Salte la navegación

Tag Archives: Ahorro para el retiro

Nacajuca, Tabasco.- Desde este bastión del perredismo nacional, Andrés Manuel López Obrador llamó a sus seguidores en todo el país a defender el Partido de la Revolución Democrática para sus bases y militantes, porque este partido, dijo, no pertenece a las cúpulas.

“No podemos abandonar este partido, lo tenemos que defender porque no lo fundaron arriba los líderes nylon, es fruto de la gente de base y por eso hay que apoyarlo” remachó.

Ante cientos de seguidores que se congregaron en la plaza principal de este municipio para apoyar a los candidatos perredistas a diputados locales y presidentes municipales, López Obrador insistió en la necesidad de defender al PRD como patrimonio del pueblo y por ser un partido que surgió desde las bases, como en el caso de Tabasco.

No tocar afores

Durante su mensaje en el marco del cuarto día de la gira que realiza por Tabasco en apoyo a los abanderados perredistas a puestos de elección popular, López Obrador manifestó su rotundo rechazo a que se pongan en riesgo los ahorros de los trabajadores y que se utilicen las Afores en inversiones como pretende hacer el gobierno. “Nos oponemos rotundamente a esa acción que se realiza incluso en contra de la voluntad del pueblo, porque ni siquiera lo han consultado para preguntar si está de acuerdo en aportar sus ahorros para ese fin.

Milenio

Frenar millonario “robo” a ahorros obreros, exigen

megamarcha

Miles de trabajadores, campesinos e integrantes de la sociedad civil marcharon ayer del Ángel de la Independencia al Zócalo en demanda de un cambio de rumbo en la política económica del país. Advirtieron que la crisis viene más profunda, que nunca se trató de un simple “catarro” y exigieron al gobierno federal que impida ya el desfalco a los fondos de pensiones de los trabajadores que se ha convertido en un “robo” millonario de los ahorros obreros.


Las organizaciones obreras independientes anunciaron en esta megamarcha que presentarán una iniciativa ante el Congreso de la Unión, para que se “nacionalicen” los fondos de ahorro de los trabajadores, a fin de que no se sigan saqueando sus recursos.


Desde la mañana, ayer los campesinos empezaron la protesta ya que se manifestaron en la Secretaría de la Reforma Agraria, en la de Agricultura y frente a la embajada de Estados Unidos; incluso en diversos estados llevaron a cabo movilizaciones. Pero la mayor protesta inició al filo de las 5 de la tarde, cuando marcharon juntas estas organizaciones del campo con sindicatos como los de electricistas, universitarios, tranviarios, telefonistas y maestros disidentes, entre muchos otros gremios que se unieron en una sola protesta.


Las organizaciones hicieron patente que los trabajadores no están dispuestos a que una vez más se les cargue el peso de la crisis sobre sus hombros y alzaron la voz para pedir “¡que sean los banqueros, los empresarios y los gobiernos que la generaron, los que la paguen!”


México. La Jornada 31/01/09

Afores pierden ahorro por $30.6 mil millones, pero ganan en comisiones. La merma tendrá un efecto directo en el monto de pensión al momento de la jubilación

Roberto González Amador

Pagar por perder. Los trabajadores que cotizan en el sistema de ahorro para el retiro perdieron, en la segunda mitad del año pasado, 30 mil 676.12 millones de pesos de las aportaciones realizadas al sistema de ahorro para el retiro. En ese mismo periodo, las empresas financieras privadas que gestionan esos fondos cobraron comisiones por 8 mil 834.35 millones de pesos, indicó información oficial.


La destrucción de riqueza de los trabajadores mexicanos, la mayor ocurrida desde que el sistema de retiro fue privatizado en 1997, fue consecuencia de las pérdidas registradas por las inversiones que las Administradoras de Fondos para el Retiro (Afore) realizan, de acuerdo con el régimen vigente, en activos financieros en los mercados accionarios, indicó información de la Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro (Consar), el organismo regulador.

Nota completa en: La Jornada 22/01/09

Roberto González Amador

En el mismo periodo, las Afore, en su mayoría subsidiarias de grupos financieros, obtuvieron utilidades por 16 mil 181 millones de pesos, de acuerdo con información oficial.

ahorroEn seis meses, contados de mayo a octubre pasados, el valor de los ahorros de 39 millones de trabajadores que cotizan en las Administradoras de Fondos para el Retiro (Afore) disminuyó en 45 mil millones de pesos, una pérdida que se concentró en mayor medida entre los afiliados más jóvenes y que está relacionada con la caída en las bolsas de valores, donde está depositada una parte de los recursos.


A la par de la caída en el valor de las inversiones, el rendimiento que las Afore pagaron a los trabajadores por administrar sus recursos tuvo en el último mes una variación negativa en términos reales, es decir, descontado el ajuste por la inflación, estableció información de la Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro (Consar).

Entre septiembre y octubre los fondos de ahorro de los 39 millones de trabajadores que mantienen cuentas en las diferentes Sociedades de inversión especializadas en fondos para el retiro (Siefores) operadas por las Afore, mostraron una reducción de casi 30 mil millones de peso,s y su rendimiento real fue negativo debido en gran medida al ajuste en los precios en las bolsas de valores del mundo y, hasta ahora, son los trabajadores jóvenes quienes más han perdido.

Así, desde mayo y hasta octubre de este año los fondos de ahorro de los trabajadores del sector privado, que son quienes cotizan en las Afore, han perdido 45 mil millones de pesos, según los datos oficiales.

Nota completa en: La Jornada. 20/11/08

En días pasados mi amigo Pancho, muy preocupado, me preguntó si podía decirle dónde estaba el dinero que mes tras mes venía guardando para su vejez, pues se enteró de que, de acuerdo con la información más reciente de la Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro (Consar), entre agosto y septiembre del presente año los ahorros de los casi 39 millones de trabajadores que mantienen cuentas en las diferentes Afore –operadas por instituciones privadas– mostraron una reducción de casi 12 mil millones de pesos y su rendimiento real, es decir, la tasa de interés real que pagaron a sus cuentahabientes, fue negativa.

Debo decirles que mi amigo Pancho tiene 44 años y ha trabajado desde hace 26. Y como no ha sido diputado, senador, alcalde, gobernador ni funcionario público de alto nivel vive modestamente, por lo que todo lo relativo a su pensión le aflige sobremanera.

Por ello, ante lo complejo de su pregunta y con el propósito de poder ayudarlo, le traté de explicar lo siguiente. Le dije: “Mira, Pancho, a partir del mes de marzo de este año la Consar estableció la creación de cinco ‘fondos básicos’ que manejarían los ahorros de los trabajadores de acuerdo con su edad. En tu caso, te corresponde el fondo tres”.

Y añadí: “Esto, a decir de la Consar, se hizo para diversificar los valores en los que colocarían los ahorros de los trabajadores, estableciendo la posibilidad de que, dependiendo de su edad, pudieran invertirse en ‘instrumentos, valores, acciones o deuda’ que pagan mayor tasa de interés, pudiendo ser adquiridos tanto en el mercado nacional como en el internacional”.

Le tuve que señalar que si bien los rendimientos de estos instrumentos eran más altos por ser variables, también podían generar “pérdidas”. Y que esto dependía de las condiciones del “mercado”, por lo que usualmente se establecía que “a mayor rendimiento más riesgo”.

Así, por ejemplo, el fondo uno es el de menores posibilidades de “diversificación”, es decir, de menores posibilidades de inversión en renta variable (menos riesgo). Se estableció para personas no mayores de 56 años. Y así, sucesivamente, hasta llegar al fondo cinco, para personas menores de 26, que permite una mayor diversificación de los ahorros, pero a su vez es el que “mayor riesgo presenta”.

En ese momento, en la cara de mi amigo Pancho, era evidente la preocupación, pero también expresaba gran alegría, pues empezaba a sentirse como un genio financiero por lo que estaba aprendiendo.

Proseguí con mi respuesta y le comenté que gran parte de la crisis financiera en Estados Unidos se originó porque los bancos otorgaron por mucho tiempo préstamos “hipotecarios” (para comprar casas) a personas con muy poca capacidad de pago, llamadas ninjas, pero fue tal el éxito de esos préstamos que todos los estadunidenses, ninjas y no ninjas, estaban comprando casas, muchas de ellas demasiado costosas respecto de su capacidad de pago.

Sin embargo, como consecuencia de este éxito, a los bancos estadunidenses se les acabó el dinero y para seguir prestando crearon unas figuras llamadas Trusts o Founds, que emitieron “instrumentos, valores, acciones o deuda” que pagaban una tasa de interés fija o variable y les permitieron tener dinero para seguir prestando a los ninjas y no ninjas.

En este punto, mi amigo Pancho exclamó: “¡Qué estúpidos, eso nos pasó en México con el Fobaproa. Ni parecen gringos!”

Continué diciéndole que, debido a la globalización y a que las autoridades de la Consar lo habían permitido con el propósito de mejorar el rendimiento que recibía por su ahorro para el retiro, parte de sus ahorros se invirtió en esos Trusts o Founds, que a su vez habían llegado al Bank of Texas y que éste se los había prestado a un ninja que vive en San Antonio.

Añadí que con otra parte de sus ahorros, dado que la misma Consar así lo dispuso, se adquirieron “instrumentos, valores, acciones o deuda” de otras empresas, como Comercial Mexicana, Cemex o Maseca, que a su vez resultaron severamente afectadas por sus deudas en dólares y por la crisis financiera en Estados Unidos, y sus acciones en la bolsa de valores se hicieron añicos.

En ese momento, a pesar de los conocimientos financieros obtenidos, la cara de mi amigo Pancho reflejaba enojo, frustración, indignación, preocupación y coraje, entre otros sentimientos.

Enloquecido, me pidió que le consiguiera la dirección del ninja que vive en San Antonio, Texas, para ir en su búsqueda y decirle que pagara. También me solicitó los datos de Lorenzo Zambrano, dueño de Cemex, para hacerle la misma petición.

Pero ante mi incapacidad para decirle quién tenía su dinero le llamó al gerente de su Afore y éste le dijo que, debido al “comportamiento del mercado”, se esfumaron buena cantidad de miles de millones de pesos, entre los cuales estaba parte de los ahorros de Pancho.

Al final sólo le dije: “Mira, amigo, todos estamos pagando las imprudencias y mala fe de muchos banqueros, supervisores y de todos los políticos que no quisieron o no pudieron ponerle un paro a la avaricia de algunos”.

Por eso le sugerí que fuera con Felipe Calderón y le exigiera la devolución de su dinero y bienestar, ya que tanto en ocasiones anteriores como actualmente a muchas grandes empresas y a banqueros los apoya con disminuciones de impuestos o a través de esquemas como el Fobaproa, la compra de deuda o “contratitos” con el gobierno. O bien, como ahora, entregándoles el petróleo del país.

Al final, Pancho me dijo que pronto, muy pronto, tanto él como muchas personas que están en su misma situación seguramente lo harán.

La Jornada. 02/11/08

A %d blogueros les gusta esto: