Salte la navegación

Tag Archives: Miguel Alemán Velasco

Pulso crítico

J. Enrique Olivera Arce

En su artículo semanal publicado en diversos medios, el diputado federal Uriel Flores Aguayo invita a ir más allá de eufemismos y llamar pan al pan y vino al vino, refiriéndose al estado de cosas que política, social y económicamente priva en México y específicamente en Veracruz y su capital.

Me llama la atención que nuestro buen amigo no guarde la necesaria congruencia entre el discurso y los hechos, negándose hasta el día de hoy a reconocer, aceptar y expresar a los cuatro vientos que a 25 años del nacimiento del PRD, este en el ocaso de su vida útil es más obstáculo que coadyuvante a la democratización de la vida política y social de la nación.

Si a lo largo de 25 años sobrevivió en la vida política de México, fue y ha sido porque así le ha convenido a un régimen decadente que, en su necesidad de legitimarse, ha requerido de una oposición de izquierda simulada. Conciliador, acomodaticio y entreguista el partido del sol azteca hoy contribuye al retroceso histórico, social y económico del país, marcado por las reformas peñistas presuntamente estructurales validadas en el llamado pacto por México.

Lo destacable es que su ocaso, ya más que servirle estorba a la estrategia del régimen peñista, favoreciendo con su fractura y ambiguo discurso nacionalista a la tendencia a un bipartidismo en México impulsada por los poderes fácticos.

Si algo hay que reconocerle en su contribución a la democratización del país a lo largo de sus 25 años de existencia, es que opuso débil resistencia a movilizaciones sociales que han venido pugnando y presionando a lo largo del tiempo por un cambio verdadero.

Lo hemos sostenido a lo largo de más de un lustro en nuestros maquinazos, el PRD tiempo ha está muerto e insepulto. Cadáver corrompido al que por generosas y humanitarias razones, será más temprano que tarde sepultado por lo que queda de su militancia, hoy emigrando a Morena. Si esto es verdad de Perogrullo a nivel nacional, Veracruz no es la excepción, en tanto que lo que queda de su fantasmagórica figura en la entidad está convenientemente al servicio de los intereses del gobierno estatal y del PRI; contribuyendo al clima de corrupción, desorden, improvisación e ineficacia administrativa de una administración pública fallida.

Al pan y al vino por su nombre, sin eufemismos ni generalidades. A Uriel Flores Aguayo, como diputado federal por el PRD, luchador social, reconocido organizador y gestor, así se lo exige congruencia, transparencia y talante democrático tanto en el discurso como en los hechos. El PRD está muerto y el gobierno estatal a cargo del Sr. Dr. Javier Duarte de Ochoa, transita por los cada vez más amplios caminos de la simulación y el engaño. Tocaría entonces al diputado federal opositor actuar en consecuencia agarrando al toro por los cuernos.

Hojas que se lleva el viento

Aún con las limitadas respuestas de Gerardo Buganza Salmerón -secretario de infraestructura y obras públicas en el gobierno duartista- a las tibias interrogantes de la diputación local sobre el tema del “tunel hundido” de Coatzacoalcos, éstas deberían ser suficientes para fincar responsabilidades penales no sólo a funcionarios menores y compañías constructoras inmiscuidas en el ajo, sino a los gobernadores veracruzanos que por comisión u omisión, permitieran a lo largo de once años se tejiera, destejiera y se volviera a tejer la maraña de corrupción en torno a una obra pública de primer orden mal diseñada y presupuestada, peor ejecutada y supervisada, inconclusa, con sobre costos inexplicables y desvío de recursos públicos, así como pago de estimaciones de avance sin sustento.

Muy cómodo resulta el afirmar que el puente se concluirá en el 2015 con nuevas erogaciones para tapar el pozo después del niño ahogado, dándose a entender que con borrón y cuenta nueva la irresponsabilidad de Miguel Alemán Velasco, Fidel Herrera Beltrán y Javier Duarte de Ochoa quedará a salvo e impune. Y esto del puente apenas es la punta de iceberg, aún hay más que abierta la caja de pandora por la Auditoría Superior de la Federación no debería de sorprendernos que siga brotando podredumbre.

La pregunta obligada: ¿En que se basó el Congreso de Veracruz para aprobar las cuentas públicas de diez años atrás para acá?

pulsocritico@gmail.com

http://pulsocritico.com

https://pulsocritico.wordpress.com

Pulso crítico

José Enrique Olivera Arce

“No quiero ni imaginarme dónde estaría la economía mundial sin el paquete de estímulo de China”: Christine Lagarde, directora gerente del FMI

 “Don Miguel Alemán hace un momento señalaba: México se ha distinguido en los últimos 15 años por la gran estabilidad macroeconómica que tiene, que lamentablemente todavía no se ve hoy reflejada en suficiencia en la economía familiar, en lo que pueda significar condiciones de mayor bienestar, especialmente a sectores que están en condición de mayor marginación. 

Pero ésta es una fortaleza: la estabilidad macroeconómica. Y más la aquilatamos cuando observamos las distintas crisis que en otras regiones y latitudes se han presentado, precisamente que tienen que ver con el entorno macroeconómico. Pero hoy quisiéramos que México no sólo tuviera este acierto, este beneficio en su haber; sino también que sirviera, insisto, a lograr mayor crecimiento económico, crecimiento económico sostenido, y que se viera reflejado ese crecimiento en la economía familiar”, expresó el presidente electo en el marco de la X Cumbre de Negocios en Querétaro.

 Ratificando ante la cúpula empresarial en México lo que ofreciera en su gira por América Latina y Europa, Enrique Peña Nieto también comprometió su propuesta económica de mantener el “impulso al libre comercio y no aplicar medidas proteccionistas como otras naciones”.  

 Más claro ni el agua, a contracorriente de las tendencias mundiales, enfatizadas en USA,  China, Rusia y la Eurozona, el nuevo gobierno mantendrá su política de más de lo mismo. No porque el Sr. Peña quiera que el crecimiento económico se vea reflejado en la economía familiar, que no pasa de ser un buen deseo, sino porque tales propósitos entran en franca contradicción con el nuevo escenario internacional jalonado por la reelección de Barack Obama y los resolutivos del XVIII Congreso del Partido Comunista de la República Popular China. Dadas las condiciones de la crisis global, las grandes potencias, rectoras de la economía mundial, dan la espalda al libre comercio para arrinconarse como Estado-nación en la fortaleza del enorme potencial de su mercado interno.  

 Frente a la crisis, el optimismo del Sr. Peña se sustenta en la fortaleza de la estabilidad macroeconómica de México, no obstante que los indicadores apuntan a su paulatino deterioro, precisamente por no atender al mercado interno fortaleciendo la economía familiar; ignorando el peso específico de nuestra principal debilidad estructural: con una masa salarial deprimida, sin capacidad real de compra y consumo de una población de más de 50 millones de pobres,  el crecimiento económico y el empleo se ven limitados a la capacidad instalada actual del aparato productivo, su cada vez menor aprovechamiento y su retracción ya apuntada por el INEGI  

 México llegó tarde al neoliberalismo y se quedó estancado en este modelo económico y social caduco cuya obsolescencia en los países del primer mundo y en la mayoría de los llamados emergentes, está a la orden del día. Para concretar un crecimiento económico sostenido con justicia social que acerque la macroeconomía al bolsillo de la mayoría de los mexicanos, a mi juicio se requiere de un proceso de transformación integral de la estructura económica nacional y eso, con perdón de nuestra chata clase política, no se logra con estériles debates en el Congreso de la Unión ni con leyes cosméticas.

 No son las “reformas estructurales” en el papel lo que auspicia un auténtico cambio de rumbo, es la reducción de la pobreza y desigualdad así como la adecuación del aparato productivo y políticas públicas  a las nuevas condiciones y exigencias de la aldea global. 

 El mercado, como rector de la economía dejó de ser operante una vez dominado, controlado y conducido al fracaso por la especulación financiera. Contrariamente a las tesis neoliberales, parece que lo obligado hoy es más Estado y menos mercado; sin el control de la economía por los Estados-Nación, por ahora la crisis sistémica parece no tener salida; con mayor razón un país que depende del mercado de una economía en decadencia como la de nuestro principal socio comercial.

 Peña Nieto y su equipo no lo ven así, insistiendo en más libre comercio en un mercado mundial que tiende a cerrarse, dando continuidad a las políticas públicas neoliberales instauradas desde los tiempos del presidente priísta Miguel de la Madrid, cuando lo deseable es proteger desde el Estado lo rescatable de nuestras fortalezas, entre otras, el petróleo, sustento de la macroeconomía  y de las finanzas públicas que tanto se presumen.  

 Estamos a unos días del cambio de estafeta. Si Calderón fracasó en su utópica estrategia de combatir la violencia con la violencia sembrando muerte, inseguridad e incertidumbre, esperemos que el nuevo gobierno y la continuidad del más de lo mismo,  no nos conduzca al despeñadero económico en una sociedad que ya no aguanta más pobreza, desigualdad y corrupción.

Hojas que se lleva el viento 

 Es de llamar la atención el que en los círculos políticos y periodísticos del próspero Veracruz, se muestre más énfasis y preocupación por conocer quienes serán los elegidos para integrar el gabinete de Peña Nieto, que conocer alcances y posibles consecuencias del proyecto de gobierno de la próxima administración federal.  Entre otras cosas, se apuesta a que Manlio Fabio Beltrones será el próximo secretario de gobernación, cuando todo apunta que este añejo y siniestro personaje se mantendrá en la Cámara baja para pastorear a los diputados y lograr salgan avante las iniciativas de ley del aún presidente electo.

-ooo-

 Al inaugurar el Consejo Político de la Confederación Nacional Campesina Pedro Joaquín Coldwell criticó al gobierno saliente por haber llevado al extremo el liberalismo, pues la rentabilidad se convirtió en la causa exclusiva de las operaciones agropecuarias. Flaca memoria la del líder priísta, los que desmantelaron el campo privilegiando la ganancia de unos cuantos terratenientes y empresas privadas del sector, fueron los gobiernos emanados del  tricolor.

-ooo-

 Parafraseando al columnista y director de La Jornada de San Luís,  Julio Hernández, el segundo informe de gobierno del Sr. Dr. Javier Duarte de Ochoa al frente del gobierno de Veracruz, tendrá lugar mañana miércoles 15, en medio de un “alborozo popular tan grande que hasta ahora nadie lo ha querido manifestar”.

-ooo-

 Si el orden público en la capital de Veracruz es un caótico desorden y el descontento popular es ya un artefacto explosivo en ciernes, de conformidad con el decreto que modifica el artículo 373 del Código Penal de la entidad, nada se puede hacer para alterarlo, salvo que se demuestre fehacientemente ante la autoridad que no se actúa con falsedad al propalar por cualquier medio, que el desorden existente en nuestra ciudad es tal que la presunta alarma o perturbación del orden público efectivamente producida, está más que justificada. Si el gran mimo Cantinflas no hubiera muerto, ahora sería diputado, si esa fuera su intención.

-ooo

 En vísperas de la preselección de candidatos a contender en las próximas elecciones locales de alcaldes y diputados, al PRI se le está haciendo engrudo el tepache. No se sabe aún si el palomeo de las listas estará a cargo del primer priísta de Veracruz como marcan los cánones o quedara en manos de Videgaray, Osorio y Caram como artífices del “nuevo PRI”. Por lo pronto, en lo que toca a la capital veracruzana la caballada está más que flaca, descartado Ricardo Ahued para la alcaldía sólo queda Américo Zúñiga, joven junior al que mandarán a perder. ¿Y para la diputación por Xalapa urbano? Pues nada menos que nuestra amiga Elizabeth Morales, actual alcaldesa de la que fuera capital de Veracruz. Nada por que preocuparse, dicen los priístas, la oposición esta peor, aunque expertos politólogos afirman que la lectura de los asientos de café indican que en nuestra  próspera entidad todos los partidos patean para el mismo lado, se alimentan en el mismo pesebre y todo se reduce a un simple juego de valores entendidos. ¿Será?

 pulsocritico@gmail.com

http://pulsocritico.com

https://pulsocritico.wordpress.com

A %d blogueros les gusta esto: