Salte la navegación

Tag Archives: Gobernador electo

Pulso crítico

J. Enrique Olivera Arce

Una cosa es expresar lo que la gente quiere oír y otra… muy distinta, es el aprovechar la euforia en los tendidos, para legitimarse actuando en consecuencia.  Si el virtual gobernador electo no da resultados inmediatos en su propuesta de encarcelar al por ahora todavía gobernador fallido y su séquito de presuntos saqueadores,  el volátil voto de castigo que le favoreciera, con las mismas podría retirarle credibilidad y confianza.

De ahí que el Sr. Yunes Linares, a sabiendas de lo que está en juego, pretenda acelerar los tiempos  dando, por ahora, palos de ciego ignorando el protocolo legal para, en contravención a la legislación vigente,  insistir en asegurar su disposición a proceder en contra de Javier Duarte de Ochoa.

Esto, a partir de la idea de que el descontento y hartazgo contribuyera en grado sumo al por ahora gobernador electo de Veracruz.

Empero, no por mucho madrugar se amanece más temprano, reza la conseja popular.  Con un Congreso estatal cómplice -por comisión u omisión-  de aquellos contra los cuales el electo y aún no confirmado, clama y exige justicia –o venganza- en el desierto.  Sin juicio político de por medio el fallido es intocable y, para que surtiera efecto demanda penal en su contra habría que esperar a diciembre.  Más si como consta  en el imaginario colectivo, desde Los Pinos no se da la orden de proceder en contra de los presuntos saqueadores.

El tiempo transcurre y se le escurre entre los dedos a Yunes Linares. Y al paso de los días el descontento y hartazgo no encuentra respuesta que le satisfaga. Quién contra viento y marea enarbolara la bandera de la honestidad a lo largo de meses y meses -¿o años?-  de precampaña y campaña electoral, en tanto no ofrezca resultados contundentes, queda como un deshonesto intelectual si no calma a quienes en las urnas, le extendieran su voto de confianza votando en contra del PRI explicando con peras y manzanas cual es el procedimiento y plazos legales para hacer efectiva su tan cacareada promesa.

Ante el golpeteo a las puertas de palacio, tanto el secretario de gobierno como la presidenta de la mesa directiva de la Legislatura local, han dado respuesta: “hasta noviembre”, fundamentándola en lo dispuesto en lo establecido en la Constitución Política del estado libre y soberano de Veracruz de Ignacio de la Llave.

Si la ley es la ley y el virtual gobernador electo pretende apegarse a ésta como lo ofreciera, hoy por hoy ésta no está a su favor y obligado está a esperar sin desesperar. Pero las circunstancias son cambiantes, para noviembre el descontento y el hartazgo que le diera el triunfo el pasado cinco de los corrientes podría estar transitando por cauces no previstos o bien el Sr. Peña determinar que la fiesta de la alternancia en Veracruz se lleve en paz con un sano borrón y cuenta nueva.

En tanto los tribunales no resuelvan impugnaciones admitidas, mesura y paciencia. No obstante, el que espera desespera y, sobre todo, los que confían en ver a Javier Duarte de Ochoa tras las rejas, ¿sabrán esperar sin desesperarse?

Hojas que se lleva el viento

Como siempre, subestimado el poder de la gente,  el PRI en Veracruz busca culpables de su derrota hasta debajo de las losas del cementerio, empero, Manlio Fabio Beltrones al renunciar a la presidencia nacional del tricolor puso los puntos sobre las ies, señalando como responsables a Peña Nieto por omiso y al corrupto gobernador fallido, generadores del descontento y hartazgo en amplios sectores de la sociedad. Políticas públicas contrarias al sentir de las mayorías, corrupción impune, excesos  e irresponsabilidad en el ejercicio del servicio público, propiciaron y auspiciaron el voto de castigo el pasado 5 de los corrientes. Más claro ni el agua.

-ooo-

Un poco de memoria. En su momento tocó al PAN con Calderón Hinojosa en la presidencia,  el generar las iniciativas de reformas estructurales que con Enrique Peña Nieto y gracias al llamado “pacto por México”, aprobara el Congreso de la Unión. Siguiendo la pauta dictada desde Washington, hoy la ultraderecha está de plácemes.

-ooo-

Si lo que se pretende es tirar el agua de la bañera con todo y niño, Peña Nieto lo está logrando proponiéndose imponer su reforma educativa desmantelando a la oposición magisterial a sangre y fuego, cuando el horno no está para bollos.

pulsocritico@gmail.com

http://pulsocritico.com

https://pulsocritico.wordpress.com

Javier Duarte de Ochoa

La Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (Trife) consideró insuficientes los elementos procesales que presentaron el Partido Acción Nacional y la coalición Para cambiar Veracruz (PRD, PT y Convergencia) sentenciando que es válida la determinación del Tribunal Electoral del Poder Judicial de Veracruz de conceder la constancia de mayoría y declarar Gobernador Electo a Javier Duarte de Ochoa, candidato de la alianza Veracruz para Adelante. El resolutivo tiene carácter inapelable

En Perspectiva

J. Enrique Olivera Arce

25 octubre 2010

Cuando la especulación cae al terreno del absurdo, pierde sentido de la razón práctica y, por ende, credibilidad, actuando en sentido contrario al propósito deseado. Algo así está ocurriendo con la “gabinetitis” que, como deporte de moda, se practica lo mismo en los medios de comunicación que en las tertulias de café. Cada quien, a su real entender y presuntamente bien informados por el amigo del amigo que no vino a la fiesta, arma y desarma la lista de iluminados que figurarán en el gabinete del gobernador Javier Duarte de Ochoa. Unos por diversión o entretenimiento para pasar el rato, otros porque en cada uno de los listados contempla la posibilidad bien de enchufarse en la nueva administración, bien por promover no sin oculto interés, promocionar la imagen de aquel que aspira a jugar en la liga mayor del primer círculo del gobernante.

Todo es especulación. En política no hay nada escrito, ni nadie es pitonisa agraciada como para adivinar con certeza lo que depara el futuro. Especulación que deviene del rumor, o lo más seguro, de un interés específico de estrategia de promoción de imagen bajo contrato.

Lo absurdo de ello es que se borda aún en el vacío. Cuando la Sala Superior del Tribunal Federal Electoral no ha dicho la última palabra, resolviendo en concreto la ratificación del Sr. Duarte de Ochoa, la moneda sigue en el aire. Y, aunque cada quien ve lo que quiere ver, dando como un hecho un resolutivo favorable a sus intereses personales o de grupo, la necia realidad se impone, señalando que aún no hay nada para nadie.

Lo paradójico es que en tanto que se insiste en el absurdo de anticiparse a la razón, las prominentes figuras que aparecen en la lista de los adelantados, lejos de ganar adeptos, pierden ventaja,  al hacerse de la especulación maledicencia en torno a la fama pública, bien o mal ganada, de los ya considerados como los iluminados, parafraseando al buen amigo Alfredo Bielma, por “el resplandor del poder” que habrá de fulgurar a lo largo de los próximos seis años.

A todos se les señala cola que le pisen. Nadie se salva y, en el imaginario popular ello pesa y determina para descalificar de antemano a un gabinete que, por ahora, es simple fruto del rumor o interés de carácter estrictamente comercial. Tal descalificación, entre más tiempo pasa, más crece en el ánimo de la población y, seguramente, en el ánimo del por hoy gobernador electo, que cuenta medios propios de su absoluta confianza  para irle tentando el agua a los camotes.

Si en política no hay nada escrito, tan cierto como ello es que en cada circunstancia todo se da a su tiempo y en el lugar preciso. Adornarse adivinando el futuro, equivale, en lenguaje coloquial, a orinarse fuera del tiesto. Salvo que lo que hoy parece adivinanza, sea filtración precisa de quien considerando tener ya el as bajo la manga, asuma será el sucesor del Mtro. Fidel Herrera Beltrán y, por decisión propia o impuesta por intereses ajenos, cuente ya con la lista en la que figuran aquellos que fungirán como sus más cercanos colaboradores. Y, aun así, tal listado no será el definitivo hasta en tanto cada uno de los presuntos iluminados tenga en sus manos el nombramiento y bendición procedente.

Pero en el juego de la política también es cierto que todo se vale. Comerá más pinole el que tiene  más saliva. Y esta, como en el pasado que aún no concluye, las más de las veces reditúa en pingües ganancias. No faltando un ducho agorero que, atinándole a la adivinanza, asegure prestigio y fortuna. No sería ni la primera ni la última vez  que ello suceda y, aún así, de darse el caso, no es la suerte de lo absurdo lo determinante, sino pago convenido de antemano. En política como en los medios de información, nadie da paso sin guarache. No se puede echar en saco roto la célebre afirmación del aún gobernador: “En política todo lo que se puede comprar con dinero, es barato”.

Para los que ni nos va ni nos viene, porque confiando aún en instituciones y principios de legalidad por sobre negociaciones y componendas en lo oscurito, esperamos pacientemente que, de una vez por todas, se nos informe oficialmente y de conformidad con lo que la ley, chueca o derecha establece, quien será el agraciado que gobernará a Veracruz, lo único deseable es que éste, apoyándose en los mejores hombres y mujeres que conformarán su primer círculo de colaboradores,  responda al compromiso de conducir a la entidad  por el camino del progreso. Espero que este nuestro deseo colectivo,  no caiga en el terreno de la especulación, la mentira, el abuso  y el absurdo, la  más de las veces abonados por la corrupción, impunidad y mala fe, que trae consigo el ejercicio del poder.

pulsocritico@gmail.com

http://pulsocritico.com

Pulso crítico

J. Enrique Olivera Arce

“Fidel inició su mandato engañando y lo concluye engañando. Nos mintió a todos”, me comenta un ex alto funcionario del gobierno de Veracruz., por cierto muy cercano a Javier Duarte de Ochoa. Los únicos beneficiarios de un gobierno sustentado en la mentira y el engaño fueron aquellos, por cierto no todos veracruzanos, que conformaran la caterva de jovenzuelos arribistas que, a la sombra protectora y cómplice del “señor”, se enriquecieron sin medida en escasos seis años, agregara a su comentarios mi interlocutor…

Nada nuevo bajo el sol. Conforme se reducen la cuenta regresiva para la conclusión del mandato del Mtro. Fidel Herrera Beltrán y se amplía el plazo para conocer en definitiva la resolución inatacable del TRIFE en relación a la elección de gobernador, entre propios y extraños se arriba a la misma conclusión: Fidel le mintió a los veracruzanos, ofreciendo las perlas de la virgen para terminar con una administración pública en bancarrota y dejando la más abultada deuda pública de que se tenga memoria.

Por cuanto a los jovenzuelos sinvergüenzas, y uno que otro viejo mañoso, nadie se da ya por sorprendido. Los resultados de sus pillerías están a la vista y la ostentación que hacen de estos es del dominio público.

Lo que si no deja de sorprender es que varios de estos últimos, ya se nominan como continuadores impunes del saqueo, como acompañantes de Javier Duarte de Ochoa, hasta ahora gobernador electo de Veracruz, como herencia que Fidel Herrera Beltrán lega a su sucesor. De ahí que se derive la idea de que a lo largo de los próximos seis años, no va a variar, ni un ápice, la tónica de gobierno del hijo predilecto de Nopaltepec. “Fidel será el poder tras el trono”, se afirma.

Nada más alejado de la verdad, me comenta un analista bien informado y profundo conocedor de las entrañas de la fidelidad. Fidel termina y se va de Veracruz, sin dejarle a Duarte mayor legado que la imagen de un pésimo gobierno, así como la titánica tarea de enmendar entuertos, tapar hoyos y coordinar la reconstrucción de un Veracruz abatido por los efectos de una naturaleza desbordada. La realidad es otra, el poder tras el trono será ni más ni menos que Doña Rosa Borunda Quevedo, ya deslindada de los excesos del marido, me dice.

Es cuestión de observar, más que ver, comenta mi informante. Para empezar y bajo el supuesto ya casi un hecho de que Javier Duarte de Ochoa sea el próximo gobernador, puntualiza, la mejor y más destacada virtud del joven cordobés es la gratitud, no existiendo la menor duda de que sabrá honrarla en todo momento. Duarte le deberá la gubernatura a Doña Rosa y no a Fidel, así como de resultarle negativo el resolutivo del TRIFE, el golpe provendrá del comportamiento del actual gobernador a lo largo del proceso electoral y no de la ponderada, discreta  y calculada actuación de la señora, que supo operar con gran acierto en todo el estado desde un exitoso DIF.

Y aún hay más, agrega. Duarte de Ochoa no tiene más equipo político que aquel que Doña Rosa Borunda le acerque. Javier es demasiado joven y sus limitados andares en la vida política, no le han permitido hacerse de un equipo sólido que gire a su alrededor, tanto a nivel de Veracruz como en el ámbito nacional. La señora subsana tal limitante y basta con observar quienes son los personajes de que se está haciendo rodear el gobernador electo, empezando por la ex secretaria auxiliar de Mario Villanueva Madrid, ex gobernador de Quintana Roo, persona muy cercana y de todas las confianzas de la aún Primera Dama de Veracruz

Fidel Herrera es historia pasada, insiste el analista consultado. Lo actual, en términos de poder político, es Doña Rosa Borunda Quevedo y, por cierto, su apoyo a Javier no es de gratis, tenga la seguridad, me dice, de que La llamada fidelidad se agotó y lo que sigue es “La dinastía Borunda”, que dará de que hablar por varios sexenios por venir.

¿Será cierta tanta belleza? El tiempo lo dirá.

Por lo pronto, las vacaciones de tres de los siete ministros de la Sala Electoral del Tribunal Superior de la Federación prolongan la angustiosa espera del resolutivo final sobre la elección de gobernador y, con ello, crece la especulación sobre la posibilidad de la anulación y la designación de gobernador interino.

Y a manera de trascendido, se ha filtrado que en el grupo cercano del Sr. Duarte, Doña Gina Domínguez ya trabaja en el análisis y depuración de medios de comunicación al servicio de la administración pública estatal, privilegiándose criterios tales como tiraje, calidad de contenidos, penetración e influencia local, estatal y nacional, y, en congruencia, montos de convenios a considerar, sobre la base de reducir el gasto en medios y campañas publicitarias, acorde con la austeridad exigida por la situación que se vive en Veracruz.

pulsocritico@gmail.com

http://pulsocritico.com

A %d blogueros les gusta esto: