Salte la navegación

Tag Archives: Andres Manuel López Obrador

Pulso crítico

J. Enrique Olivera Arce

“Como mujer indígena y oprimida me doy cuenta de que unos cuantos mexicanos han desgraciado a nuestro país, llevándose sus riquezas, y con sus políticas han hundido en la pobreza a millones como yo”. Dijo Eréndira Be’j Hernández, ante miles de indígenas congregados en la cabecera municipal de Margaritas, Chiapas, para escuchar las propuestas del virtual candidato de la izquierda electoral a la presidencia de la República (La Jornada 15 de enero de 2012), y también para exigir que “los pueblos indígenas debemos ser incluidos por fin a este país con nuestros derechos plenos”.

La joven indígena, a decir de lo publicado, fue contundente al expresar ante el tabasqueño y sus compañeros ahí reunidos: “Nosotros los chiapanecos y las chiapanecas producimos energía eléctrica con el agua que tenemos, pero por las malas políticas somos los que pagamos las tarifas de consumo más caras; en la región norte del estado tenemos petróleo, y cada día nos castigan con el aumento a las gasolinas, y con eso sube el precio de la canasta básica. Sumado a todo ello, se carece de fuentes de empleo. Luego, con nuestro coraje nos vamos a las urnas con la esperanza de cambiar la situación de pobreza que padecemos, y después nos dicen que perdimos porque se robaron nuestros votos. Entonces, ¿qué nos queda, compañeros?”.

Lo expresado por la joven integrante de “Morena” (Movimiento Nacional de Regeneración Nacional), a más de impactarme, me recordó lo que Eréndira Be’j con pocas palabras resumiera de una realidad inocultable de quinientos años de explotación a que han estado sometidos nuestros pueblos indios. Llevándome a reflexionar sobre el proceso electoral en marcha y lo que sobre los aspirantes a la presidencia de la República dicen las encuestas.

A diario la prensa nacional da cuenta de si tal o cual personaje va adelante en las preferencias de los electores potenciales. Hablan de porcentajes, de un muestreo entre 4 o cinco mil entrevistados, dando por hecho que lo resultante es el sentir de más de ochenta millones de votantes potenciales. Nada más falso que lo que arrojan tales números y, peor aún, el que nos dejemos llevar por tal manejo mediático para sumar rechazo o simpatía en torno al producto mercadotécnico que nos venden encuestadoras y medios de comunicación.

¿Quiénes son los encuestados? ¿Qué sector de la población representan? ¿Quién paga las encuestas? Nadie entre la audiencia lo sabe. Lo que si es posible colegir es que una muestra de no más de cinco mil entrevistados, en su gran mayoría con residencia urbana y con teléfono en el hogar, no refleja el sentir y preferencias del México profundo, del México hastiado y desencantado, del México que no cuenta con teléfono pero que si padece hambre y exclusión del derecho a una vida digna; del México que late en los corazones de nuestros pueblos originarios.

¿O acaso alguien encuestó a los miles de indígenas chiapanecos que se concentraran en Las Margaritas? ¿O a los tarahumaras que se suicidan por hambre? No. Nadie los toma en cuenta, salvo para el día de la elección trocar su voto a cambio de limosnas, aprovechándose de su miseria pero ignorando su cultura milenaria, su identidad, su paciencia cifrada en una esperanza que nunca llega, su dignidad como seres humanos; no, al corazón de México no llegan las encuestadoras.

Los medios de comunicación nos dicen que de acuerdo a las encuestas Peña Nieto va a la cabeza de las preferencias electorales y que Andrés Manuel López Obrador apenas rebasa el 20 por ciento. Permítanme dudarlo, el mundo real, el de pie a tierra, el que conoce cara a cara al político tabasqueño, al que escucha su propuesta municipio por municipio a lo largo y ancho de este país, no conoce al virtual candidato del PRI. No puede el Sr. Peña estar en las preferencias de la mayoría de un país que, por cierto, el mexiquense no conoce. No puede ni debe confiarse en el “poder” de las encuestas.

Las palabras expresadas por Eréndira, también me han hecho reflexionar sobre un tema recurrente en los medios: el carácter “mesiánico” de la personalidad y propósitos de Andrés Manuel. Lo dicho por la joven indígena nos dice todo lo contrario. No se espera nada de López Obrador que no sea honestidad y compromiso, ni se espera que el anhelado cambio baje del cielo. Se le exige al lider indiscutible, con conocimiento de causa, a sabiendas de que el transformar a México no es tarea de un solo hombre o mujer. Es tarea de todos, incluidos nuestros pueblos originarios. Pero se reconoce su liderazgo y en él se deposita confianza y, una vez más, la esperanza de un país más justo, más humano.

Concluyo entonces que López Obrador no es ningún “Mesías” ni se propone ser tal. Es apenas, a mi juicio, un hombre-símbolo; el movimiento que encabeza, crisol en el que se funde la voluntad de cambio, y nada más. Con él, a través de “Morena” y no del PRD o ningún otro partido político, se identifican miles y miles de mexicanos, sin perder de vista que con él o sin él, el proceso de cambio ya inició y se consolida en el corazón de Chiapas, en el corazón de los olvidados de siempre arrinconados en las serranías, como lo dejara entrever Eréndira Be’j, al demandar y exigir y no pedir lo que en justicia corresponde.  Lo que no nos dicen las encuestas.

pulsocritico@gmail.com

http://pulsocritico.com

https://pulsocritico.wordpress.com

http://www.gurupolitico.com

 

Pulso crítico

J. Enrique Olivera Arce

A escasos once meses y medio de la elección presidencial del 2012, la izquierda electoral no solo no encuentra su camino, sino que ante el electorado expresa su cada vez mayor descomposición, desconcierto, división e incongruencia en sus planteamientos. Complicándose el proceso de selección de candidato de unidad.

Cuando todo parecía que el PRD le estaba apostando a la unidad, los resultados de la elección de gobernador en el Estado de México fueron la señal para la estampida en todas direcciones de las tribus que conforman ese Instituto Político, dando al traste con los anunciados buenos propósitos de la dirigencia cupular.

Lejos de optar por una autocrítica seria del porqué de la derrota, asumieron en automático que ésta fue resultado de la negativa de Andrés Manuel a la alianza electoral con el PAN. Bajo esta premisa, van por otra vuelta a la noria, aceptando sin mayor análisis que Marcelo Ebrard es el candidato idóneo a considerar, en tanto éste argumenta que la única vía para evitar el regreso del PRI a Los Pinos es enfrentarle mediante la alianza de las fuerzas de izquierda con el PAN.

Postura que impulsada por “los chuchos”, de hecho rompe con los acuerdos alcanzados por los dos punteros, puesto que “Morena” y un sector por ahora minoritario del PRD, en principio se manifiestan en contra de la alianza con el panismo. Así, de facto, lo que podría haber sido una contienda civilizada entre el jefe de gobierno del Distrito Federal y AMLO, se queda en el tintero. La división y la polarización no sólo prevalecen sino que se agudizan, dejando en libertad al tabasqueño de buscar por la libre su ansiada candidatura, “ya sea como candidato de un partido, de dos o de tres”, como publicara el diario Reforma atribuyéndole la cita a Andrés Manuel.


Y aunque Marcelo insiste en que no hay diferencias con López Obrador, reiterando que será en noviembre cuando mediante consulta nacional abierta, las izquierdas definirán quien sería su abanderado en la contienda presidencial, lo cierto es que aunque se guarden las formas,  conceptualmente las diferencias de fondo son irreconciliables y los seguidores de AMLO lo saben.

“Morena”, el PT y Convergencia ya acusaron el golpe ante la creación en la semana anterior de un bloque de tribus encabezada por “los chuchos” cuyo objetivo es impulsar la candidatura de Ebrard. La reacción no se dejó esperar, anunciándose la transformación del Movimiento para la Regeneración Nacional en Asociación Política Nacional, con el objetivo más que obvio de impulsar a su vez la candidatura de Andrés Manuel. Dándose así por sentado que todo  intento de unidad de la izquierda electoral, desembocará en un rompecabezas de tepalcates y no en uno sino en dos candidatos confrontados.


No hay peor ciego que el que no quiere ver. El PRD no aprende o no quiere aprender de sus derrotas. Pesa más no el pragmatismo, valido en los tiempos que corren, sino el oportunismo corrupto de las élites perredistas a las que no les interesa perder o ganar  en las urnas, sino seguir manteniendo posiciones de privilegio, prerrogativas y prebendas. Postura que alienta Marcelo Ebrard con su derrotismo: sin alianza con el PAN no podemos competir, diría. Sin parar mientes que en el estado de México la izquierda se dividió desde el momento mismo en que inicialmente se hablara de una alianza con el panismo.


La historia vuelve a repetirse. En tanto las cúpulas insistan en la alianza con el adversario natural, el PRD reconoce su propia debilidad, trasmitiendo desanimo en su escasa base social de apoyo, la que por cierto percibe que el enemigo a vencer es la alianza de facto entre el PRI y el PAN.


Percepción que se hace acompañar en la opinión pública de la idea cada vez más clara, de que ni el PRI ni el PAN habrán de permitir que la izquierda electoral sea cual sea el resultado de la elección, arribe a Los Pinos bien con Andrés Manuel o con Ebrard como candidato de unidad, luego sale sobrando que se siga insistiendo en una alianza con el panismo, como pretende la cúpula partidista dominada por “los chuchos”, mientras el tiempo corre en contra.


Si la realidad objetivamente indica que la división de la izquierda electoral es ineludible para el 2012, cabe aquí preguntarse: ¿para qué tanto brinco estando el suelo tan parejo? ¿Para qué esperar hasta noviembre guardando las formas, cuando de antemano se conoce lo irreductible de la división y polarización? ¿No resulta ello demasiado ocioso?


En el ínter, tanto el PRI como el PAN ya velan armas, aceitando su estructura, dejando que la izquierda electoral se haga bolas perdiendo aún antes de contender.

 pulsocritico@gmail.com

http://pulsocritico.com

https://pulsocritico.wordpress.com

http://www.gurupolitico.com

Andrés Manuel

Tabasco • Andrés Manuel López Obrador aseguró este miércoles que pese a las revelaciones de posibles actos de corrupción en el ISSSTE, tras el pleito entre la lideresa del SNTE, Elba Esther Gordillo, y el ex director de esa institución, Miguel Ángel Yunes, “No va a pasar nada, todo va a quedar desgraciadamente en un escándalo más, porque Elba Esther Gordillo le ayudó en el fraude a Calderón y él no se va a atrever a enjuiciar a Gordillo, porque le tiene pisada la cola”, agregó. Al iniciar su gira nacional en la plaza principal de su municipio natal, el ex candidato presidencial dijo que inicia un nuevo recorrido de 3 meses por todo el país para convocar una vez más a millones de mexicanos a que se integren a la transformación de la vida pública de México. “Vamos a terminar de constituir este movimiento que es la única esperanza y lo digo sin temor a equivocarme, convencido, es la única esperanza para millones de mexicanos, sobre todo para la gente humilde y la gente pobre de nuestro país”, dijo. Milenio

Amigas y amigos:

Aquí en el Zócalo, hace cerca de cinco años, tomamos entre todos la decisión de seguir luchando hasta lograr la transformación del país. Si después del fraude nos hubiésemos retirado o, peor aún, si hubiésemos transado con la mafia del poder, hoy no existiría este movimiento que es la única esperanza para millones de mexicanos, sobre todo, para los más desamparados y pobres de México.

Andrés Manuel López Obrador, junio 5 de 2011

Hemos echado a andar un plan sencillo, pero eficaz y trascendente. Estamos llamando a ciudadanos que simpatizan con nuestro movimiento a que participen como protagonistas del cambio verdadero. Se trata de que cada mujer, cada hombre consciente, se apersone y convenza, entre familiares, amigos, compañeras y compañeros de trabajo, a cinco ciudadanos más. Informo a ustedes que ya se han inscrito un millón 300 mil ciudadanos como protagonistas del cambio verdadero, a finales de este año, serán 4 millones, y si cada uno cumple con su compromiso de convencer a cinco, tendremos el respaldo de 20 millones de ciudadanos. De esta forma, haciendo cada quien lo que nos corresponde y, de manera pacífica, sin violencia, con la participación organizada del pueblo, vamos a lograr que se inicie, en el 2012, una nueva etapa en la historia de México.

Aquí quiero señalar que hablamos de protagonistas, no de promotores, porque el objetivo de este movimiento va más allá de las elecciones. No se trata únicamente de llegar a los cargos públicos. No es la lucha del poder por el poder. El objetivo superior es la transformación del país.

Para que se entienda mejor y todos sepamos de qué se trata, pensemos que sólo han habido tres transformaciones en la historia de nuestro país: la Independencia, la Reforma y la Revolución, y nosotros queremos llevar a cabo la cuarta transformación de la vida pública de México.

Apostamos a la transformación del país porque no vemos otra salida. La crisis actual demanda cambios profundos. Nada bueno debe esperarse si continúa el actual régimen. Tenemos claro que el principal problema de México es el predominio de una mafia del poder y que a ello se debe la decadencia y la tragedia nacional.

Texto completo del discurso de Amlo hoy 5 de junio de 2011, en el Zócalo de la Ciudad de México.

Gira salvemos a México


Pulso crítico

J. Enrique Olivera Arce

 Ante la ausencia de una racional jerarquización de prioridades, mediáticamente todo es importante y pareciera que todo y nada es prioritario, en tanto se observan acciones reactivas de la administración pública veracruzana frente a una realidad que le desborda. Ya no se sabe si se atiende a lo dispuesto en el Plan Veracruzano de Desarrollo o se reacciona a los palos de ciego de un Felipe Calderón que, en su quinto y penúltimo año de gobierno, ya no quiere queso sino salir de la ratonera.

 La anterior administración a cargo de Fidel Herrera Beltrán, creo el caos, apuntalándole con el despilfarro de recursos públicos y el aplauso acríticamente mayoritario e irresponsable de la prensa. La actual, con inopia inmovilista, lo profundiza sosteniéndole con saliva, sin contar con el apoyo unánime de los medios de comunicación. El impacto del rumor en la calle es superior a las campañas mediáticas en una prensa desacreditada, malquerida y pusilánime.

 Esto en el marco de un adelantado proceso electoral, en el que los partidos políticos exhiben fehacientemente su pérdida de razón de ser, en el contexto de crisis del sistema político nacional e internacional. El hartazgo y la indignación sellan con broche de oro la pérdida de representatividad y legitimidad de la democracia representativa en el mundo.

 

En México, el conato de acuerdo del PRI, PAN y PRD para ir con candidato único a la elección de gobernador en Michoacán, es el rasero. No existe diferencia de fondo entre los tres partidos políticos más importantes del país. El oportunismo en la coyuntura les iguala dejando sin opción al electorado. En tanto que en Veracruz no gobierna más el PRI,  que va a la zaga de un ecléctico Poder Ejecutivo estatal que marcha a bandazos, sin brújula ideológica que le guíe en el azaroso contexto de un mundo en decadencia.

 En múltiples ocasiones desde diciembre de 2007, he destacado mi percepción personal de una profunda crisis en el sistema político nacional, expresado en notable pérdida de los partidos políticos tanto de ideología, principios, valores, como de capacidad de interlocución con una sociedad que les cuestiona. Hoy a mi juicio estimo que tal crisis está tocando fondo, sin que a la vista se observe el menor afán por recobrar lo perdido, reflejándose lo mismo en la conducción del país que en el deterioro creciente del tejido social.

 Considero que Veracruz no escapa a ello. En nuestra aldea, el reflejo se da tanto en la conducción errática de la administración pública como en la vulnerabilidad fáctica de la división de poderes. El endeble estado de derecho da paso al endurecimiento de un principio de autoritarismo, impulsado más por la impotencia del momento para encontrar el camino que por respuesta a una oposición política responsable, por ahora inexistente. El escepticismo y desconfianza de la población frente a la descomposición política, económica y social generalizada, se deja sentir en el ánimo del titular del Poder Ejecutivo de la administración pública de la entidad.

 

No es circunstancial tanto el vació informativo en torno a la última visita de Andrés Manuel López Obrador a la capital de Veracruz, como la respuesta positiva, en esta ocasión de un mayor número de asistentes convocados al mitin de “Morena” en la Plaza Lerdo. La autocensura inducida de los medios de comunicación y la aún tímida pero destacable respuesta ciudadana a la convocatoria de los organizadores, van de la mano.

 No pasa nada en Veracruz, se dice en círculos oficialistas, y no precisamente por razones de seguridad y violencia, que si pasa. A mi juicio algo anda mal en la administración pública y que aún no se percibe de manera generalizada. Creo que es tiempo de ajustar las tuercas antes que el hartazgo y la indignación propiciada por el gobierno federal,  alcance los aparejos en la aldea.

 pulsocritico@gmail.com

http://pulsocritico.com

https://pulsocritico.wordpress.com

http://www.gurupolitico.com

En Perspectiva

J. Enrique Olivera Arce

 Tras observar y escuchar al ex candidato a la presidencia de la República, Andrés Manuel López Obrador, conocer de los esfuerzos por construir la unidad de la izquierda en torno a la candidatura de Alejandro Encinas  en el estado de México, y enterarse que en Veracruz declara Juan Carlos Mezhua Campos, espurio dirigente estatal del PRD, que tanto AMLO como Marcelo Ebrard dividirán el voto en la contienda electoral del 2012 por la presidencia, no puede uno sino confirmar una vez más que el partido del sol azteca en la entidad no pasa de ser insepulto y ya hediondo cadáver.

 

Ajeno al sentimiento y convicción de las dispersas bases perredistas, Carlos Mezhua no hace sino reflejar el pensamiento derrotista y practica oportunista de los diversos “capos” de las también diversas tribus que en Veracruz conforman el PRD, que se resisten a aceptar tanto que su partido es un vacío cascarón sin presencia ni peso en la entidad, como el que la militancia tiempo ha que conjuntamente con las de Convergencia y PT y un buen número de ciudadanos sin partido, está a favor de impulsar desde ya y nuevamente la candidatura de Andrés Manuel López Obrador a la presidencia de la República y no la del Jefe de gobierno del D.F.

Bien maiceado y sin capacidad e inteligencia para ver más allá de su ombligo e intereses pueblerinos, lo que hace que Mezhua Campos afirme que se dividirá el voto, no es otra cosa que contemplarse en el espejo. El, como la mayoría de los dirigentes formales o morales del PRD en Veracruz, son los que desde la pasada campaña del ahora gobernador, Javier Duarte de Ochoa, dividieran el voto perredista, llamando a sufragar a favor de Miguel Ángel Yunes Linares, unos, en tanto que otros, tibiamente, a favor de Dante Delgado Rannauro. Para terminar trabajando para su santo, conformándose con las migajas que bien a bien les cediera el PRI.

Lo curioso de tal situación es que en Veracruz, la gente poco informada o desinformada por los medios de comunicación -que por cierto no entienden o no les conviene entender, de la diferencia entre el PRD y el movimiento social “Morena”-, desconoce la fuerza de Andrés Manuel López Obrador al equipararlo con el cochinero de la cúpula perredista. Sin que ello necesariamente les lleve a inclinarse a favor de Marcelo Ebrard, a quien la mayoría no conoce más que de oídas.

Situación que se agrava para el movimiento nacional que encabeza Andrés Manuel, en tanto que sus seguidores en Veracruz no tienen con qué, no saben, o no quieren, difundir de manera masiva la aclaración pertinente, que de luz sobre las abismales diferencias entre el cadáver nauseabundo y el Movimiento de Regeneración Nacional que impulsa el tabasqueño. Limitante que a su vez no es subsanada en apoyo por diversas y sólidas agrupaciones en constante movilización y organización en la capital de la República.

Perdiéndose la oportunidad en el tiempo, de aglutinar de manera organizada y consecuente a los simpatizantes del movimiento en Veracruz que, no siendo pocos, desorganizados y dispersos no reconocen más liderazgo que el que les ofrece López Obrador, toda vez que los liderazgos locales o no existen, están ausentes, o no crecen al no tener clara la diferencia entre los intereses partidistas del PRD, Convergencia y PT,  y los objetivos perseguidos por “Morena”.

Pues si bien en la coyuntura el Movimiento de Regeneración Nacional está dispuesto a participar electoralmente, impulsando la candidatura de Encinas en Edomex y en su momento la de Andrés Manuel en la búsqueda de la presidencia, los objetivos de mediano y largo plazo de la organización rebasan las expectativas electorales del corto plazo, como está explicitado en el programa de 50 puntos para cambiar a México. Así como también rebasan el estrecho marco ideológico, programático y operativo de la izquierda electoral representada por los partidos Convergencia, PT y PRD.

El movimiento de Regeneración Nacional es ciudadano, apartidista y con visión de largo aliento, no es un partido político más ni una extensión de los partidos arriba mencionados. Eso debe quedar claro y el explicitarlo es la tarea de los Comités locales de “Morena”, para avanzar en la organización y pesar en consecuencia en la entidad.

Lo que queda del PRD, así como Convergencia y el PT, son compañeros de camino en la coyuntura, no la fuerza sustantiva de “Morena”. De ahí que resulte inconsecuente la afirmación de Mezhua. El voto no se dividirá entre López Obrador y Marcelo Ebrard, uno y otro ya fijaron su postura, estando dispuestos a ceder en su momento a favor de quien tenga mayores posibilidades de triunfo. Corresponde a “Morena” hacer pesar su fuerza por sobre los limitados intereses electorales del PRD, imponiendo su convicción moral y política por sobre el pragmatismo cortoplacista de los oportunistas y vividores de la falsa izquierda de siempre, para inclinar la balanza a favor de Andrés Manuel.

pulsocritico@gmail.com

http://pulsocritico.com

https://pulsocritico.wordpress.com

http://www.gurupolitico.com

Encuentro histórico en el PRD

Ecatepec, Edomex.- Alejandro Encinas logró el encuentro histórico de Andrés Manuel López Obrador, Cuauhtémoc Cárdenas y Marcelo Ebrard, quienes le manifestaron su respaldo y celebraron que su arranque de campaña por la gubernatura del Estado de México se convirtiera en un acto de unidad de la izquierda. López Obrador se llevó los aplausos más sonoros al hacer uso de la palabra después de Marcelo Ebrard. Al ingeniero Cárdenas no se le escuchaba dirigir un mensaje al perredismo desde un templete desde hacías muchos años, antes de que abandonara todos los cargos al interior del partido que fundó hace 22 años. Milenio , La Jornada

Andrés Manuel López Obrador marca la agenda

Rechazo a alianza abre vía de la reconciliación en el PRD: AMLO


Valle de Bravo, Méx. Andrés Manuel López Obrador dijo que tras la cancelación definitiva de la pretendida alianza del PRD con el PAN en el estado de México se abre la vía de la reconciliación porque, comentó, la división en el PRD es en la dirigencia y no entre los militantes. Aseveró que con la decisión de tomada en el congreso nacional perredista –en la madrugada de este domingo—“se impuso la realidad”. Confió en que con la unión PRD-PT-Convergencia la candidatura de Alejandro Encinas gane la gubernatura en el estado de México porque, expresó, tenemos un buen candidato y los ciudadanos están concientes de que en esta entidad hay mucha corrupción y un gobernador mediocre y ladrón, “inflado por los medios de comunicación”. La Jornada


Irá PAN en Edomex con alianza ciudadana contra el PRI: Madero


Cancún.-En conferencia de prensa el dirigente nacional del PAN, Gustavo Madero Muñoz, tras enterarse de la decisión del PRD de no establecer alianza política con el PAN, aseguró que buscará una gran coalición, pero “con ciudadanos mexiquenses que no quieran al PRI”. Después de haber presidido la toma de posesión del alcalde panista de Isla Mujeres, Hugo Sánchez Montalvo, la medianoche del sábado, Madero Muñoz manifestó: “si ellos, los perredistas, no quieren aliarse al PAN, no los podemos obligar…” Aclaro que respeta pero no comparte la decisión de la asamblea perredista y explicó: “nosotros, en Acción Nacional siempre estaremos abiertos a las alianzas, aunque sea con los ciudadanos.” Con semblante contrariado agregó que tras la ruptura de negociaciones del PRD, “el camino es que cada partido vaya por su cuenta y con su propio candidato, Acción Nacional tiene posibilidades de ganar sólo con su candidato, Luis Felipe Bravo Mena”.  Milenio


PRD sepulta alianza con PAN en el Edomex


México, DF. El Consejo Nacional del Partido de la Revolución Democrática (PRD) rechazó la alianza con Acción Nacional para la gubernatura del estado de México y  aprobó en cambio, por mayoría calificada, que ésta sea con el Partido del Trabajo y Convergencia. Con 129 votos a favor; uno en contra y 44 abstenciones se alcanzaron las dos terceras partes legalmente necesarias para concretar este acuerdo que, a decir de la secretaria del PRD, Dolores Padierna, se trabaja desde el jueves pasado, llevando como propuesta para la candidatura a Alejandro Encinas Rodríguez. El presidente del partido, Jesús Zambrano, propuso a los consejeros presentes, pasada la medianoche, optar por la alianza con el PT y Convergencia para propiciar la unidad y cerrar el capítulo de la discusión en torno al acuerdo con el PAN, que sumió durante tantos meses a los perredistas “en debates intensos que han tensionado la vida interna del PRD”. La Jornada

A %d blogueros les gusta esto: