coyuntura parece dominar en el escenario político de la izquierda electoral, manifestándose en un inmediatismo pragmático sin rumbo y sin destino en el que, como bien apunta Uriel Flores Aguayo en Veracruz, lo que está en duda es la supervivencia de un PRD ayuno de ideología, programa y visión de mediano y largo aliento, una vez concluida la elección en el 2012.

Lo comentamos en un artículo anterior: “…la crisis por la que atraviesa el sistema electoral en México y, por ende, los partidos políticos, tocó fondo y y está en suerte que el Partido de la Revolución democrática sea el primero en reventar”, en la inteligencia de que la morralla electoral no cuenta cuantitativa y cualitativamente, al ser el papel de ésta simple comparsa de los partidos mayoritarios.

Si algo ha impedido que el cadáver insepulto no pierda su registro, lo es sin duda la resistencia de sus bases a perder el único instrumento del que se pueden valer para expresarse social y políticamente. Pero tal resistencia tiene límites en un proceso desigual de maduración de la conciencia colectiva, en el que se combina el nivel más alto de información, cultura política contestataria y organización, focalizado en el centro del país, con el atraso mayoritario en el norte y sur-sureste de México en el que el PRD carece prácticamente de presencia.y liderazgo, salvo pequeños enclaves regionales que responden más a condiciones políticas y sociales específicas que a una estructura formal partidista.

La medida cuantitativa y cualitativa nos la dan los recientes procesos electorales en Guerrero y Baja California, donde el PRD pusiera de manifiesto su carencia de base social consecuente y su incapacidad para dar respuesta a las demandas populares, a la par que exhibiera el oportunismo a ultranza de las cúpulas partidistas estatales respondiendo a los intereses de una dirigencia nacional, defenestrada de facto y entregada al gobierno de Calderón Hinojosa.

Sin la organización y peso específico de las diversas corrientes o “tribus” que operan en la zona conurbada de la ciudad de México, el PRD en el resto del país no es nada. Como nada se puede hacer para su posible rescate y refundación en la periferia para pesar en la elección presidencial del 2012.

En este contexto todo apuntaría  a que el PRI y el PAN marchan en caballo de hacienda, rumbo a la elección presidencial, sin obstáculo que se les oponga por parte de la izquierda electoral. Sin embargo, a mi juicio no es así de lineal tal apreciación. Primero, porque tanto el PRI como el PAN llevan el mismo camino hacia su autodestrucción inmersos como están en sus propias contradicciones, que les divide y debilita y, en segundo término, representando a los mismos intereses de los poderes fácticos ni uno ni otro tienen respuesta  a las demandas crecientes de la población, que no sean las fórmulas neoliberales mal aprendidas del capitalismo tardío. Ideológica, programática y estructuralmente, no tienen ya nada novedoso que ofrecer electoralmente que satisfaga a una amorfa y escéptica masa de votantes.

Tanto el PRI como el PAN, dependen de frágiles alianzas a su interior que ya están chocando entre sí en la búsqueda de consensos válidos en la selección de su respectivo candidato que les abandere en la justa electoral por la presidencia de la República; sumándose el que cada gobernador atienda más a los intereses de sus cotos regionales de poder que al ya perdido sentido de unidad y disciplina partidista. La suma de estas contradicciones internas, aunque no de manera tan explícita, coloca a los dos partidos punteros en la misma tesitura del PRD en el marco de la crisis, tanto del sistema electoral como de la incipiente democracia representativa. De ahí que la elección de gobernador en el estado de México se considere por los tres partidos mayoritarios como “laboratorio” previo para medir sus fortalezas y debilidades con vías al 2012.

Sin aún considerar el contexto más amplio de una crisis mayor, la sistémica, que combina la debacle económico financiera con los efectos del cambio climático que afectando ya a todo el planeta, ofrece oscuros presagios en materia alimentaria; México, con cuarenta millones de personas en condiciones de pobreza y pobreza extrema, no está a salvo de una posible hambruna y, por ende, tampoco del efecto dominó de agitación social y disturbios que rebasan toda medida de control por parte de gobiernos, partidos políticos y liderazgos formales.

¿Qué hacer en la coyuntura, perdido rumbo y destino para el mediano y largo plazo? Eh ahí el dilema para una izquierda renuente a rescatar referente histórico. ¿Retornará al marxismo como herramienta de análisis? ¿Retomará las lecciones de Lenin, Trotsky, o Mariátegui, para enriquecer bagaje ideológico y organizativo? ¿O seguirá diluyéndose entre la denuncia estéril y el quejumbroso lamento con el que lame su impotencia?

Mientras la izquierda auténtica se decide “a salir del closet”, las masas enardecidas y sin control bien pudieran encontrar por sí mismas el camino para avanzar. Vale la pena reflexionar sobre ello, antes que pensar en el inmediatismo pragmático de bastardos intereses electorales.

pulsocritico@gmail.com

http://pulsocritico.com

https://pulsocritico.wordpress.com

http://www.gurupolitico.com

En Perspectiva

J. Enrique Olivera Arce

El diputado federal Luis Videgaray Caso, presidente de la Comisión de Presupuesto y Cuenta Pública y presunto aspirante a la candidatura del PRI para la elección de gobernador en el estado de México, reconoció en una ponencia que presentara en Washington, la mediocridad del desempeño económico en nuestro país (Milenio.com).

Ahí, ante académicos, funcionarios de diversas áreas del gobierno norteamericano y de organismos internacionales, el diputado destacó que no obstante que en los últimos diez años México ha mantenido finanzas públicas sanas, control de la inflación, disciplina fiscal y una importante acumulación de reservas internacionales, la economía no crece a la altura del potencial de nuestro país. Si esto lo afirma quien es responsable de la comisión de presupuesto y cuenta pública de la Cámara baja, es porque tiene los pelos de la burra en la mano.

Lo anterior refleja una seria preocupación en amplios sectores de la vida económica y social del país, que consensualmente se preguntan qué es lo que falta para dar el brinco hacia delante.

Por qué si México es considerado por su producto interno bruto, entre las primeras quince economías más importantes del mundo, la realidad indica que tenemos estancamiento e incluso retroceso en los índices internos de crecimiento económico y desarrollo, es la pregunta que muchos nos hacemos. Observándose que lo aseverado por el diputado Videgaray coincide con la opinión de destacados analistas de la izquierda opositora, como es el caso entre otros de Mario Di Constanzo, Julio Boltvinik y Rogelio Ramírez de la O. ¿Qué es lo que pasa entonces que, a sabiendas de un diagnóstico que es negativo en cuanto al desempeño económico, no se corrige el rumbo?

Para el aspirante a la candidatura del PRI a la gubernatura del Edomex, en la ponencia de referencia, la mediocridad radica en la caída en la competitividad y una pérdida en la capacidad del país para atraer inversión extranjera, así como el bajo nivel de competencia económica y la alta proporción que la economía informal ha alcanzado en México, por lo que  “… es necesario emprender una reforma fiscal integral que permita elevar la calidad educativa, la inversión en investigación y desarrollo tecnológico -entre otros objetivos, a fin de contrarrestar los factores que frenan el crecimiento de México y le impiden competir eficazmente contra China y otras economías en auge”.

A lo que no se refirió es al rezago histórico y lastre estructural que arrastra México.

Contando con 108 millones de habitantes (INEGI febrero 2010), la población considerada estadísticamente como económicamente activa, de 14 años o más, asciende a 73.5 millones (68% del total. De este universo de PEA, 40, 259,081 personas (94.57%)  están -eufemísticamente hablando- empleadas o subempleadas en la  economía formal o informal. Estimándose, por otro lado, que alrededor del 40 por ciento de la población total subsiste en condiciones de pobreza o pobreza extrema.

Manifestándose en nuestro país un marcado desequilibrio regional y sectorial entre producción y consumo, que obliga a recurrir de manera creciente a la importación, con énfasis en alimentos básicos.

Así que la brecha entre quienes producen y quienes sólo consumen, así sea con el mínimo para sobrevivir, obliga a pensar en un México dual, uno rico y otro pobre, que no se refleja estadísticamente en el alto índice del PIB que nos hace aparecer como una potencia económica en el orden internacional.

Pero también obliga a pensar en que más que la caída en la competitividad  y el bajo nivel de capacidad para atraer inversión extranjera, en un mundo globalizado en franca convulsión es el modelo equivocado para impulsar crecimiento y desarrollo. En los últimos cinco lustros, con criterio neoliberal el énfasis en las políticas públicas se ha puesto en los sectores exportador y de servicios, abandonándose a su suerte tanto a la economía campesina de autosubsistencia en el medio rural como a la mediana y pequeña industria urbana, a la par que se ignora al mercado interno; desalentando la inversión privada y social, castigando la masa salarial total y, por ende, reduciendo a su mínima expresión la demanda agregada nacional. Es común escuchar que el patrón en las medianas y pequeñas empresas hace como que paga y el asalariado hace como que trabaja, con resultados nefastos en términos de productividad y calificación de la mano de obra. Con salarios congelados por décadas, se cierra el círculo perverso de baja productividad y competividad, con  demanda interna de supervivencia del que no podemos salir.

A ello habría que agregarle el flagelo de la corrupción en México, que todo lo que toca lo hace mierda, pero ese es otro rollo.

La crisis sistémica globalizada, trae aparejado el proteccionismo en los países desarrollados y los llamados emergentes (con excepción de México), que privilegia la producción orientada a su propio mercado interno desalentando importación y restringiendo la venta de alimentos al exterior para consolidar su reserva alimentaria, como es hoy el caso de China. La consecuencia de estas políticas en el entorno internacional está a la vista en nuestro país, el mercado exterior de bienes y capitales se reduce y tiende a la baja en tanto que nuestro mercado interno de 107 millones de consumidores no tiene la capacidad de compra suficiente para absorber una producción, paradójicamente excedentaria, de un sector exportador subsidiado al que en el exterior ya le cierran la puerta en las narices

Eso lo saben los especialistas como el diputado federal de Edomex, que diseñan las políticas públicas del gobierno mexicano y los expertos que las critican sin que se haga nada al respecto.

En ese camino estamos, detenidos en la encrucijada, sin que nada nos obligue a cambiar de rumbo, mientras se pierde un tiempo precioso en la cámara de diputados debatiendo para solaz y esparcimiento de los que no queriendo ver más allá de su ombligo viven de y para el chisme, si el presidente espurio, Felipe Calderón Hinojosa, gusta en exceso de las bebidas etílicas, responsabilizándole por ello de todos los males habidos o por haber, ó sólo es un borrachín social.de fin de semana, como lo puede ser cualquiera de la mayoría, políticos o no,  de adolescentes y adultos en este país.

Quiero pensar que lo verdaderamente relevante, más que un debate esteril,  es que ante un modelo agotado de crecimiento económico y desarrollo, a contracorriente del más elemental sentido común no existe en nosotros la voluntad de cambio, dejando hacer, dejando pasar lo que a bien le viene en gana tanto a la partidocracia como al poder ejecutivo federal, hasta que sea tarde para corregir.

Bien señalan diversos analistas que tras los sucesos en Túnez y Egipto, es la hora de poner nuestras propias barbas en remojo.

pulsocritico@gmail.com
http://pulsocritico.com
https://pulsocritico.wordpress.com
http://pulsocritico.gurupolitico.com

Pulso crítico

J. Enrique Olivera Arce

Estimando que en la elección de gobernador en el 2010 alrededor de 2 millones de veracruzanos no sufragaran a favor del Dr. Javier Duarte de Ochoa, éste está más que obligado a demostrar que conducirá a la entidad por el camino correcto. Se le ha brindado el beneficio de la duda a partir de considerársele un político limpio, preparado y bien intencionado, que fuera más que beneficiario, víctima de los excesos de Fidel Herrera Beltrán, pero debe hacerse acreedor a tal muestra de  generosidad.

Igualmente se le concede el justificarle confusión en el arranque; no es fácil para nadie estrenarse como gobernador de una entidad federativa tan compleja y desigual en sus vastas regiones y, aún menos, habiendo heredado de su antecesor una administración pública tan cuestionada por su corrupción y desorden, como financieramente desfondada.

Sin embargo,  tal beneficio no puede otorgarse ilimitadamente. Cien días al frente de la administración son suficientes para conocer si ofrece rumbo, certidumbre y voluntad política para atender a las necesidades crecientes de Veracruz.

En unos cuantos días se vence tal plazo y, sin ánimo de juzgar a priori, por lo que hemos visto hasta ahora honestamente considero no convence el estilo personal de gobernar del Dr. Duarte de Ochoa; la impresión a bote pronto es de que formado políticamente al lado de Herrera Beltrán, se inclina más a seguir el estilo aprendido de su mentor y amigo que a manifestar uno propio, congruente con su preparación académica y la esperada comprensión que como joven ilustrado debe tener respecto a los retos de nuestro tiempo.

Hasta hoy, domina el viejo y sobado estilo. Tremendismo mediático, anuncios espectaculares de propósitos difíciles si no imposibles de cumplir y, para no perder el camino aprendido de su antecesor, un triunfalismo sin sustento que choca con la realidad.

En la forma se refleja el contenido. Más que palabras del gobernante los ciudadanos esperamos políticas públicas acordes con necesidades reales y sentidas de la mayoría de los veracruzanos, empezando con aquellos más desprotegidos.

En este contexto, es de llamar la atención que, sin mayor análisis, el Dr. Duarte de Ochoa de un plumazo transfiera al DIF y al voluntariado de la mal llamada “sociedad civil”, tareas que son de la absoluta competencia del gobierno que preside, como es el caso de la atención a los quince municipios de mayor atraso relativo en la entidad.

A diferencia de mi amigo Alfredo Bielma Villanueva, quien me distingue generosamente con sus valiosos aportes a mi sitio en la Red de Redes, estimo que tal transferencia de responsabilidades constituye una pésima decisión.

El atraso de los quince municipios seleccionados en principio, no es coyuntural ni puede atribuirse a los mini huracanes que tanto se han publicitado. Tiene carácter estructural, identificado plenamente como rezago social y económico y deuda histórica con nuestros pueblos originarios condenados a sobrevivir en condiciones de explotación, exclusión, desigualdad y pobreza extrema, en las serranías veracruzanas.

Tal deuda histórica no se resuelve con políticas públicas asistencialistas, en palabras más crudas, con limosnas provenientes de personas o instituciones privadas o subsidiarias del poder público “bien intencionadas”, para las que la caridad es manera de alcanzar la gloria eterna, negocio terrenal redondo, vía exención de impuestos ó, en su caso, careta propagandística de pedestres intereses políticos.

Sólo faltó que se dijera que el rescate de los 15 municipios en cuestión, correría a cargo del “redondeo” que con toda impunidad aplican las cadenas comerciales a sus consumidores cautivos.

¿O es que acaso se pretende que, como en el pasado reciente, el DIF substituya a las secretarías de salud, educación, agricultura, desarrollo social y económico, finanzas, y al propio Congreso local? Instituyéndose de facto a la “primera dama” como “vice gobernadora”.

Si es así, ya empezamos mal.

Si verdaderamente existe interés en rescatarles e incorporarles a la senda de prosperidad que se anuncia para Veracruz, como prioridad ello se debe reflejar presupuestalmente en medidas serias y a profundidad a cargo de los gobiernos estatal, y municipales, para erradicar analfabetismo, insalubridad, desempleo, exclusión e injusticia, así como en la dotación integral de infraestructura. Estableciendo metas concretas en tiempo y espacio, soportadas con la participación activa de las propias comunidades, como sujetos con mayoría de edad y no objeto inerte a expensas de la caridad.

Estamos aún  a tiempo. Bien vale un alto en el camino recien andado y reflexionar sobre el que y como reorientar con visión de Estado, rumbo y destino perdido en el sexenio precedente. Está más que comprobado que los palos de ciego con eco mediático de tres cuadras a la redonda, no conducen a buen puerto. El joven Duarte tiene que aprender a paso acelerado que una cosa es ser gobernador y otra, más difícil y compleja, es gobernar.

No debe echar por la borda el beneficio de la duda que con generosidad le conceden alrededor de dos millones de votantes.

pulsocritico@gmail.com

http://pulsocritico.com

https://pulsocritico.wordpress.com

http://www.gurupolitico.com

Carmen Aristegui

México, 9 feb (EFE).- La periodista mexicana Carmen Aristegui, que fue despedida por la emisora MVS por comentar en antena una pancarta política que atribuía un supuesto alcoholismo al presidente Felipe Calderón, consideró hoy que fue una decisión autoritaria e inaceptable. En un concurrido encuentro con la prensa, la periodista, que leyó un comunicado y no admitió preguntas, ofreció a la empresa su regreso al programa matutino de radio que llevaba, de gran audiencia, a condición de que resarza públicamente su imagen ética y profesional. “Un hecho así sólo es imaginable en las dictaduras que nadie quiere para México: castigar por opinar o por cuestionar a los gobernantes”, dijo Aristegui.

La empresa Multivisión (MVS) anunció este lunes la decisión de despedir a la periodista por “transgredir” el código de ética al divulgar una información que fue considerada como un “rumor”.

El 4 de febrero pasado, en su programa de radio, Aristegui hizo una referencia a una pancarta mostrada por el Partido del Trabajo (PT) en la tribuna de la Cámara de los Diputados que decía:”¿Tú dejarías a un borracho conducir tu auto? No, ¿verdad?, ¿y por qué lo dejas conducir al país?”.

En sus comentarios la periodista se hizo eco del asunto y pidió una reacción oficial de la Presidencia ante lo que decía la pancarta.

Poco después, MVS le pidió que se disculpara públicamente, lo que no sucedió y motivó el fulminante despido.

Aristegui dijo hoy que la razón esgrimida por la empresa “fue una coartada para tomar una decisión que le imponían” desde la Presidencia.

A su juicio, la Oficina de la Presidencia “de inmediato exigió a los dueños, que no a la periodista, una respuesta pública, inmediata, por la tremenda osadía”.

Carmen Aristegui reconoció que el comentario era “duro pero de ningún modo injurioso o difamatorio. Tampoco se transgredía en ningún punto el código de ética que ha sido aludido”, agregó, en referencia a las normas de trabajo de la empresa.

Recordó que no es la primera vez que un mandatario de un país debe afrontar críticas y acusaciones, como lo hicieron en su día Bill Clinton por un escándalo sexual, la brasileña Dilma Rouseff, sobre su salud, y actualmente Silvio Berlusconi, sobre supuestas relaciones sexuales con menores.

Y se preguntó: “¿Por qué en México los empresarios de los medios pueden ser sometidos a presiones indebidas para que silencien a los comunicadores?”.

No obstante, dijo que estima al dueño de la empresa, Joaquín Vargas y a su familia. “Lamento sinceramente que sus nombres están siendo acribillados con insultos en las redes sociales por la decisión tomada”, agregó.

Según Aristegui, la razón última de su despido es “el grado de vulnerabilidad” de quienes tienen negocios o concesiones de telecomunicaciones y medios de comunicación en México, porque MVS, a la espera de conocer si se renueva la concesión de 2.5 gigahertzios que tiene, depende de una decisión que, dijo, corresponde a las autoridades políticas.

La periodista se ofreció a volver a su trabajo, pero con “una condición básica: que MVS anuncie que retira de forma oficial el comunicado emitido junto con mi salida en el cual afirma, falsamente, que transgredí nuestro código de ética y que promoví la difusión de rumores como noticias”.

Además, instó a la Oficina de la Presidencia a valorar “lo sucedido, serenamente, sin odios, con la seriedad que implica tomar decisiones a nombre de los otros, y aceptando, aunque no guste, que los ciudadanos y los periodistas tenemos derecho a preguntar, a inquirir y a criticar”.

Por medio de sus portavoces la Presidencia mexicana ha negado que presionara a la empresa para que despidiera a esta conocida periodista. ABC Agencias

Fuente: EFE

A %d blogueros les gusta esto: