Salte la navegación

Tag Archives: Suprema Corte de Justicia


Pobladores de Atenco

Emocionados, decenas de pobladores de Atenco se fundieron en abrazos al conocer que la primera sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación ordenó ayer la libertad inmediata de los 12 integrantes del Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra presos desde mayo de 2006. Se consideró que autoridades mexiquenses fincaron acusaciones a partir de premisas falsas. La Jornada

Ignacio Hurtado Gómez. Cambio de Michoacán

Sábado 5 de Julio de 2008.- La realidad más palpable o cercana es que para el 2009, los ocho partidos nacionales con registro vayan solos, es decir, cada quien por su cuenta, lo cual traerá varias consecuencias interesantes.

Con la sentencia de la Suprema Corte de Justicia de la Nación que declaró inconstitucional una parte del artículo 96 del Código Federal de Instituciones y Procedimientos Electorales, sin duda, pareciera que es el fin de las coaliciones electorales para el 2009, y con ello vendrá una reconfiguración de nuestro espectro político.

Ciertamente, con la Reforma Electoral ya habían dejado de ser atractivas las coaliciones, principalmente a partir de que en los convenios ya no se establecerían porcentajes predeterminados a la jornada electoral respecto de la votación que correspondería a cada uno de los partidos coaligados.

Con el esquema anterior a la reforma, se había dado una situación medio perversa en donde algunos de los partidos coaligados que aportan menor votación, por el simple hecho de ya tener amarrado el dos por ciento para mantener el registro, y otro tanto más para sus prerrogativas, prácticamente se mantenían al margen de las campañas, pues lo suyo ya estaba asegurado, además de que por lo general los partidos con mayor presencia copaban, prácticamente, todas las candidaturas que conformaban la coalición.

Por eso, el nuevo esquema de las coaliciones, que incluso se acercó al de las candidaturas comunes, resultaba desventajoso en ese sentido, pues ahora cada partido coaligado iría por su propia votación, pues en la boletas se plasmarían logos por separado, y de esta suerte si no alcanzaban el uno por ciento, perdían su registro -ya no hay predeterminación de porcentajes en el convenio- y si, pasaban del uno por ciento, pero no llegaban al dos por ciento, los partidos mayoritarios podrían «completarles» su dos por ciento para mantener su registro, obviamente ya tampoco se determinan previamente porcentajes para asignación de recursos públicos.

Sin embargo, este miércoles pasado, la Suprema Corte de la Nación por unanimidad declaró inconstitucional el «completar» o traspasar votación de un partido a otro para acabalar para su registro.

La implicación jurídica de ésta es muy importante, pues además se mantuvo la constitucionalidad del nuevo esquema de coaliciones, es decir, con el hecho de haber declarado inconstitucional sólo una parte del nuevo esquema, hace prácticamente inviables las coaliciones.

Cosa distinta hubiese sido haber declarado inconstitucional todo el esquema y tal vez, volver al pasado.

La cosa se complica porque difícilmente podrá haber reformas en la materia, pues por mandato constitucional no se pueden llevar a cabo antes de 90 días del inicio del proceso, y en ese sentido, estamos en las líneas, considerando que ya no se habla de un periodo extraordinario en el Congreso de la Unión, a no ser que sea para la reforma energética.

Pero también, esto trae implicaciones políticas muy profundas, y por eso hablábamos de una reconfiguración de nuestro espectro político.

La realidad más palpable o cercana es que para el 2009, los ocho partidos nacionales con registro vayan solos, es decir, cada quien por su cuenta, lo cual traerá varias consecuencias interesantes:

Primero. Es evidente que se dará una polarización en varios temas, pero al tiempo, una indefinición constante, pues seguramente todos buscarán el centro del espectro, es decir, difícilmente adoptarán posiciones radicales de derecha o de izquierda.

Segundo. La pelea por el voto ciudadano será encarnizada, y más aún con las nuevas reglas de competencia, por ejemplo en medios de comunicación, lo que orillará las campañas a las calles, pues muy simple, no será lo mismo repartirse el pastel entre cinco, que entre ocho.

Tercero. No es lo mismo repartirse un pastel completo, que medio pastel, pensando en eso del abstencionismo, por lo que si las campañas carecen de civilidad y de altura, será en detrimento de todos, pues eso puede alejar a los electores, aunado a factores sociales, económicos y políticos que no precisamente nos tienen muy contentos.

Así pues, en el horizonte el 2009 se visualiza más que interesante, campañas cortas, intensas, con todos los actores compitiendo, y principalmente con campañas de a pie, de a tierra, y ahí, a ver quién tiene la mejor estructura y la mejor operación.

A %d blogueros les gusta esto: