Salte la navegación

Tag Archives: Panal

Pulso crítico

J. Enrique Olivera Arce

Dado que en un Veracruz próspero todo está resuelto, poco o casi nada queda por hacer para la maquinaria priísta. La elección del 2012 será la más destacada, pacífica y segura de la historia de la entidad, luego no tiene ningún sentido proponer candidatos de calidad y propuestas merecedoras de la aceptación unánime del electorado. La prosperidad reflejada en el bienestar de todos los veracruzanos, no exige otra cosa, de ahí que pueda darse por sentado que esa es la razón por la que el priísmo, confiando en su triunfo arrasador, ni se renueve ni deje espacios para las nuevas generaciones de aspirantes a políticos de primer nivel.

Mucho menos le interesa opinión y sentir ciudadano, pecata minuta si esta se compra con despensas. ¿No acaso Fidel, el ahora priista apestado, se regodeaba expresando que en política lo que se puede comprar con dinero es barato?

Cuando Veracruz requiera de sangre nueva porque así lo reclamen las circunstancias post prosperidad, entonces Carlos Brito, Manuel Ramos Gurrión, Amadeo Flores, Jorge Uscanga, y dos o tres gurús y caciques pueblerinos más cuyo nombre escapa a la memoria, cederán los bártulos a una camada de jóvenes veracruzanos que, para entonces, serán tan viejos, caducos y obsoletos como la generación que les antecediera. Cuando ese momento llegue, llamarán a Javier Duarte de Ochoa, docto estadista, para que se haga cargo de mostrar el camino a seguir, ¡siempre adelante! Montado en níveo corcel, casaca roja enfundada, dictará la consigna, “abatir la pobreza en un 50%, con orden, eficiencia y transparencia.

Todos los caminos llevan a “Roma” dirá el afable predicador mejor conocido como “El negro cruz”. No la capital del viejo imperio, sino la empresa que todo lo puede y que habrá de sobrevivir porque así lo dispone en bíblico texto el proyecto transexenal del encomendero dinástico. Entonces, como ahora, parafraseando al escritor orizabeño Rafael Junquera Maldonado*, pasado también será mañana para el PRI.

Mal de muchos, consuelo de unos cuantos. ¿Por qué cebarse entonces en el priísmo veracruzano si a nivel nacional es la misma y empolvada historia?

Valga el anticipo en el relevo del Congreso de la Unión. Democracia de cuotas y de cuates. Manlio Fabio a una diputación plurinominal y Gamboa Patrón –que por cierto no representa a nadie- al senado. Enroque de chapulines, de la Cámara de diputados al Senado y de este a la Cámara baja, los mismos rostros, las mismas mañas, los mismos intereses personales y de grupo a flor de tierra o encubiertos. Renovarse es morir en el intento, luego las nuevas generaciones de políticos tendrán que esperar su oportunidad, cuando ya viejos, caducos y obsoletos, sepulten a la generación que les antecediera para entonces entre esferas de naftalina reciclar el mismo libreto.

¿Y por qué cebarse con el PRI? Si todos, en todos los partidos son iguales. Pragmatismo, regla de oro de la partidocracia, los mismos para lo mismo. Impedir que el poder se diluya, se agriete y se pierda a manos de una nueva y bisoña generación política, que exige su derecho a cuota e inclusión para los cuates sin habérselo ganado.

Luego entonces resulta razonable elucubrar en torno a la ya manida idea de que a partir del primero de diciembre México cambiará para seguir igual. El gatopardismo por sobre el interés presente y futuro del Estado-nación. ¡Más de lo mismo! Gritará el respetable en los tendidos. ¿Y que querían? Si se pagó boleto para el mismo circo, para ver las piruetas del mismo elenco, en el mismo sitio.

La culpa no la tiene el indio, sino el que le hace compadre. Que más da si el señor Peña ni mudo ni manco sabe o no sabe usar el poco o mucho cerebro del que la naturaleza le dotara. Para el caso es lo mismo como más de lo mismo con encuesta o sin encuesta, nos receta lo mismo Josefina.

Resignación en Cuaresma, en el México de siempre más seguro lo comido; ya mañana, de quienes para entonces ya no estemos, quedará escrito a manera de epitafio: “Dios dirá a sus abnegados hijos que presente también es futuro.

Hojas que se lleva el viento

Calderón, “Farol de la calle”, diría Pablo Gómez a sus pares cuando todo se le niega a nuestros indígenas y todo se le da al FMI para rescatar al gran capital en Grecia. Kafkiano, pedir prestados 300 millones de dólares  para combatir pobreza y paliar la crisis alimentaria en México, cediendo 8 mil millones adicionales de billetes verdes al organismo internacional que nos tiene de rodillas. Visión de Estado en un país de ciegos conducido por tuertos lazarillos.

*“Mañana también es pasado”, novela política de Rafael Junquera Maldonado, Editorial Promexa, Primera edición 2003.

pulsocritico@gmail.com

http://pulsocritico.com

https://pulsocritico.wordpress.com

http://www.gurupolitico.com

Pulso crítico

J. Enrique Olivera Arce

Enrique Peña y Elba Esther

Dentro del marco del pragmatismo a ultranza que, en ausencia de ideología definida, programa y propuestas acordes con las necesidades y retos de una  realidad social y económica que se ignora, a la partidocracia se le hace bolas el engrudo.   

Mientras Calderón juega petate, ocultando sus cartas prolongando el período de definición de quien abanderará al PAN en la contienda presidencial, obligando a los demás contendientes a mostrar las suyas ante el electorado potencial, la descomposición del régimen político va en crescendo alterando la aritmética electoral de un proceso en marcha al que ya no se le ve ni pies ni cabeza.  

Si se trata de contar, no cuenten con Elba Esther, diría la vetusta plana mayor del PRI al Sr. Peña y su cofradía mexiquense, tras acuciosa revisión del cálculo aritmético de lo que representaría la rebelión de la granja que, de la periferia al centro se iniciara en Chiapas y Sinaloa, poniendo en riesgo la candidatura presidencial. 

Es más lo que se ganaría rompiendo con Elba Esther que sumando los votos que aportaría la franquicia magisterial, fue el criterio al que se sometiera a un Peña Nieto cazado con su estrategia aliancista, construida a espaldas del partido con la complicidad de Humberto Moreira y la propia líder moral  vitalicia del SNTE. Sería ingenuo pensar que el artífice de la Coalición PRI-PV-Nueva Alianza, fuera el denostado ex gobernador de Coahuila haciéndole el juego a la Gordillo. La mano del Sr. Peña Nieto meció la cuna y el tiro le salió por la culata.  

Uno más dos no da uno, como aconteciera en el pasado. La aritmética electoral que tan buenos resultados dejara al PRI en su carácter de partido hegemónico, ya no funciona. La realidad de México, sin un presidente priísta que imponga unidad, orden y disciplina, es otra y ésta fue ignorada por Peña Nieto, quien adelantándose a los tiempos, ensoberbecido confundió precandidatura con su aún lejano e incierto poder como inquilino de Los Pinos. 

A la hora de sumar, uno más dos arrojó como resultado más de tres. Pragmáticamente, cada partido político ve por sus intereses más inmediatos y, a su vez, la militancia en cada uno de éstos, ve para su santo en la capilla de su preferencia a la hora de definir candidaturas a gobiernos estatales, senadurías y diputaciones federales y locales. Lo que parecía ser una sola fuerza unitaria para apabullar al PAN y al PRD, con Peña Nieto como precandidato único de la coalición terminó en un puñado de tepalcates.  

Quiéralo o no, lo acepte o no lo acepte, el PRI con la ruptura hundió en unos cuantos días el trabajo de varios años con el que se construyera e impusiera la imagen del mexiquense como candidato ganador. Por más que se quiera minimizar el daño por parte del CEN del tricolor y por más que el Panal asuma que rompe con el viejo PRI pero mantiene su cercanía con Peña Nieto, el control de daños no será suficiente para borrar los traspiés del mexiquense y de Moreira en su pretendida alianza con las huestes de Elba Esther.  

Sin embargo, el PRI, o más bien su plana mayor, gana perdiendo. La ruptura al cuarto para las doce deja sin efecto las posiciones comprometidas de antemano, así como coloca en total indefensión al Panal de  la  líder moral del magisterio.  

Como el perro de las dos tortas, Nueva Alianza queda fuera de la coalición con el PRI y, para su desgracia, sin posibilidad de sumarse al PAN. Tendrá que ir sólo a la contienda y Elba Esther, en el margen, viviendo la amenaza de un nuevo “quinazo”. El dinosaurio le cobró con creces la factura de agravios no cicatrizados. 

De aquí para adelante, si no se decide otra cosa, la vieja guardia priísta marcará la pauta, dictando la agenda del Sr. Peña, antes que permitir un nuevo desliz 

Afortunadamente para bien de México, la supervivencia del férreo control corporativo del magisterio,  tiene los días contados.  

Así, de una coalición de tres, dos pierden y el que sale ganando es el Verde “Ecologista”, al fin experto en saber cachar las migajas que en su momento caen de la mesa del PRI o del PAN. Se conforma con lo que le den a cambio del voto ingenuo que ve en el partido del niño verde al adalid en la lucha por la preservación del medio ambiente y el combate al cambio climático.  

Exhibida la fallida estrategia del PRI y la debilidad de Peña Nieto, hoy rehén de la vieja guardia, cabe preguntarse:    

¿Para qué coalición electoral con dos rémoras, si el priísmo está convencido de que caminando solo derrotará a Calderón Hinojosa, festinando de antemano  su retorno a Los Pinos?   

¿Tan necesitado está el Sr. Peña de los votos que le arrimaría su alianza, hoy fallida, con Elba Esther y el niño verde? ¿No confía en la fuerza electoral de su partido?  

Lo que mal empieza, mal acaba, dice la conseja popular. Si en las cabañuelas al PRI se le hizo grumos el barniz, ¿que se esperará en los meses venideros cuando Calderón suelte a los perros? 

Y mientras en la farándula política se habla de sumas,  divisiones y restas que no cuadran, Andrés Manuel López Obrador y su frágil estructura partidista, gana ventaja, sumando de uno en uno.- Xalapa, Ver.- Enero 25 de 2012

 pulsocritico@gmail.com

http://pulsocritico.com

https://pulsocritico.wordpress.com

http://www.gurupolitico.com 

Amigas y amigos:

Aquí en el Zócalo, hace cerca de cinco años, tomamos entre todos la decisión de seguir luchando hasta lograr la transformación del país. Si después del fraude nos hubiésemos retirado o, peor aún, si hubiésemos transado con la mafia del poder, hoy no existiría este movimiento que es la única esperanza para millones de mexicanos, sobre todo, para los más desamparados y pobres de México.

Andrés Manuel López Obrador, junio 5 de 2011

Hemos echado a andar un plan sencillo, pero eficaz y trascendente. Estamos llamando a ciudadanos que simpatizan con nuestro movimiento a que participen como protagonistas del cambio verdadero. Se trata de que cada mujer, cada hombre consciente, se apersone y convenza, entre familiares, amigos, compañeras y compañeros de trabajo, a cinco ciudadanos más. Informo a ustedes que ya se han inscrito un millón 300 mil ciudadanos como protagonistas del cambio verdadero, a finales de este año, serán 4 millones, y si cada uno cumple con su compromiso de convencer a cinco, tendremos el respaldo de 20 millones de ciudadanos. De esta forma, haciendo cada quien lo que nos corresponde y, de manera pacífica, sin violencia, con la participación organizada del pueblo, vamos a lograr que se inicie, en el 2012, una nueva etapa en la historia de México.

Aquí quiero señalar que hablamos de protagonistas, no de promotores, porque el objetivo de este movimiento va más allá de las elecciones. No se trata únicamente de llegar a los cargos públicos. No es la lucha del poder por el poder. El objetivo superior es la transformación del país.

Para que se entienda mejor y todos sepamos de qué se trata, pensemos que sólo han habido tres transformaciones en la historia de nuestro país: la Independencia, la Reforma y la Revolución, y nosotros queremos llevar a cabo la cuarta transformación de la vida pública de México.

Apostamos a la transformación del país porque no vemos otra salida. La crisis actual demanda cambios profundos. Nada bueno debe esperarse si continúa el actual régimen. Tenemos claro que el principal problema de México es el predominio de una mafia del poder y que a ello se debe la decadencia y la tragedia nacional.

Texto completo del discurso de Amlo hoy 5 de junio de 2011, en el Zócalo de la Ciudad de México.

A %d blogueros les gusta esto: