Skip navigation

Archivo de la etiqueta: COFIPE

Pulso crítico

J. Enrique Olivera Arce

En un país hundido hasta el tuétano en la corrupción pública y privada, no es de sorprenderse y menos darse por engañados que el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación primero dicte sentencia y, después de ejecutarse esta, de paso a la investigación de presuntos ilícitos que bien pudieran haber modificado el tenor de la resolución de los magistrados. “Afusílenlos en caliente y después viriguen”, frase muy socorrida en los tiempos de la gesta revolucionaria mexicana, que sigue teniendo plena validez entre nosotros en el primer tercio  del Siglo XXI.

Si en el 2006 con el “haiga sido como haiga sido”, se justificara el triunfo del “espurio” y su ilegítimo y nefasto arribo a la presidencia de México con las consecuencias por todos conocidas, hoy, 31 de agosto del 2012, un pedestre “sí, y qué” pareciera ser respuesta al cuestionado agandalle del “precario”. “Viernes negro” para la incipiente democracia que será recordado como el triunfo del cinismo y el me vale madre por sobre el estado de derecho, así como del derrumbe de la credibilidad en los procesos electorales y las instituciones republicanas.

¡“Sí, y qué”!, respuesta de la procuración y administración de la justicia a un cúmulo de irregularidades que para muchos rayan en delito flagrante. Si se configura el fraude en la elección presidencial, será a posteriori de la sentencia que otorga a Peña Nieto la calidad de presidente electo. Por ahí en enero de 2013, será el IFE quien tras una “exhaustiva investigación”, imponga una sanción administrativa simbólica al partido o partidos responsables del desaguisado. Borrón y cuenta nueva, ya habrá oportunidad de adecuar la legislación electoral para que las violaciones a la Carta Magna tengan algún valor para los jueces. Quizá entonces para el supremo tribunal los “actores políticos” seamos todos y no únicamente la partidocracia.

“Sí, y qué. Si alguien no esta de acuerdo que se joda, la decisión del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación es inapelable e inatacable. Un puñado de notables por cierto muy bien maiceados, en nombre de la Ley General del Sistema de Medios de Impugnación en Materia Electoral ya dijeron la última palabra: el candidato de la primera minoría, con el 38 por ciento del sufragio efectivo gobernará a México. Cartucheras al cañón, quepan o no quepan… como en los mejores tiempos del viejo régimen, el voto ciudadano es accesorio e irrelevante.

Así, una minoría que apenas alcanza el 21 % del total del padrón electoral, incluido el voto comprado, por disposición legal y no por la legítima voluntad mayoritaria del electorado, gobernará a un país de más de 112 millones de mexicanos. “Sí, y qué… Así está establecido y convenido en una legislación a modo presuntamente democrática. El que no esté conforme a aguantar vara en nombre de la unidad nacional; la democracia no permitirá desunión y encono dice el Sr. Peña mostrando autoritarismo y mano dura.

Perdedores y ganadores, unos por frustración y desencanto y otros por vergüenza, guardarán silencio. El proceso electoral concluye sin pena ni gloria, la página está cerrada y a otra cosa mariposa. El poder del dinero, así como el cinismo y agandalle  de un régimen corrupto, pesan más en la vida de los mexicanos que la dignidad perdida.

En la democracia bananera  de un México que no logra remontar taras, tabúes y prejuicios decimonónicos, lo mismo da que se imponga a un espurio que a un mal parido.

¿Para qué elecciones? ¿Para qué más simulación? Que la justicia venal  siga hablando y decidiendo por todos. Más barato resulta mantener a un puñado de magistrados que a una parasitaria partidocracia que no representa a nadie, salvo a sus amos.

Por comisión u omisión, en el México hundido ignominiosamente en el fango, la corrupción somos todos. Nadie gana, nadie pierde, somos y tenemos lo que merecemos.

Hojas que se lleva el viento

Resuelto el tema electoral viene el desquite. Con todo se tratará de eliminar de la vida pública a López Obrador. Las andanadas en su contra sobre pedido ya iniciaron en varios medios de comunicación. Sin embargo todo parece indicar que tendremos “peje” para rato. Ya no en el marco electoral ya superado, ahora viene como líder moral de un movimiento social que escapa a las reglas del COFIPE y a las componendas de los partidos políticos. Nada le ata, por la libre jugará sus cartas; responderá a todas las calumnias e infundios en su contra y no precisamente en los terrenos de “la chingada”. Y no va solo.

De plano, al gobernador veracruzano no le cae el veinte. Ahora salió con que en la entidad está erradicado el trabajo infantil. Mañana seguramente ordenará tocar campanas a rebato y declarará que gracias al voto de los veracruzanos Peña Nieto es presidente electo. Mérida, Yuc., agosto 31 de 2012

pulsocritico@gmail.com

http://pulsocritico.com

https://pulsocritico.wordpress.com

 

Fabiola Martínez y Alonso Urrutia / La Jornada

Coincidentes de forma unánime en desechar todos y cada uno de los argumentos del Movimiento Progresista en su demanda de invalidar la elección presidencial, los magistrados del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) censuraron a la coalición demandante por la aportación de pruebas calificadas, con matices, de insuficientes, infundadas, inoperantes, genéricas e imprecisas.

Aunque la sesión sólo fue para resolver el último juicio de inconformidad contra los comicios presidenciales, el magistrado Salvador Nava Gomar se adelantó a los plazos y enfatizó que  de aprobarse el proyecto México tiene ya un presidente electo, Enrique Peña Nieto.

De manera unánime condenaron los alegatos de la coalición de izquierdas; sus diferencias radicaron en los énfasis. Las pruebas no hacen prueba, soltó Flavio Galván; son pruebas secundarias, periféricas, sin relación con la demanda, secundó Pedro Penagos. Partieron de premisas equivocadas, coincidieron Alejandro Luna Ramos y María del Carmen Alanís.

 

Pulso crítico

J. Enrique Olivera Arce

Andrés Manuel López Obrador afirmó que todavía no está dicha la última palabra. Y en efecto, así es. El Programa Preliminar de Resultados tiene carácter informativo pero no legal. Será cuando el IFE y el TRIFE tras completado el cómputo declaren formalmente el resultado de la elección presidencial y no antes, cuando se tenga un ganador. Cuando ese momento llegue entonces sí partidos y candidatos de conformidad con la legislación de la materia podrán aceptar el resultado o impugnarlo. Respetar tiempos y procedimientos es cumplir con la ley, el pacto de civilidad signado por los presidenciables a ello obliga.

De acuerdo a lo interior, mi optimismo se derrumbó. En mi artículo anterior escrito la tarde del domingo, señalaba que partía de un optimista supuesto de que en esta ocasión al pueblo de México no se le ha escamoteado una vez más su voluntad ciudadana. Mi optimismo se derrumbó por la noche de ese mismo día cuando el Consejero Presidente del IFE,  basado en las encuestas de salida  y apenas iniciado el Programa de Resultados electorales previos (PREP), anunciara que ya se tenía un ganador de la contienda, siendo  avalado instantes después por Felipe Calderón en Cadena Nacional.

La sospecha de un plan preconcebido para impedir una vez más el arribo de las llamadas izquierdas a Los Pinos se impuso por sobre mis buenos deseos. Amor con amor se paga, si el PRI avalara el triunfo de Calderón Hinojosa en el 2006, hoy éste avala el presunto triunfo de Enrique Peña Nieto. Sospecha sembrada a lo largo del proceso, abonada desde la presidencia de la República y exacerbada con el imponente despliegue mediático que da por hecho el que México cuente ya con presidente electo.

Sospecha que en tierra fértil ya hace suya importante sector del electorado, estimando que nuevamente la voluntad popular ha sido burlada. Percibiéndose el dejavú de un círculo perverso que nos regresa al pasado.

Pero no anticipemos vísperas. Ni festín ni enojo, como en el futbol, esto no se acaba hasta que se acaba y obligados estamos, sin mediar pacto de civilidad alguno, a respetar lo dispuesto por la ley. Partidos y candidatos si así lo juzgan conveniente, habrán de recurrir a las impugnaciones y, resueltas estas, entonces se dará el resultado final de la elección. Nada se gana con dejarse llevar por la euforia o la indignación dando por hecho lo que aún está pendiente de resolverse.

Una vez que el triunfador de la contienda sea declarado presidente electo de México, entonces chueco o derecho, haiga sido como haiga sido, el resultado será oficial y, al que no le guste que se aguante, pues por muy incipiente que sea nuestra democracia, en ella se gana o se pierde.

Me mantengo en lo dicho es en lo concerniente a las tareas y retos para gobernantes y gobernados: “Los tiempos para dejar hacer dejar pasar, se agotaron. Una nueva sociedad, más informada y participativa se ha manifestado en tal sentido a lo largo del último tercio del proceso electoral, poniendo en jaque a la partidocracia. O se avanza en la democratización del país u ominosos nubarrones de tormenta ensombrecerán el horizonte futuro de México”.

Sea quien fuere el uncido como presidente electo, su tarea inmediata debería ser el  recuperar confianza en el estado de derecho, construir la urgente y necesaria unidad nacional y asumir un liderazgo auténtico que con la participación y concurso de todos, impulse los cambios que el país exige para salir avante. Si este propósito no se emprende con visión de Estado y voluntad política, México seguirá empantanado en la espiral de violencia y corrupción que hoy nos tiene postrados de rodillas.- Xalapa, Ver., Julio 3 de 2012.

pulsocritico@gmail.com

http://pulsocritico.com

https://pulsocritico.wordpress.com

http://www.gurupolitico.com

Pulso crítico

J. Enrique Olivera Arce

“Como el PAN ya no tiene levadura están inflando a un merengue”: Andrés Manuel López Obrador

 El gobernador de Veracruz, Javier Duarte de Ochoa, puntualizó en entrevista  “que con el fin de no levantar suspicacias todos los funcionarios del Gobierno del Estado, incluyéndose él en calidad de mandatario estatal, habrían pedido licencia sin goce de sueldo para asistir el pasado miércoles a un convivio para acompañar al candidato presidencial del Revolucionario Institucional, Enrique Peña Nieto”.

Más pronto cae un hablador que un cojo. “A partir del 30 de marzo, tendremos que suspender los actos públicos de inauguración por respeto a la legislación electoral”, anunció el Sr. Dr. Duarte de Ochoa. Sabía a ciencia cierta de  las limitaciones  constitucionales y las específicas contenidas en el Código Federal Electoral aplicables a todo servidor público y aún así, no se aguantó las ganas no solamente en lo personal sino involucrando a funcionarios de su administración, de mostrarse con denodado júbilo al lado del abanderado de su partido a la presidencia de la República.

No basta con pedir licencia sin goce de sueldo para desatender lo que su alta investidura, como gobernador de todos los veracruzanos, le obliga en materia electoral. Así lo interpreta el PAN que ni tardo ni perezoso le acusa ante el IFE de violentar el proceso electoral en curso faltando al principio de imparcialidad en una sociedad por principio plural.

El burro hablando de orejas, el PAN de manera reiterada por conducto de Calderón Hinojosa incurre en lo mismo de lo que hoy se acusa al gobernador veracruzano.  Sin embargo, eso no justifica el que el Sr. Dr. Javier Duarte se saltara las trancas atentando contra la imparcialidad partidista en tiempo de elecciones a que está obligado con el pueblo que gobierna.

Sería ingenuo el sólo pensar que el gobierno de Veracruz, como el de otras entidades federativas, no destina recursos humanos, técnicos y financieros de la administración pública en apoyo y respaldo a los candidatos en contienda. Tal conducta es del dominio público. Sólo que hay de formas a formas que van desde actos velados hasta el total descaro. En Veracruz Fidel Herrera Beltrán optó por lo segundo tiñendo de rojo a toda la entidad. Su sucesor sigue la misma escuela, vanagloriándose de ser el primer priísta y guía moral y político de su partido en la entidad. Luego no tenemos porque darnos por sorprendidos ante el hecho consumado de un atentado más en contra de la imparcialidad a que está obligado el gobernante. ¿Qué acaso su mentado programa “Adelante” no tiene tintes electorales?

Lo que sorprende es el que el Sr. Peña y sus asesores de campaña, no tomaran las medidas pertinentes para que el gobernador veracruzano no dañara un acto de campaña en una entidad federativa considerada como el tercer reservorio de votos del país. La ostentosa presencia y participación del Sr. Dr. Duarte de Ochoa y sus funcionarios en el evento proselitista que tuviera lugar en la conurbación Veracruz-Boca del Río, hace coparticipe de la violación legal al propio abanderado del tricolor.

No faltará quien defienda al gobernador veracruzano. Para la prensa oficialista basta y sobra con la licencia sin goce de sueldo, para “evitar suspicacias, no sólo para justificarle sino incluso para destacar la cercanía de “Veracruz”, con el candidato presidencial. Ya que el gobernante de manera reiterada identifica a la entidad con su pésima administración, como si lo uno fuera lo otro.

En la guerra como en el amor, todo se vale, no hay fijón. ¿Porqué en la política no, si es la guerra por otros medios? Lo que no advierte Javier Duarte de Ochoa y la cauda de lambiscones que le siguen y adulan, es que pifias como la anotada, se revierten en perjuicio del objetivo que se persigue. Innecesariamente el CEN del PRI tendrá que utilizar todas sus armas tanto para deslindar ante el IFE y el TRIFE al Sr. Peña de la conducta observada por el gobernador de Veracruz, como en defensa de este último que guste o no ya fue exhibido por el PAN como irresponsable y parcial en un proceso electoral en el que para la llamada clase política está en juego más que el destino de la Nación, la disputa por Los Pinos.

El PRD se suma a la cargada en contra de la administración pública veracruzana. Ya le exige transparencia al gobernante sobre el uso y costo de los espectaculares en los que se sustituyera la publicidad oficial por la propaganda política de los candidatos priístas. ¿Qué necesidad?

Para como están las cosas, basta y sobra con lo sensible que está la ciudadanía respecto al proceso electoral y los candidatos, para que con cualquier motivo o razón descalifique tanto a la partidocracia como a la administración pública en los tres órdenes de gobierno. No hay necesidad de ponerle más leña al fuego con algo más que simples suspicacias. Duarte de Ochoa le falló a los veracruzanos y así debe admitirlo antes de que su partido pague las consecuencias.

Hojas que se lleva el viento

Para quien pensara que Calderón Hinojosa se decidiría por un cambio de jinete a mitad del río, mandando a Doña Josefina a desempeñarse en sus labores propias de su vocación de escritora de temas de superación personal, les falló el pronóstico. Sólo tomó en sus manos la conducción personal de la campaña presidencial del PAN y puso a cargo de las tareas más sensibles a sus más destacados operadores políticos, los mismos que le acompañaran en su ascenso a la primera magistratura del país. El relevo en el primer círculo de Vázquez Mota, no ofrece buenos augurios a estas alturas del partido, la ciudadanía no descalifica a la Sra. Candidata pese a sus connotados errores, sino al partido que le postula, expresión viviente del mal gobierno de Calderón.

xxxxx

A López Obrador ya se le prendieron las pilas. El adversario a vencer no es la candidata del PAN impulsada por calderón Hinojosa. El rival es Peña Nieto y los partidos que le postulan. Así que no tarda en mostrar nuevas estrategias, más contundentes y radicales, para ir tras la cabeza del “merengue” mexiquense. Las redes sociales nos darán la primicia.

xxxxx

Para puras vergüenzas. Es más fácil ordenar a una nefasta secretaria estatal de turismo se de un remojón en el mar para desmentir mediáticamente a la Semarnat, que avocarse a solucionar los evidentes motivos del gobierno federal para señalar que dos playas de Veracruz están  suficientemente sucias como para poner en riesgo la salud de los bañistas. Mérida, Yuc., abril 11 de 2012

pulsocritico@gmail.com

http://pulsocritico.com

https://pulsocritico.wordpress.com

http://www.gurupolitico.com

Manuel J. ClouthierConsejeros del Instituto Federal Electoral (IFE) reconocieron el derecho de Manuel J. Clouthier de contender por la Presidencia del país, pero aclararon que no se le puede otorgar registro como candidato independiente, porque no está previsto en la ley. El consejero Benito Nacif recordó que el Cofipe es muy claro respecto a que la única vía por la cual los ciudadanos podrán registrarse como candidatos a cargos de elección popular en el Congreso y en la Presidencia de la República, es a través de los partidos políticos. La Crónica de hoy

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 418 seguidores

%d personas les gusta esto: