Salte la navegación

Tag Archives: Militancia

Pulso crítico

J. Enrique Olivera Arce

Dentro de los tiempos previstos el Instituto Nacional Electoral otorgó el registro a Morena como partido político, con todos los derechos, prerrogativas y obligaciones contempladas en la ley.

Sin dejar de considerar que el nuevo partido de izquierda institucional se incorpora al juego electoral, aceptando participar bajo las reglas y condiciones impuestas por la partidocracia dominante, Andrés Manuel y su seguidores tendrán que demostrar con hechos medibles que Morena responde a las aspiraciones y necesidades reales y sentidas de millones de mexicanos que, a lo largo del tiempo, han dejado de creer y de confiar en un sistema de partidos caduco, corrupto y corruptor.

De una estrategia declarativa, señalando, denunciando y cuestionando al gobierno y a los partidos nacionales hasta hoy existentes, Morena pasa a ubicarse en su nueva realidad ya no como movimiento social sino como una institución más de la república. Lo cual implica oportunidades pero también renuncias, no pocas, a propósitos y objetivos de una izquierda auténtica que le apuesta al cambio y transformación de la sociedad.

El cómo concilie su status institucional con apego a las reglas de los dueños de las canicas con la lucha social, dependerá su trascendencia en la vida política de un México sumido en el desencanto y el hartazgo. Ese es su reto y el reto de millones que confiando en el nuevo partido le darán viabilidad y sustento en lo que esperamos sea una larga y fructífera existencia.

Para diferenciarse positivamente de lo que tanto ha señalado y cuestionado, el primer paso es demostrar que está por la democracia partidista, construyendo ésta desde abajo con pleno respeto a la participación y derechos de la militancia y, al estilo del zapatismo, mandar obedeciendo. Ni tribus, compadrazgos u oscuros intereses, democracia a secas hasta donde el cuerpo aguante bajo las reglas del juego que con su registro acepta Morena.

Sin democracia a su interior su vida institucional sería corta e intrascendente, renunciando de entrada a la autoridad moral y política que requiere para legitimarse como expresión auténtica de una izquierda nacional que busca nuevos derroteros e instrumentos para avanzar. Democratizar la vida del partido aspirando a coadyuvar en la democratización de la vida nacional, es a mi juicio el principal reto hoy por hoy a asumir por Morena en el corto plazo.

Si se afronta con dignidad, honestidad, responsabilidad e inteligencia este reto nada menor, Morena recuperará credibilidad y confianza en una izquierda hoy marginada, excluida y sin voz propia.

Las reglas del juego que hoy se aceptan son claras. El registro que se le otorga a Morena no es eterno, sujeto al rejuego electoral la suma de sufragios a obtener es la medida. Jugando contra reloj los tiempos se acortan. Si para la elección del 2018 Morena no demuestra de que está hecho, su vida estará agotada. Luego tiene que poner toda la carne en el asador para convencer de que es diferente, de que no es un instrumento electorero más, de que su lucha por el poder político es incluyente, legítima y que no se suma a la partidocracia en el secuestro de la representación popular y voluntad ciudadana. En sus manos está el llegar para quedarse, esperemos que así sea.

Hojas que se lleva el viento

Hasta donde es dado observar, el “reconocimiento” del Sr. Dr. Duarte de Ochoa de una realidad que siempre ha negado, para sus apologistas de siempre es buena señal. No obstante habría que percibir señales más sólidas que la simple verborrea de siempre y eso está en chino ya que por lo pronto el gobernante se aferra a la idea de que mentes perversas “satanizan” el endeudamiento mil millonario que tiene tomada del cuello a su administración, lo que de ninguna manera es buena señal de un cambio positivo para afrontar lo que viene en los tres años que le restan en su mandato. Obras son amores, para convencer tendría que transparentar el que, el cómo, el cuanto y en donde en la aplicación de los recursos provenientes del injustificable endeudamiento para que cese la “satanización”. En tanto esto no suceda su acto de constricción tendrá efecto bumerang por más planas, columnas y gacetillas pagadas.- Cd. Caucel, Yuc., 13/09/2014

pulsocritico@gmail.com

http://pulsocritico.com

https://pulsocritico.wordpress.com

Pulso crítico

J. Enrique Olivera Arce

En su artículo semanal publicado en diversos medios, el diputado federal Uriel Flores Aguayo invita a ir más allá de eufemismos y llamar pan al pan y vino al vino, refiriéndose al estado de cosas que política, social y económicamente priva en México y específicamente en Veracruz y su capital.

Me llama la atención que nuestro buen amigo no guarde la necesaria congruencia entre el discurso y los hechos, negándose hasta el día de hoy a reconocer, aceptar y expresar a los cuatro vientos que a 25 años del nacimiento del PRD, este en el ocaso de su vida útil es más obstáculo que coadyuvante a la democratización de la vida política y social de la nación.

Si a lo largo de 25 años sobrevivió en la vida política de México, fue y ha sido porque así le ha convenido a un régimen decadente que, en su necesidad de legitimarse, ha requerido de una oposición de izquierda simulada. Conciliador, acomodaticio y entreguista el partido del sol azteca hoy contribuye al retroceso histórico, social y económico del país, marcado por las reformas peñistas presuntamente estructurales validadas en el llamado pacto por México.

Lo destacable es que su ocaso, ya más que servirle estorba a la estrategia del régimen peñista, favoreciendo con su fractura y ambiguo discurso nacionalista a la tendencia a un bipartidismo en México impulsada por los poderes fácticos.

Si algo hay que reconocerle en su contribución a la democratización del país a lo largo de sus 25 años de existencia, es que opuso débil resistencia a movilizaciones sociales que han venido pugnando y presionando a lo largo del tiempo por un cambio verdadero.

Lo hemos sostenido a lo largo de más de un lustro en nuestros maquinazos, el PRD tiempo ha está muerto e insepulto. Cadáver corrompido al que por generosas y humanitarias razones, será más temprano que tarde sepultado por lo que queda de su militancia, hoy emigrando a Morena. Si esto es verdad de Perogrullo a nivel nacional, Veracruz no es la excepción, en tanto que lo que queda de su fantasmagórica figura en la entidad está convenientemente al servicio de los intereses del gobierno estatal y del PRI; contribuyendo al clima de corrupción, desorden, improvisación e ineficacia administrativa de una administración pública fallida.

Al pan y al vino por su nombre, sin eufemismos ni generalidades. A Uriel Flores Aguayo, como diputado federal por el PRD, luchador social, reconocido organizador y gestor, así se lo exige congruencia, transparencia y talante democrático tanto en el discurso como en los hechos. El PRD está muerto y el gobierno estatal a cargo del Sr. Dr. Javier Duarte de Ochoa, transita por los cada vez más amplios caminos de la simulación y el engaño. Tocaría entonces al diputado federal opositor actuar en consecuencia agarrando al toro por los cuernos.

Hojas que se lleva el viento

Aún con las limitadas respuestas de Gerardo Buganza Salmerón -secretario de infraestructura y obras públicas en el gobierno duartista- a las tibias interrogantes de la diputación local sobre el tema del “tunel hundido” de Coatzacoalcos, éstas deberían ser suficientes para fincar responsabilidades penales no sólo a funcionarios menores y compañías constructoras inmiscuidas en el ajo, sino a los gobernadores veracruzanos que por comisión u omisión, permitieran a lo largo de once años se tejiera, destejiera y se volviera a tejer la maraña de corrupción en torno a una obra pública de primer orden mal diseñada y presupuestada, peor ejecutada y supervisada, inconclusa, con sobre costos inexplicables y desvío de recursos públicos, así como pago de estimaciones de avance sin sustento.

Muy cómodo resulta el afirmar que el puente se concluirá en el 2015 con nuevas erogaciones para tapar el pozo después del niño ahogado, dándose a entender que con borrón y cuenta nueva la irresponsabilidad de Miguel Alemán Velasco, Fidel Herrera Beltrán y Javier Duarte de Ochoa quedará a salvo e impune. Y esto del puente apenas es la punta de iceberg, aún hay más que abierta la caja de pandora por la Auditoría Superior de la Federación no debería de sorprendernos que siga brotando podredumbre.

La pregunta obligada: ¿En que se basó el Congreso de Veracruz para aprobar las cuentas públicas de diez años atrás para acá?

pulsocritico@gmail.com

http://pulsocritico.com

https://pulsocritico.wordpress.com

Pulso crítico

J. Enrique Olivera Arce

Gobernador de Veracruz refrenda alianza con el SNTE

Gobernador de Veracruz refrenda alianza con el SNTE

Uriel Flores Aguayo, diputado federal, por fin reconoció que el PRD en Veracruz está muerto. “Es un cascarón vacío”, dijo y, con ello cancela su aspiración a la candidatura por la alcaldía de la capital veracruzana. Pero también, con su tácita aceptación, reconoce que la alianza de su partido con el PAN ya es historia fallida. 

Con todos sus claro oscuros, incongruencias y una absurda necedad por ver lo que no es, sin embargo al diputado por Xalapa urbano debe reconocérsele lealtad a su partido así como fortaleza y confianza en sus muy personales convicciones. Mismas que le llevaran a enfrentar de manera decidida –juez y parte para algunos- a la ola de corrupción, traición y pedestre oportunismo de las mafias tribales que, en los últimos tiempos,  borraran del mapa a la izquierda electoral en Veracruz. 

Lo poco que queda del PRD en la entidad, se quedó huérfana de ideas propuesta y de dirigencia aceptable. Como he venido afirmando, es un cadáver insepulto, que hoy día sus propias contradicciones internas arrojaran a la tumba. Reflejo del canibalismo que predomina en la estructura partidista nacional, solo resta la desbandada. de aquellos que hasta el final se sintieran cobijados bajo la sombra de un árbol cuyo corazón ya no retoña. Los militantes honestos y bien intencionados, que los hay y que nos merecen respeto y consideración, tendrán que buscar nuevos senderos para continuar en una lucha que siendo perenne, siempre demanda sabia nueva. 

La historia de la izquierda internacional y nacional así está escrita. La sociedad aún no está madura para que la sangre de sus hijos abone el camino hacia un mundo mejor. La serpiente se devora a sí misma, la muerte más que anunciada del PRD en Veracruz es apenas un capítulo más del largo camino por recorrer para una izquierda consecuente, honesta, preparada, capaz y con la suficiente humildad para entender que la historia la escriben los pueblos, no las copulares capillas que se levantan sobre las espaldas de aquellos a quien dicen representar. 

El interés mezquino de la vida cotidiana  hace perder de vista el objetivo trascendente para el largo plazo. Sin visión de futuro respaldada por la teoría y la práctica revolucionaria, un partido de izquierda no es nada. El PRD lo confirma, expresándose en uno de sus eslabones más débiles, como es el caso del perredismo veracruzano. 

Para infortunio de aquellos que en la entidad contemplaran en la alianza PRD-PAN un resquicio para avanzar en democracia, confiando en un posible triunfo electoral, con el PRD en la tumba, poco o nada les queda por hacer. El PRI gobierno orquestadamente viene por todo, la elección de diputados locales y alcaldes en Veracruz no es la excepción. “Lástima Margarito”, diría el clásico. Ya habrá otra oportunidad cuando la ciudadanía tome conciencia de tal. 

Por ahora, a sujetarse a la “Ley de Herodes”. No hay de otra y se necesita estar ciego para no entenderlo y aceptarlo. El carro completo será para el PRI-gobierno, que sólo tuvo que aplicar un ligero empujón para disolver toda presunción de alianza entre “el agua y el aceite”. Así se reescribe la historia de siempre en este país corrompido hasta la médula y conducido por poderes fácticos con una partidocracia convenenciera y pragmática a su servicio. 

Se critica a López Obrador por llamar a los seguidores de Morena a no aliarse con el PRD. Considerándose le hace el juego a quienes están contra la “Gran alianza por ti”. Yo no coincido con los enemigos de siempre de Andrés Manuel, puesto que para quien esto escribe, su llamado es un acto más de congruencia. ¿Aliarse con un cadáver, para qué? 

Si pragmáticamente la izquierda tuviera que tragar sapos, aliándose en la coyuntura con el panismo como una medida táctica inscrita en una estrategia de mediano y largo plazo, se entendería. La estrecha visión del PRD no da para tanto. Primero está el inmediatismo, los intereses copulares, las prebendas y canonjías de las tribus, después todo lo demás. Ahí están a la vista de todos los dolientes las consecuencias. Ya lo señalaba en artículo anterior, López Obrador sabe del plumaje de la clase política veracruzana, para que perder tiempo y recursos en un camino que no conduce a nada. 

Al muerto, las coronas. Lo que resta es entender que el PRI va sólo hacia un triunfo pírrico. Sin oponentes a la vista se levantará con el carro completo. De ahí dos preguntas obligadas:  

¿El PRI aceptara que no siendo la mejor opción ni contar con las mayorías, ganará por default?; 

Los votantes aceptarán sin chistar una nueva etapa de partido hegemónico?

La respuesta está en las urnas. Ahí nos vemos.

Hojas que se lleva el viento

¿Quién pagó la comida de 36 mil profesores de la Secc. 32 del SNTE en Ursulo Galván? ¿La “maestra”? ¿O llevaron lonche? Yo nomás pregunto, usted sabe estimado lector, estamos en tiempos de austeridad, transparencia y endeudado el gobierno hasta las cachas, el tirar la casa por la ventana con una comilona así ,es de llamar la atención..- Xalapa, Ver., marzo  de 2013 

pulsocritico@gmail.com

http://pulsocritico.com

https://pulsocritico.wordpress.com

A %d blogueros les gusta esto: