Salte la navegación

Monthly Archives: septiembre 2011

Pulso crítico

J. Enrique Olivera Arce

Francamente a nadie le interesa, salvo al ex candidato presidencial Andrés Manuel López Obrador, si estamos gobernados por una mafia plutocrática o por una mafia que eufemísticamente hemos dado en llamar “partidocracia”. Para hombres y mujeres de a pie da lo mismo; percibiéndose cotidianamente que urge ya un cambio en el país. No es posible continuar por el trillado camino que nos tiene colocados al borde del desastre económico, el fascismo político y la desesperanza social.

Andrés Manuel podrá repetir hasta el cansancio su ya manido discurso, sin que ello signifique que con ello ganará, primero, la candidatura de las izquierdas y, a continuación, la presidencia de la República. Denunciar lo evidente, atribuyéndosele a Juan de los palotes, a mi juicio resulta irrelevante. Lo que se espera de su indudable liderazgo es una respuesta coherente al qué, el cómo y por dónde avanzar en una estrategia razonablemente aceptable para romper con la inercia y, de manera consciente y organizada, encontrar en la participación democrática el camino de la unidad de las llamadas izquierdas de México.

Sin respuesta a estas interrogantes Andrés Manuel López Obrador borda en el vacío. Propalar denuncias y lamentos no ayuda a construir nada, salvo impotencia y desesperanza. Construir una catedral exige más que saber quien es el dueño de los tabiques y porqué se nos niega la fórmula de la argamasa. El ejemplo más reciente lo tenemos en la marcha por la paz con dignidad. Del lamento se pasó a la denuncia y, de ésta al protagonismo de un hombre cuya corto alcance de miras no le permite ver más allá de un esteril llamado a la piedad y la cordura del presidente Calderón, en nombre de la paz de los sepulcros.

Lo paradójico es que a diferencia de quienes al interior de los partidos políticos aspiran a gobernar a México, Andrés Manuel cuenta con un proyecto de Nación que, en sus cincuenta puntos consensuados por expertos de primer nivel en torno a un diagnóstico realista del país, éste se ha quedado en el papel. El movimiento social de reconstrucción nacional, “Morena”, gira y gira en torno al combate verbal a las mafias plutocráticas en una guerra en la que el fusil se deja en casa. El proyecto alternativo de Nación, que debería ser el eje organizativo, de debate y de capacitación política y social del movimiento, brilla por su ausencia tanto en el discurso como en las tareas proselitistas.

Es por ello que me ha llamado la atención que un priísta, militante probado de vieja cepa, funcionario público estatal cuyo nombre me reservo, con singular entusiasmo me comentara que si hoy fueran las elecciones y Andrés Manuel fuera candidato a la presidencia de la República, votaría por él. Su confesión me sacó de balance, lanzándole la pregunta obligada: ¿por qué?

Es muy simple, agregó. “El país está urgido de un cambio real en lo político y en lo económico; la presión social apunta en esa dirección y tanto el PRI, el PAN y el PRD carecen de un proyecto de Nación que ofrezca algo diferente a más de lo mismo. El único que oferta alternativas viables de cambio en un proyecto estructurado y coherente, es López Obrador”.

¿Rara avis?

Bueno, quiza así de entrada lo parezca. Es difícil el sólo pensar que un priísta veracruzano se expresara con honestidad sobre un tema que es tabú en los círculos oficiales. Más cuando el primer priísta de Veracruz se pronunciara a favor de la candidatura de Enrique Peña Nieto, aseverando que sería un magnífico presidente de la República. El sólo mencionar el nombre del tabasqueño está prácticamente prohibido, salvo para denostarlo y minimizar sus posibilidades de alcanzar nuevamente la candidatura a la primera magistratura del país.

Sin embargo, a mi juicio no es de extrañarse. Aunque parezca imposible que entre las filas priístas se cuente con hombres y mujeres honestos, bien intencionados y preocupados sinceramente por el rumbo que ha tomado México, la realidad es que éstos existen, son de carne y hueso y a ellos van dirigidos los llamados de Andrés Manuel cuando invita a las bases del PRI y del PAN a sumarse al movimiento que encabeza.

Lo que sí causa extrañeza es que un priísta esté enterado de la existencia del Proyecto Alternativo de Nación y sus cincuenta puntos, así como de su plena validez como alternativa del urgente cambio de rumbo, cuando tal documento y opción sea desconocido para muchos de los seguidores de AMLO, que se han anclado en el pasado y conformado con propalar como eje sustantivo de la propuesta de Andrés Manuel, el combate a “la mafia en el poder”.

Y mientras eso se da entre las filas priístas, las llamadas izquierdas no pasan del clásico cochinero que les enfrenta electoralmente en la  lucha por el poder y reparto de prebendas en sus respectivas parcelas tribales. La ambición desmedida les ciega en el reparto de las migajas cortesanas, mientras el ilustre caminante  recorre una y otra vez el territorio nacional, denunciando y denostando a una nebulosa “mafia” que nadie objetivamente identifica como su adversario o enemigo.

Querido, escuchado y aplaudido, pero no entendido por el pueblo llano que le sigue sin más esperanza que el deseo de participar construyendo su propio camino, López Obrador pierde un valioso tiempo tratando de “despertarle” cuando éste exige ya organización para la acción en la búsqueda de la senda democrática.

Amlo presenta Proyecto alternativo de Nación: http://www.youtube.com/watch?v=L8DNIpjyRgY

pulsocritico@gmail.com

http://pulsocritico.com

https://pulsocritico.wordpress.com

http://www.gurupolitico.com

Proceso

MÉXICO, D.F. (apro).- El representante de la Oficina de la Alta Comisionada de Naciones Unidas para los Derechos Humanos (OACNUDH), Javier Hernández Valencia, reprobó la compra masiva de la edición 1821 de la revista Proceso que, en su portada, lleva la imagen de algunos de los 35 cuerpos tirados en calles de Boca del Río, Veracruz. El funcionario de la ONU calificó la acción contra la revista de “un acto deliberado que viola el derecho a la libertad de información”.

Hernández Valencia aclaró que “cualquiera podría decir que qué pierde Proceso si de cualquier forma empresarialmente la revista gana de forma inmediata los recursos que de otra forma le llegarían tiempo después, pero el objetivo es clarísimo de que el contenido no se lea, lo que afecta a todos los posibles lectores”.

El responsable de la OACNUDH señaló lo anterior durante la presentación del Diagnóstico sobre la situación del derecho a la libertad de expresión en la Ciudad de México, elaborado por la Relatoría de Libertad de Expresión de la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF).

e-consulta

Duarte de Ochoa

Hace seis años, Andrés Manuel López Obrador, estaba en la cima, era el puntero en la carrera presidencial, Felipe Calderón Hinojosa, en nada le preocupaba, todo estaba en su favor, pero los errores y las trampas del panismo en el poder, lo llevaron al fracaso. En esta ocasión la historia parece repetirse con las variantes del momento, si el puntero esta vez, Enrique Peña Nieto las ignora, como en su momento lo hizo el tabasqueño, tendrá que atenerse a sus consecuencias. Sostener o apoyar a Javier Duarte y Ochoa en Veracruz, con todo y la inutilidad que ha demostrado en este corto tiempo que lleva en el gobierno de Veracruz, puede ser el fracaso del proyecto Peña.

Portada 1821

MÉXICO, D.F. (apro).- La edición 1821 de la revista Proceso fue comprada “masivamente” en las ciudades de Veracruz, Coatzacoalcos, Córdoba, Jalapa y Orizaba. Como ocurrió hace 15 días en Monterrey, Durango, Puebla y León, ahora la adquisición de las dotaciones completas del semanario Proceso se operó en los principales municipios del estado de Veracruz. Durante el domingo y la mañana de este lunes, los 5 mil 500 ejemplares de la revista que se entregan en esas cinco ciudades veracruzanas prácticamente desaparecieron tanto de los puestos cerrados como abiertos. Diversas personas se presentaron en los locales, preguntaron a los voceadores cuantos ejemplares tenían de la revista y pagaron en efectivo la dotación completa. Proceso

Pulso crítico

J. Enrique Olivera Arce

A lo largo de la precampaña electoral del 2010, se insistió en que Dante Delgado Rannauro debería reconsiderar su propósito de buscar la gubernatura de Veracruz en alianza con el PRD, señalándosele que dado el divisionismo y descrédito del partido del sol azteca en la entidad más le valía ir solo que mal acompañado. La soberbia del entonces convergente y su renuencia a reconocer la nueva realidad política veracruzana, lo perdió.

Dante no sólo fue traicionado por las “nomenklaturas” diversas de las tribus perredistas en Veracruz, oportuna y adecuadamente maiceadas por el gobierno de la fidelidad. A consecuencia de la alianza pactada, el puñal le fue clavado en la espalda por sus propios correligionarios, como fuera el caso del ex diputado local Alfredo Tress y sus seguidores, que nunca aceptarían la cercanía del Senador con Andrés Manuel López Obrador. Los resultados electorales de su fracasada estrategia son por todos conocidos.

Guardadas las proporciones del caso, hoy día el Dr. Javier Duarte de Ochoa sensiblemente rebasado por un inesperado escenario de violencia, vive en carne propia una situación casi similar en el empanizado gobierno de Veracruz.

La crudeza del mundo real superando a su reflejo virtual en el nintendo y en el twitter, lo está dejando entrever.

Los compromisos políticos, desorden administrativo y tropiezos financieros, por no llamarlos de otro modo, que heredara de su antecesor, padrino y mentor, no sólo le tienen atado de manos, sino que de hecho tiene que cargar con un gabinete legal y ampliado que, lejos de contribuir al buen gobierno respaldando al titular del ejecutivo, o bien no aportan nada positivo o en su defecto pareciera que le hacen blanco de un nada deseable fuego amigo, al que se suma la ineptitud de la bancada priísta del Congreso local, con Jorge Carvallo y Eduardo Andrade a la cabeza.

Copado por la camarilla fidelista, obligado a mantener compromisos asumidos en campaña, el gobernador no obtiene una clara y comprometida respuesta del equipo de trabajo que le acompaña en su gestión. Viéndose éste constantemente en la tesitura de tener que apechugar ya no sólo errores propios de su inexperiencia, sino los del lastre de pésimos funcionarios que lleva a cuestas.

Por si fuera poco, el verse obligado a transitar en el filo de la navaja, haciendo equilibrios entre el partido político que le postulara y la creciente dependencia financiera que le condiciona en su relación con el gobierno federal, le hace trastabillar peligrosamente, poniendo en riesgo su gestión en perjuicio de Veracruz.

En el arte de la política nada es circunstancial. Pifia tras pifia del gobierno duartista, pareciera ser orquestada intención de cobrar facturas políticas no pagadas en su oportunidad entre los propios correligionarios del PRI, así como perversas zancadillas con intención de hacerle quedar mal, esto por parte del gobierno federal cuyo titular se ha propuesto impedir que el tricolor regrese a Los Pinos.

El tempranero anuncio del Dr. Duarte de apoyar con todo al aún aspirante a la candidatura del PRI a la presidencia de la República, Enrique Peña Nieto, tiene un costo a los ojos de Calderón Hinojosa, así como lo tiene a los ojos de los priístas veracruzanos cuya simpatía se inclina a favor de Manlio Fabio Beltrones. La inexperiencia en las lides de las ligas mayores de la política nacional llevó al gobernador a no respetar formas y tiempos, poniéndose de pechito frente a sus adversarios en circunstancias que, por ahora, no le son del todo favorables en un escenario complejo de incertidumbre social.

La percepción en el imaginario popular, que si cuenta en política, es de descalificación del régimen duartista. El gobernador no logra remontar la percepción que de él se tiene entre la opinión pública, considerándosele aún como impuesto por su antecesor. Ni se ven resultados de gestión que impacten en la ciudadanía ni su discurso es aceptado como creíble. Cada acreedor desairado por el secretario de finanzas es fuente de rumor y descalificación, en tanto que se multiplican las protestas por promesas no cumplidas.

El debate en torno a la eficiencia y eficacia de la administración pública veracruzana a cargo del Dr. Duarte, está en la calle, no en los medios informativos veracruzanos. Insisto: la crisis de credibilidad en el gobierno es compartida por una prensa local –en la que por cierto el gobernante a su vez no confía- que se desvive más por difundir la imagen personal de quien autoriza las facturas que por respaldar la acción de gobierno.

En este marco, sin deberla ni temerla Javier Duarte está a merced de los tiburones de la prensa nacional que, aporreándole sin piedad, contribuyen a la negativa percepción que de su gobierno crece en la población.

Así como Dante Delgado en su momento se negara a rectificar en su propósito aliancista, Javier Duarte se empecina en no querer ver que gobierna solo, de espaldas a la realidad. Víctima de su propia desesperación e impotencia, asumiendo que habla en nombre de todos los veracruzanos, sus exabruptos y ligerezas verbales se le revierten, en tanto que sus llamados a la unidad y cohesión se topan con lo infranqueable del muro que se ha tendido a su derredor.

El Dr. Duarte de Ochoa no puede seguir así, so pena de perder el equilibrio en su tránsito por el delgado filo de la navaja.

pulsocritico@gmail.com

http://pulsocritico.com

https://pulsocritico.wordpress.com

http://www.gurupolitico.com

Proceso

Elementos de la Agencia Veracruzana de Investigaciones (AVI) agredieron a tres periodistas que se encontraban en las instalaciones del Servicio Médico Forense (Semefo), donde recababan información sobre los 49 cadáveres que fueron arrojados en calles de la zona conurbada de Veracruz-Boca del Río. Los agentes policiacos apuntaron con sus armas a los periodistas Arturo Moreno, de Notimex; Jorge Flores, de W Radio, y Juan Carlos Alarcón, de Noticias MVS, y los retuvieron por 30 minutos en las instalaciones del Semefo. Tras ser liberados, los periodistas aseguraron a los medios locales que fueron despojados de sus teléfonos y equipos de trabajo, y posteriormente los policías ministeriales los obligaron a borrar la información que habían obtenido sobre las condiciones en las que se encuentra la morgue. Los reporteros fueron enviados desde la ciudad de México para cubrir los trabajos del Encuentro Nacional de Procuradores de Justicia y Presidentes de Tribunales Superiores de Justicia, que se realizó en Boca del Río.

Mientras el secretario de gobernación, Francisco Blake Mora, calificara de “irracional y estúpida” la guerra de grupos del crimen organizado y cárteles de la droga en Veracruz, que tan sólo en 48 horas ha dejado 49 asesinados, el gobernador de Veracruz, Javier Duarte de Ochoa, afirmó que hasta ahora no hay confirmación del hallazgo de 14 cuerpos más tirados en Veracruz. Calificando como falsas especulaciones los reportes de ayer en este sentido. Por otro lado, al término del Encuentro Nacional de Procuradores y Presidentes de Tribunales de Justicia, el mandatario estatal aseguró que no permitirá que se encasille al estado como ha ocurrido con otras entidades por la ola de violencia que se ha registrado en los últimos días.”Aquí defenderemos la armonía de nuestra sociedad, aquí trabajamos por el presente y el futuro de nuestra gente, no vamos a permitir que nos encasillen o nos etiqueten como ha sucedido con otras partes del país, aquí en Veracruz, estamos defendiendo lo que es nuestro, que es nuestra armonía y nuestra paz social”, enfatizó. Grupo Fórmula

Pulso crítico

J. Enrique Olivera Arce

El robusto y simpático presidente del Banco de México, siendo aún Secretario de Hacienda diagnosticó en el 2008 que no había nada que temer, que al reventar la burbuja especulativa en las finanzas internacionales lo más que podríamos esperar los mexicanos era un simple catarrito. Bueno, el resfrío  fue atendido como recomendaban las abuelas: un par de aspirinas y un the con piquete para sudar la fiebre.  

Gracias al remedio recomendado, la macroeconomía se mantuvo a salvo; se controló la inflación, se fortalecieron las reservas y se mantuvo la paridad cambiaria, ello a costillas de la microeconomía. Incrementándose desigualdad, pobreza y, entre los más pobres, angustia y desesperanza. Las clases medias, en el sándwich, se subieron al tobogán, a la par que  los más ricos ente los ricos incrementaron sus ganancias en un desbordado proceso de acumulación. 

Hoy día, el Sr. Cartens entre que reconoce y no reconoce que el catarrito devino en pulmonía, nos dice que por cierto lo que padecemos no es por falta de previsión sino por un contexto internacional negativo y sin control a la vista. 

Si el catarrito no fue tal, y  teniendo a la vista la profusa información periodística sobre la crisis global, habría que considerar entonces que independientemente de la fortaleza macroeconómica que presumen tanto la SHCP como Banxico, deberíamos esperar una pulmonía con visos de pandemia económico financiera, para la cual al parecer no hay cura. Los más destacados y prestigiados especialistas de la sociedad mundo, no le atinan al diagnóstico y, con mayor razón, los políticos tampoco se ponen de acuerdo sobre el remedio y el trapito. 

Hasta el momento, la pandemia económico financiera se extiende a todo el mundo sin freno a la vista. Los ricos se niegan a dejar de ser más ricos sacrificando parte de sus cuantiosas fortunas, y los pobres si antes observaran temerosos el derrumbe, hoy no teniendo ya nada que perder se alzan en contra un orden establecido, al que culpan de la debacle. El fantasma de la lucha de clases nuevamente recorre el mundo.

Y si me refiero a la dicotomía, ricos pobres, no es porque no cuenten las clases medias, sino porque estas ya se deslizan aceleradamente en el tobogán de la pobreza. Su clásico rol de amortiguadoras en el sándwich, se pierde ante el resurgimiento de una nueva expresión de la lucha de clases, que les obliga a tomar partido ya no a favor de los de arriba, sino solidariamente con quienes no tienen nada que perder. Como se ha venido observando en Islandia, Grecia, Irlanda, Portugal, Inglaterra, Italia, España y, en América Latina, Chile, paradigma regional del “exitoso” neoliberalismo. 

Qué nos espera en México, desprovistos del blindaje que podría ofrecernos el mirar hacia el fortalecimiento del mercado interno, la substitución de importaciones o velar por la soberanía energética y alimentaria. Para Calderón Hinojosa la prioridad es su hasta ahora fallida estrategia de guerra contra la delincuencia organizada y el  narcotráfico, en tanto que para su Secretario de Hacienda, aunque reconoce la amenaza de la pandemia, afirma que la desaceleración económica que ya nos impacta, no llegará al clima de recesión por muchos pronosticado.  

¿En que basan su optimismo Hacienda y BdeM? En la fortaleza de la macroeconomía, ni más ni menos que como en su momento se dijera que la crisis no pasaría de simple catarrito. 

Ante un escenario de incertidumbre y amenaza, la clase política está ausente y de espaldas al avance de la crisis. Su prioridad es el proceso electoral en puerta. El proyecto de presupuesto de ingresos y egresos no se le ve como respuesta a la pulmonía, sino como herramienta para afrontar la elección presidencial del 2012. Rebatinga en el seno de la partidocracia, en la que a los partidos políticos se suma la ambición de los virreyes, exigiendo mayor tajada en el reparto del pastel. 

En nuestra bucólica aldea, en la que el aquí no pasa nada se confronta cotidianamente con prosperidad virtual a toda costa, no hay nada relevante que agregar. Fidel Herrera blindó a Veracruz desde el 2008. Hoy, con las arcas públicas desfondadas, sin camastro para el enfermo, habiendo sentado sus reales la epidemia, simplemente nos negamos a su penosa presencia sin mayor defensa que unos cuantos pisos firmes y fogón a media altura para los más pobres. Sin faltar las plegarias lastimeras de un gobierno ineficiente que clama por convencer de la unidad y participación ciudadana, como panacea frente al único enemigo a vencer, el fantasma de la inseguridad. 

Los enroques en los primeros niveles de la administración pública veracruzana no nos dicen nada, más allá de buenos deseos. El problema no es si fulano o sutano reúne mejor el perfil para cargo y tarea. El bache insalvable es estructural y sobre éste no se actúa en consecuencia. El andamiaje de un estado próspero se construye con saliva. 

La alerta ya ha sido dada sin ser escuchada. El sector empresarial veracruzano cuya medida de todas las cosas es la ganancia, ya puso el grito en el cielo. La demanda agregada cae, se incrementa el desempleo, la masa salarial a la baja y  sin poder alguno para incrementarla está ahorcando a los negocios. Para el sector rural, la actividad agropecuaria y pesquera ha perdido rentabilidad. El déficit en producción de granos se incrementa y la ganadería que depende del maíz se desfonda. 

La pandemia de la pulmonía económico financiera, ya llegó al terruño. Esperemos que si llegara a ser enfermedad terminal cuando menos nos permita estrenar un mejor presidente que Calderón Hinojosa. Como consuelo, repitámonos que la esperanza muere al último.

 pulsocritico@gmail.com

http://pulsocritico.com

https://pulsocritico.wordpress.com

http://www.gurupolitico.com

El Economista

Tras de permanecer 29 días en prisión, acusados de los presuntos delitos de terrorismo equiparado y sabotaje, los tuiteros veracruzanos María de Jesús Bravo y Gilberto Martínez fueron liberados. Esta mañana, el titular de la PGJE, Reynaldo Escobar, envió al Juzgado tercero de Primera Instancia el oficio PGJ/OP/640/2011, donde se contempla el desistimiento de la acción penal en contra de los acusados. “Al existir una nueva legislación que tipifica la conducta de las dos personas que causaron disturbios, es que la PGJE se desistirá de la acción penal”, informó Javier Duarte, gobernador de Veracruz, a través de su cuenta de Twitter. 

Congreso de Veracruz

 Comunicado de prensa

Se reformó código penal para tipificar el delito de perturbación del orden público

El Congreso de Veracruz aprobó adicionar un Capítulo III al Título XXII, así como el artículo 373 del Código Penal del Estado, a fin de tipificar el delito de perturbación del orden público. 

De esta manera, se establece que a quien, por cualquier medio, afirme falsamente la existencia de aparatos explosivos u otros; de ataques con armas de fuego; o de sustancias químicas, biológicas o tóxicas que puedan causar daño a la salud, ocasionando la perturbación del orden público, se le impondrá prisión de uno a cuatro años y multa de quinientos a mil días de salario, atendiendo a la alarma o perturbación del orden efectivamente producida. 

Cabe destacar que los elementos del tipo delictivo se constriñen a la falsedad de la afirmación y a la intención de perturbar el orden público, con absoluta independencia del medio que se emplee, puesto que no se trata de criminalizar el uso de cualquier medio de expresión o comunicación, sino la intención de alterar el orden, la falsedad de la información y la causación efectiva de una perturbación, de la cual dependerá la sanción que deba imponerse.

Nota: De acuerdo con el comunicado, basta que a juicio de las autoridades se alegue algo tan subjetivo como la “intención”, para que se configure el delito. Esto es sumamente grave, poniendo al gobierno de Veracruz en el camino de la represión de la crítica o protesta social.

A %d blogueros les gusta esto: