Skip navigation

Pulso crítico

J. Enrique Olivera Arce

Tan está presente Miguel Ángel Yunes Linares en la mente de los veracruzanos, que no bien confirmara la Presidencia de la República el sensible fallecimiento de José Francisco Blake Mora, Secretario de Gobernación, en los círculos políticos y periodísticos de la capital veracruzana ya corría como reguero de pólvora el rumor de que el ex candidato a gobernador estaría en el ánimo de Calderón Hinojosa para hacerse cargo de la política interna de México.

Para unos fue motivo de regocijo conocer de tal posibilidad y, para otros, la mayoría por cierto, de desconcierto y temor. Lo cierto es que en ambos casos salió a relucir el nombre de Fidel Herrera Beltrán, enemigo irreconciliable del oriundo de Soledad de Doblado.

Para los primeros, lo primero que vino a la mente fue que de elevarse al rango de Secretario de Gobernación, Yunes Linares ni corto ni perezoso se iría a la yugular del ex gobernador veracruzano. Para los segundos, la sola posibilidad del encumbramiento del choleño, ubicándolo en el contexto del proceso electoral ya en marcha, más que asombro e incertidumbre ante la especie propalada, manifestaran temor de que con ello Calderón Hinojosa metería las manos en Veracruz para favorecer la candidatura de Ernesto Cordero, generándole problemas al PRI y al gobierno de la entidad.

Para quienes se regocijaran, de ser nombrado  para el cargo por el Presidente, Yunes Linares sería elemento clave tanto en la guerra contra el crimen organizado como en el rescate del orden en la vida política nacional en lo que queda del sexenio.. “Calderón necesita de una mano dura en Gobernación con la experiencia y contactos suficientes para negociar con todas las fuerzas políticas del país y, el ex candidato del pan a la gubernatura sería el hombre indicado”.

Para sus adversarios, calificándole como autoritario y corrupto, “Yunes Linares vendría a Veracruz por la venganza, causándole problemas al gobernador y alterando el orden y tranquilidad que se vive en Veracruz, operando a favor del PAN en el proceso electoral”. “Miguel Ángel es un político nefasto que terminaría por traicionar a Calderón Hinojosa así como traicionó a Elba Esther Gordillo. Sabe bien que en Veracruz no se le quiere y buscaría vengarse de Fidel por su aparatosa derrota como candidato a la gubernatura, ensuciando el proceso electoral.”

Como ya se ha expresado en éste espacio, de una u otra forma, para bien o para mal,  a Miguel Ángel Yunes Linares .se le ha sobredimensionado mediáticamente en Veracruz, dando lugar a que se le tenga siempre presente como amigo para unos y enemigo más que adversario político para otros. No pasa nada malo en Veracruz que no se atribuya negativamente a la mano oculta del “perverso” choleño. De ese tamaño es la animadversión y miedo que provoca Miguel Ángel Yunes Linares entre el priísmo veracruzano, lo que a su vez es secundado por no pocos comentaristas oficiales u oficiosos en los medios de comunicación de la entidad.

Por cuanto a la especie difundida, no es de extrañarse. En Veracruz somos buenos para el chisme, el rumor y la maledicencia. Más cuando está en juego la política electorera. Pese a que de dientes para afuera entre los políticos  veracruzanos prevaleció el desgarre de vestiduras y las expresiones de lamento y condolencia por la muerte del hasta ahora Secretario de Gobernación, la falta de respeto al personaje fallecido, sus deudos, y sus acompañantes que con él perdieran la vida en trágico accidente, pudo más, dando lugar al infundado rumor  y a la confirmación de que no sólo el fantasma de Miguel Ángel recorre de día y de noche la entidad, sino que el hombre de carne y hueso está vivo en el ánimo de la política veracruzana.

¿A qué tanto temor? Si Miguel Ángel Yunes Linares en la remota posibilidad de que fuera encumbrado asignándosele el cargo de Secretario de Gobernación, no se mandaría solo, sino que estaría sujeto a lo que Calderón Hinojosa disponga y ordene. ¿No será que a quien realmente se teme es al propio presidente, no obstante repetirse y repetirse hasta el cansancio que es aliado de los veracruzanos?

Sea lo que fuere, lo cierto es que basta que Yunes Linares agite el petate del muerto para que sus adversarios en Veracruz se mueran de miedo.

pulsocritico@gmail.com

http://pulsocritico.com

https://pulsocritico.wordpress.com

http://www.gurupolitico.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: