Salte la navegación

Tag Archives: La política en Veracruz

Pulso crítico


J. Enrique Olivera Arce

Porque así lo determinó el TEPJF, Jesús Ortega, contra viento y marea, toma posesión como presidente nacional del PRD. Estrenándose con un llamado a la unidad de las izquierdas con vías al proceso electoral del 2009.

Tras calificar a las dirigencias de Convergencia y PT de mezquinas y egoístas, por rechazarle, se abroga desde ahora el papel de líder indiscutible de la izquierda, inexistente al interior de la estructura del PRD, sin parar mientes en que carece de autoridad moral y política para atraer a las auténticas y diversas corrientes de centro izquierda e izquierda del país, que no quieren nada con el desfondado perredismo; algunas no están dispuestas a abandonar el movimiento social que encabeza Andrés Manuel López Obrador, para caer en manos de “los chuchos”, en tanto que otras, se mantienen a la expectativa o bien, sin estridencias, suman fuerzas en los movimientos obreros, campesinos e indígenas en diversas regiones de México.

Por lo que toca a Convergencia y al PT, sus respectivos dirigentes nacionales ya ratificaron su absoluto rechazo a toda relación con Jesús Ortega y a una posible alianza electoral con el PRD; haciendo un llamado a mantener en alto las banderas de la oposición de izquierda en torno a la defensa de las causas populares y la soberanía nacional, así como su decisión de mantenerse al lado del político tabasqueño.

Así las cosas, el PRD perdida  su capacidad de convocatoria y de credibilidad, alejado del lopezobradorismo solo irá a la elección del 2009. Salvo que recurrieran a la mano extendida del PRI, optando por una alianza salvadora con el institucional que le permita seguir manteniendo prebendas y prerrogativas; Los mismos perredistas están conscientes de que su capital electoral nacional no va más allá del 12 o 14 por ciento de los votantes potenciales.

Esto en un escenario político nacional acotado por la crisis económica global que impacta en una clase media pauperizada y de manera señalada, en la economía familiar de los sectores más pobres de la sociedad, así como por el sensible derrumbe electoral de un panismo que no ha sabido gobernar sin el apoyo de sectores y personeros del PRI, abiertamente en estrecha colaboración con el gobierno calderonista.

Frente a ello, puede esperarse que en el 2009 y 2012, sea la alianza Convergencia-PT la que mayor resistencia le oponga al PRI, contando para ello con el respaldo de un movimiento social que identifica al tricolor con el PAN y que, recurriendo al sentido común y a la memoria histórica, no está de acuerdo con el regreso del priísmo a Los Pinos por considerarlo un retroceso para la vida democrática de México.

Bajo este presupuesto un tanto cuanto optimista respecto al derrumbe del PAN, de mantenerse la tendencia, resulta poco creíble que en Veracruz el gobernador Herrera Beltrán, más allá de un retórico seguidísmo en relación al ofrecimiento de Beatriz Paredes, contemple en serio una alianza electoral con las tribus de Arturo Hervis y Elías Moreno Brisuela, o por separado, con Convergencia y el PT para el 2009. Frente a un panismo que aceleradamente se acerca a la debacle, electoralmente al PRI, conducido de manera directa por el propio gobernante, no le es indispensable una alianza con la desfondada estructura del PRD, pues más que un socio aportador de votos, sería un lastre en la estrategia del gobernador. Si la tendencia se revertiera y apuntara a un fortalecimiento del PAN, soportado y financiado por el gobierno de Calderón Hinojosa, tampoco sería de gran auxilio para el PRI el contar con las mermadas y dispersas fuerzas perredistas veracruzanas, que no confían ni en sus propios líderes. Como tampoco se contempla como viable una alianza con la dupla Convergencia-PT, que diera lugar al fortalecimiento de Dante Delgado Rannauro ante la proximidad del 2010, en perjuicio del hasta ahora delfín del régimen.

No obstante, en algunos círculos políticos afines al fidelismo se especula que en su enfermizo intento por borrar el color azul del suelo veracruzano, Fidel Herrera Beltrán, valorando su flaca caballada, podría optar por el sacrificio; apoyando al líder nacional convergente para que llegado el momento, sea este quien se oponga al temido Miguel Ángel Yunes Linares. Faltaría ver si en la estrategia del Movimiento social que conduce López Obrador, ello fuera permisible. No hay que olvidar que para la izquierda movilizada y en esta se incluye a Convergencia y el PT, el PRI y el PAN son simplemente el PRIAN.

El 2010, tan lejos y a la vez tan cerca, podría dar sorpresas no esperadas por el priísmo fiel. Quizá ya el enemigo a vencer no sea Miguel Ángel Yunes, sino la indiferencia electoral de un pueblo sumido en la pobreza y la desesperanza.

pulsocritico@gmail.com

http://pulsocritico.com

Pulso crítico

J. Enrique Olivera Arce

La cada vez más compleja y al mismo tiempo tan impredecible vida política del país, en la que se entreteje lo obsoleto de usos y costumbres presuntamente superadas, y un remedo de modernidad neoliberal que propone políticas públicas que no conducen a nada que apunte a un México mejor, está inmersa en el marco de un champurrado ideológico carente de racionalidad, congruencia y apego a la realidad imperante, -como la llamada «economía social de mercado»-, hace prácticamente imposible para hombres y mujeres comunes el encontrarle sentido práctico a la identificación y compromiso para con cualquiera de las expresiones que conforman el sistema de partidos políticos.

Todos son iguales, es la percepción que se percibe. No hay modo de diferenciar a uno de otro; carentes de representatividad, su eficacia electoral se mide por su mayor o menor cercanía con los intereses del poder real, la oligarquía dominante.

Lo que se debería entender por partido político, está tan alejado de la vida política de México que «democracia», «participación ciudadana», «ética política», entre otros conceptos que deberían ser sustento doctrinario, resultan ser ya no mera utopía, sino simple ilusión. No son valores generalmente aceptados en un sistema de partidos políticos controlados por el autoritarismo, la corrupción, la impunidad y el cacicazgo. El modelo adoptado de franquicia comercial, no los contempla en su catálogo.

La descomposición tribal al interior del PRD, es ejemplo de ello. La franquicia, en bancarrota técnica, se aferra a un cascarón de estructura, sostenida aún gracias al  reparto mafioso de prerrogativas, prebendas y cargos de elección entre las cúpulas integradas por políticos profesionales, encargados de hacerla comercialmente viable entre las clases populares. La militancia de base queda reducida, más que a clientela, a simples mirones de palo con función de comparsa promocional. Observemos como principios y valores se reducen a una simple pugna por gerencias, subgerencias y representaciones regionales.

Pero no es el único. Para el PAN, a diferencia del PRD, negocio de barriada, la franquicia es de empresarios para empresarios. Por naturaleza lo mismo oferta contratos petroleros que  el ahorro para el retiro de los trabajadores ó las pantuflas de la abuela. En tanto que  el PRI, un día amanece como social demócrata y al día siguiente se declara socialista, sin comprometer su gatopardismo «revolucionario e institucional». Su actividad comercial es apta para todo público y para toda ocasión, mientras salpique. Lo que le facilita las alianzas más disímbolas para no ver reducidas sus prebendas y prerrogativas. Observémoslo en una Beatriz Paredes, experta en alquimia electoral que lo mismo acepta a las huestes de la profesora Elba Esther Gordillo, a la corruptela sindical de PEMEX o a las tribus perredistas controladas por los chuchos. Cada voto cuenta en la caja registradora del negocio, el cinismo y la simulación es su bandera.

Atrás del triunvirato que controla la partidocracia nacional, se asoma tímidamente la chiquillada, ávida de reflectores, escasa en capital político y recursos económicos, para la que, en el usufructo de su incipiente emprendimiento, lo único que cuenta es el registro y el dinero público con el que este se hace acompañar. Su peso específico en el conjunto  no le permite otra cosa. En este contexto sobresale la actitud suicida de Convergencia y el PT, que se saliéndose del libreto, pretenden jugar el juego de los mayores.

En este abigarrado escenario, más tianguis pueblerino que sistema de partidos, no es extraño entonces que en Veracruz, sin mediar consulta, consenso ni protesta a la vista pero si malestar bajo las aguas de la militancia histórica, el gobernador Herrera Beltrán impone en la  dirigencia estatal del PRI  a uno de sus más cercanos colaboradores; sin contar este con cualidades y méritos partidistas más allá de su docilidad y proclividad a la simulación y la mapachería. Jorge Carvallo Delfín, queda así al frente del CDE del tricolor, en preparación no a  la elección del 2009, planchada por anticipado, sino al choque de trenes esperado en el 2010. El «experto» en lucrar políticamente con la pobreza de los más desprotegidos, anuncia desde ya una «feroz batalla legal» para poner un alto a los panistas,  y evitar el uso clientelar de los programas asistenciales federales; el impoluto y demagogo comal no se muerde la lengua.

José Yunes Zorrilla habiendo cumplido estatutariamente con su periodo, deja la presidencia estatal tras un meritorio trabajo de reconstrucción de la estructura del partido, y se va, frustrado y molesto, con la consigna de no hacer olas, desgastar y reducir su imagen, para no hacerle sombra al delfín Duarte de Ochoa.  Si lo que pretendió en su desempeño fue reagrupar, sumar fuerzas y buscar la unidad de lo más representativo del priísmo veracruzano, sus logros quedan en entredicho, porque así lo dispone quien administra la franquicia.

Cada partido político, a su manera, contribuye así al deterioro de la vida política nacional, mientras el país se nos escurre entre las manos.

pulsocritico@gmail.com

http://pulsocritico.com

Los millones de pesos que el gobernador Fidel Herrera Beltrán está destinando a difundir su triunfalista IV Informe de Gobierno en medios electrónicos e impresos, es dinero literalmente tirado a la basura. Bastó una nota informativa en la Jornada recogida por el Centro Independiente de Noticias -que ya le dio la vuelta al mundo y que la prensa veracruzana no publicó-, para exhibir la realidad veracruzana. La desigualdad, pobreza y exclusión, reprimida con violencia, no se puede ocultar bajo la alfombra mediática.

En Perspectiva

J. Enrique Olivera Arce

Tras el trago amargo del avionazo y el abrupto relevo en la Secretaría de Gobernación, el neopanismo nacional tuvo que tragarse el también inusitado regaño preñado de sospechas de fuego amigo y, de paso, compartir con toda la nación la sarta de desmesuras con la que el Sr. Calderón Hinojosa elevara a la categoría de héroe al fiel amigo fallecido, el solo comparable en los tiempos que corren con el mitológico Cid Campeador. No podía ser menos, tratándose de un joven de origen gallego llamado a conquistar a México con sus excelsas virtudes.

En un apunte anterior nos permitimos especular (palabra de moda), que en México se cerraba un ciclo en el sexenio calderonista y se abría otro. Un antes y un después de la muerte de Juan Camilo Mouriño. No andábamos tan errados. En medio de la tragedia y el dolor, el hombre solo de Los Pinos dejó de confiar en el círculo de amigos íntimos, rompiendo incluso con Fox y Espino, coparticipes de su cuestionado ascenso al poder, para entregarse al panismo histórico, del que nunca debió alejarse, dejando una rendija abierta desde la que es posible percibir al acecho, la mano dura de Diego Fernández de de Ceballos y los intereses del salinismo priísta, así como la inminente ruptura del duopolio televisivo.

Las cosas en política no se dan, se van dando en el tiempo, espacio y circunstancias, afirmara con inteligencia Dante Delgado. Incluso mediando la tragedia para ello. Así, de un nefasto marchar sin rumbo y de espaldas a la mayoría del pueblo e intereses de la Nación como lo confirmara con su candor, impericia o provocación y mala fe, la Sra. Kessel, al referirse a la recién aprobada y pendiente de promulgarse “Reforma energética”, poniendo al descubierto los torcidos andares del “niño héroe” y sus malas compañías del PRI y el PRD, pasamos a un nuevo ciclo en la vida política de México; inaugurándose con el amplio consenso en torno al nombramiento del abogado litigante Fernando Gómez Mont en Gobernación, que permite percibir un mínimo de equilibrio entre gobernabilidad y presión de los poderes fácticos internos y externos.

Y ya que mencionamos de rebote al senador alvaradeño, cabe comentar que en nuestra entidad, isla feliz, también tuvimos que vivir, en el mismo lapso, nuestras propias desmesuras:

El gobernador Fidel Herrera Beltrán viaja a la República Popular China en busca de respuestas a la crisis global que no encuentra en el terruño, entrevistándose con funcionarios menores del país asiático y directivos industriales que, en las actuales condiciones del mundo, están más atentos a los derroteros de la economía norteamericana que en las fortalezas, profusamente ofertadas por el gobierno veracruzano.

En tanto amparado por la ausencia del gobernante y amigo, su delfín hace esfuerzos por convencer al presunto electorado de que también por sus venas corre sangre de “niño héroe”, señalándose coparticipe protagónico de anticipadas medidas preventivas para paliar la crisis global, a partir de la tan llevada y traída como ya desgastada argumentación de los beneficios aún intangibles de la “bursatilización”.

Semana de desmesuras y de niños héroes. Sólo faltó la exquisita quintaesencia de conocido lambiscón que para ganarse el pan, establecería parangón entre el triunfo electoral de Barack Obama, y los cuatro fructíferos años de Gobierno de nuestro hombre de Nopaltepec.

pulsocritico@gmail.com

http://pulsocritico.com

El Universal


Xalapa, Ver. Sábado 15 de noviembre de 2008. 16:04

En medio de un fuerte dispositivo de seguridad policial y militar y con la ausencia de diputados del PAN, PRD, PT y Convergencia, el gobernador de Veracruz, Fidel Herrera Beltrán presentó ante el Congreso del Estado su IV Informe de Labores.

ivinforme

De los 50 diputados que integran la LXI Legislatura, sólo 28 del PRI, PRV (Partido Revolucionario Veracruzano) y un independiente, acudieron a la sesión solemne donde el mandatario presentó por escrito su informe y, posteriormente, emitió un mensaje de más de una hora con 20 minutos.

La cercanía con la gente quedó en el olvido.  Por vez primera en la historia, elementos de la Secretaría de Marina-Armada de México, portando armas largas y encapuchados, resguardaron la seguridad dentro y en los alrededores  del Palacio Legislativo.

Decenas de agentes de seguridad vestidos de civil convirtieron en un bunker el Congreso del Estado, pues impedían el acceso a aquella persona que no estuviera acreditada y a los que sí les exigían ver la identificación, entre ellos a diputados priistas.

Decenas de acarreados vestidos de rojo -el color oficial- se arremolinaron en la entrada principal del recinto legislativo, donde vitoreaban a todos los funcionarios fidelistas que arribaban al lugar.

Compuestos en su mayoría por taxistas, los acarreados priistas eran amenizados por una batucada, la misma que también acompaña a los militantes del PAN en cada evento que realizan en esta capital veracruzana.

Durante su discurso, el mandatario lamentó la ausencia de los legisladores, pero recordó que la tolerancia y respeto son el espíritu fundamental de la democracia, por lo que se dijo respetuoso de esa decisión.

«Yo hubiera querido que estuviésemos ahora como lo señala la ley en la práctica parlamentaria, por las condiciones relacionadas con el reglamento y la aplicación de ciertos acuerdos no tengamos el honor de contar con la presencia de representantes populares de fuerzas políticas muy importantes en nuestro estado», lamentó.

Sin embargo, pidió no confundirse y recordar que los adversarios comunes y «los verdaderos enemigos» son los narcotraficantes y delincuentes, por lo que tendió puentes de dialogo con todas las fuerzas políticas.

«Los adversarios que tenemos son adversarios comunes, no nos confundamos, los adversarios, los narcotraficantes son nuestros enemigos, la crisis, la pobreza y la injusticia son enemigos de todos y ahí solo la unidad de la nación y de Veracruz en la diversas es la que nos dará el camino, la ruta y posibilidad de salir adelante», agregó.

En entrevista al concluir su intervención en la Legislatura, el gobernador calificó como inaudito que la oposición se haya ausentado, pues -dijo- forman parte de los logros y de los resultados.

En tono irónico, calificó como positivo que el PAN y PRD, dos fuerzas tan diferentes, se hayan unido, pues consideró que puede ser el inicio de una unidad nacional para trabajar por las causas del país.

«Tiene un ángulo positivo la unidad del PAN y PRD es muy saludable para las decisiones sanas de la nación que se identifican dos fuerzas tan disímbolas en el contesto nacional. En Veracruz puede ser un buen indicio de que puedan lograr ellos una unidad nacional para trabajar por las causas del país», resaltó.


Aclara oposición en Veracruz ausencia a Informe de Herrera

El Universal

Xalapa, Ver. Sábado 15 de noviembre de 2008.16:49

Los Grupos Legislativos de oposición en Veracruz aclararon que su ausencia durante la entrega del IV Informe de Labores del gobernador Fidel Herrera Beltrán fue en protesta porque la mayoría priista impuso diversas condiciones para la sesión solemne.

Los diputados del llamado bloque opositor en el Congreso del Estado (PAN-PRD-Convergencia-PT)  rechazaron tener algún problema personal con el mandatario estatal y explicaron que su ausencia en la sesión solemne fue en contra de la bancada priista.

Los 18 legisladores (11 panistas, cuatro perredistas, dos convergentes y un petista) decidieron no acudir al recinto legislativo al no avalar que la priista Carolina Gudiño Corro, presidenta de la Mesa Directiva, respondiera al Informe.

Y es que la reciente reforma a la fracción XXI del artículo 49 de la Constitución ya no lo permite al establecer que el Ejecutivo entrega su Informe y da lectura a una síntesis del estado que guarda la administración pública.

Al sostener un encuentro privado, los legisladores de oposición informaron que elaboraron un manifiesto que será publicado este domingo en los periódicos de mayor circulación «para que los veracruzanos conozcan nuestro posicionamiento».

En el encuentro estuvieron presentes los coordinadores de las bancadas de los citados partidos políticos, Víctor Alejandro Vásquez Cuevas, Fredy Ayala González y Alfredo Tress Jiménez, así como el único diputado del PT, Julio Chávez.

En tanto, el Coordinador Grupo Legislativo del PRI, Héctor Yunes Landa, consideró que será la sociedad la que califique la ausencia de todos los legisladores de oposición.

«Lo que espero es que la sociedad califique la ausencia y que los diputados lo justifiquen… hay que esperar a mañana para que se enteren de todas las posiciones entre ellas la de la sociedad y en base a eso calificaremos», dijo.

A %d blogueros les gusta esto: