Salte la navegación

Tag Archives: Web 2.0

Pulso crítico

J. Enrique Olivera Arce

Las TICs 2.0 están cambiando la naturaleza de la intermediación política: ésta, hoy, se desarrolla cara a cara, se discute y debate en el momento en que los hechos están ocurriendo.

Constanza Mazzina

Mensaje Político en Red

Diez días de campaña en el mundo real no son nada en una competencia en la que se privilegia el quien junta más seguidores en un mitin, que el quien convence a más con sus propuestas.

El rápido transcurrir del tiempo se impone sobre voluntades, propósitos, estrategias y disposición personal para aprovecharle al máximo. Es contra el tiempo que los candidatos a la gubernatura de Veracruz, diputaciones locales y alcaldías tendrán que aplicar su mejor esfuerzo, desplegando sus mejores armas, legales o extralegales, legítimas o espurias, sus muchos o pocos recursos materiales, financieros y humanos disponibles pero, sobre todo, argumentos viables que convenzan a un abigarrado conjunto de votantes potenciales  que, indecisos, aún dudan sobre el ir a votar o abstenerse y, en el mejor de los casos, por que candidatos de su preferencia habrán de sufragar.

En el mundo virtual es diferente. Se avanza a favor y no contra el tiempo. Unos cuantos días bien aprovechados en la Web por los candidatos, sus equipos de campaña y simpatizantes en red, ofrecerían la oportunidad de verse favorecidos con un efecto multiplicador en la intención del voto a muy bajo costo, que no lograrían con todos los recursos aplicados en el mundo real. La iniciativa, creatividad, ingenio, dominio de las nuevas herramientas tecnológicas, y proclividad a hacerse escuchar, hace de los internautas un ejército electoral capaz de sacarle el mayor provecho en tiempo real a cada minuto disponible.

Un experto en medios de comunicación me comenta que en los círculos de la política veracruzana aún no se ve ni se entiende esto último. La mayoría de nuestros políticos, incluidos candidatos y asesores, consideran de mayor peso, nivel de penetración e influencia al empleo de la prensa electrónica e impresa en la promoción de imagen y propuestas,  que lo que les ofrece la red de redes en el ciberespacio; sobrevalorando circulación y penetración de medios de comunicación tradicionales, cuyo negocio es reproducir boletines de prensa destacando aquellos que mejor les reditúen ingresos y prebendas.

Los que más o menos entienden y aceptan la importancia de hacerse presentes en la red, señala, lejos de aprovechar sus ventajas recurren a estrategias dispersas, a herramientas comunicacionales de muy poca penetración en red para el logro de sus objetivos y, pese al bajo costo del herramental disponible y de recursos humanos calificados a la mano, se niegan a invertir en opciones de mayor eficiencia y eficacia. Paradójicamente consideran más redituable pagar grandes sumas de dinero a la prensa impresa y electrónica que erogar modestas sumas en expertos calificados a su servicio, capaces de generar mensajes y efectos multiplicadores superiores con el empleo del herramental multimedia.

Se aduce que las herramientas comunicacionales con que cuenta el actual desarrollo tecnológico no están al alcance de las mayorías. Que en consecuencia es muy poca la gente que se conecta a internet y, los que lo hacen, en su mayoría jóvenes, están más interesados en la pornografía, la música o videos escatológicos que en la política. Y sin embargo, se quejan de que es un despilfarro el que hasta los niños cuenten con teléfono celular, o también de lo que juzgan como absurdo, el que una inmensa mayoría entre la ciudadanía, cuente con correo electrónico.

Estos mismos políticos, más por moda y exhibicionismo que por buscar eficacia en sus propósitos, se incorporan a las redes sociales de manera poco inteligente, a pesar de considerar lo arriba anotado. El estar en “Facebook” o “Twitter”, aseguran, les da lo mismo status que cercanía con los jóvenes y, los que hacen uso de este herramental con fines de proselitismo electoral, ven frustrados sus esfuerzos. No es lo mismo jugar a ser joven y estar a la moda, que conocer a los jóvenes.

De lo que podríamos estar seguros es de que en materia comunicacional lo que cuenta es el mensaje y, sin duda, la empatía entre éste y su receptor. Pero también el medio y mecanismos de difusión. El moderno “radio bemba” multimedia, supera ya en circulación, penetración, oportunidad e impacto a las tecnologías de información y comunicación tradicionales.

En nuestro ámbito queda confirmado, entre otros temas, con el impacto político y social del periplo día por día de Andrés Manuel López Obrador, o la amplia difusión del audio escándalo en torno al espionaje de que fuera objeto el Maestro Fidel Herrera Beltrán, gobernador de Veracruz. Frente al cerco informativo en torno al ex candidato a la presidencia de la República o al silencio cómplice de la mayoría de la prensa estatal, el mensaje cotidiano de AMLO y el relativo a las grabaciones (Fideaudios) de conversaciones telefónicas atribuidas al gobernante veracruzano, en minutos dan la vuelta a la aldea global a través de la Red de Redes; conformándose una estrecha relación psicológica de empatía o rechazo, así como de percepción política, entre mensaje-emisor-receptor-emisor-mensaje en cada nódulo de la cadena piramidal del fenómeno comunicacional en red, validando la relevancia de la Internet 2.0 y su efecto multiplicador de alto impacto en el mundillo de la política y el periodismo.

En estos apuntes no me interesa cuestionar la calidad, origen, o veracidad del mensaje emitido en torno al audio escándalo jarocho. Palo dado ni Dios lo quita y ya ni llorar es bueno. Ya tocará a las autoridades responsables el emitir juicio valorativo sobre ello. Lo que quiero destacar como tema de reflexión es la relación de temporalidad y eficacia comunicacional entre el mundo real y el herramental en línea en el desarrollo de las campañas políticas de los candidatos en contienda en la entidad veracruzana, así como la relación costo-oportunidad-beneficio entre las disponibilidades tecnológicas de comunicación tradicionales y las que hoy nos ofrecen las nuevas tecnologías de la comunicación y la información (TIC`s 2.0).

En su momento tanto los candidatos como sus estrategas de campaña, habrán de valorarlo al sacar conclusiones de su esfuerzo. Por cuanto a los receptores de la propaganda política con la que se nos bombardea día y noche en el mundo real, estoy seguro que la mayoría ya sacó las conclusiones del caso frente al criminal despilfarro de recursos empleados en un país de pobres para campañas políticas de muy baja penetración y creciente descontento por su abuso. Si en materia de comunicación se afirmaba que más vale una imagen que mil palabras, hoy, con el audio escándalo, no queda la menor duda de que un mensaje oportuno, impactante, contenido en un “mail”, un video, un blog, o un audio y difundido en la internet, gracias a la interacción, complementación y oportunidad de estas herramientas multimedia, podrían tener ya un mayor efecto y relevancia en la intermediación política entre candidatos y audiencia, que ríos de tinta, foros o debates artificiosamente maquillados,  o mil costosos “espectaculares” de promoción de imagen.

pulsocritico@gmail.com

http://pulsocritico.com

Pulso crítico

J. Enrique Olivera Arce


Allá por la segunda mitad del Siglo XX, el humorista español mejor conocido como “Gila”, hizo famosa una serie de parodias sobre la guerra, destacando el monólogo de un soldado que presuntamente dialogaba telefónicamente con otro del ejército contrario. ¿Es el enemigo? ¿Qué se ponga?,  con estas dos frases iniciaba el  monólogo cuyo objetivo era el negociar una pretendida y absurda tregua en tanto los combatientes enfrentados veían el “furbol”.


El recuerdo difuso de tal parodia viene a mi memoria al leer las también absurdas declaraciones de otro comediante, ni cercanamente inteligente como Gila pero también dado a utilizar el monólogo  en un diálogo de sordos, como lo puede ser el pretender negociar reglas y condiciones de civilidad en medio del combate.


Teniendo como escenario el intercambio de dimes y diretes entre el PRI y el PAN, salpicados de mutuas ofensas, calumnias, acusaciones,  diatriba y coronado por la total ausencia de ideas, propuestas, así como de debate y racionalidad democrática que atienda a la inteligencia de un electorado, hasta hoy indiferente, Jorge Carballo Delfín, Presidente del Comité Directivo Estatal del PRI en Veracruz, no hace reír, no se gana el aplauso en los tendidos,  ni indudablemente convence al auditorio de que la pretendida civilidad para hacer de la guerra sucia día de campo, empieza en casa.


En uno de sus absurdos monólogos, el joven político al que se le conoce en las tertulias de café como el ex encargado de pasar la charola, dice al auditorio que “los diputados federales del tricolor propondrán una iniciativa para que el Instituto Federal Electoral regule las campañas electorales en Internet”. Argumentando a su vez que “”Estamos en un momento donde los partidos debemos de ofertar campañas limpias, pero Acción Nacional se ha obsesionado en denunciar, lastimar y calumniar al gobierno de Fidel Herrera; es cierto que no hay facultades para que el IFE ordene a YouTube para que esto no vuelva a suceder, no solo con Fidel sino con todos los partidos y actores políticos del país, el PRI, a través de sus diputados federales, va a proponer que este tipo de lagunas, mas allá de la censura, regule las campañas y tenga facultades en medios electrónicos, en especial Internet”.


O no escuchó bien al gobernador, mal aprendió el libreto, no está enterado que Fidel Herrera Beltrán no contiende en el actual proceso electoral, ni mucho menos ordenara al delfín de Gamboa Patrón presentar iniciativa alguna tendiente a ponerle mordaza al internet, o bien, no tiene ni la más mínima idea de lo que son las modernas técnicas de la comunicación y la información en las que la Web 2.0 constituye el paradigma de la revolución tecnológica de nuestro tiempo.


El IFE podrá regular por consenso las conductas de aquellos que aspiran a un cargo de elección popular o de los partidos que les postulan, sujetándoles a un a mi juicio utópico desempeño en campaña apegado a principios éticos, morales y de civilidad democrática, si así por mayoría lo determinara una partidocracia para la que tales principios de convivencia social y política son irrelevantes. Pero de ahí a que una institución ciudadana, como el IFE, pueda tener facultades para ejercer control de lo que se dice y hace en la internet, hay un mundo de distancia.


Primero, porque el Estado mexicano no tiene facultades legales extraterritoriales. La Red de Redes a escala planetaria es de todos y de nadie. Los controles mínimos existentes y consensuados a nivel internacional, son de carácter técnico y no de contenidos, salvo algunos pocos temas, también consensuados entre la mayoría de los países, como lo referente al combate de la pornografía infantil. El Estado español ha intentado imponer controles legales con fines políticos al uso de internet y ha fracasado rotundamente. La libertad de expresión no se negocia, es la respuesta contundente de millones que constituyen el ejército internacional de internautas contrarios a las leyes mordaza.


Segundo. Si bien tecnológicamente es posible filtrar legal o extra legalmente contenidos expuestos en la internet, como ocurre en China, también existen herramientas a disposición de todo mundo, incluidos niños y adolescentes, para superar tal inconveniente a todas luces autoritario y represor; en el ciberespacio por principio está prohibido prohibir.


Tercero.  Un rápido monitoreo de lo que al respecto se difunde en la red de redes, pone en evidencia la pobreza tecnológica y de contenido por parte de las organizaciones políticas formales en nuestro país, en el uso de las nuevas tecnologías de la información y la comunicación. El tema no tiene aún prioridad en  las estrategias partidistas ni es comprendido a cabalidad por los políticos.


Por último, aunque hay más, lo más relevante en el tema de las campañas políticas baciniqueras que preocupan a nuestro novel comediante,  como lo probara la campaña presidencial de Barack Obama, las manifestaciones de mayor impacto en el ciberespacio, en pro o en contra de un partido político o de un personaje en específico, son resultado de la iniciativa y libre albedrío de la gente, sin necesariamente responder a un maquiavélico plan predeterminado o consigna partidista.


Obcecarse en atribuir al PAN la difusión de un video con el pretendido interés de dañar la fiel imagen del gobernador de Veracruz, atenta contra la inteligencia de los veracruzanos y contra el buen humor. Aunque reconociendo que la política en México es labor de humoristas, simuladores y nunca bien intencionados personeros, hay de comediantes a comediantes. Carballo tendría que aprender, si pretende ganar audiencia con su squetch, que gracias al sentido del humor vertido en “YouTube por posiblemente un chamaco de 14 o 15 años, el Gobernador Herrera Beltrán es figura mediática  internacional, habiéndose “robado” el corazón de los veracruzanos y de algunos allende nuestras fronteras, a más de los asiduos visitantes del blog que, sin mordaza, el gobernante mantiene para su proyección de imagen en “blogspot.com”.


pulsocritico@gmail.com

http://pulsocritico.com

A %d blogueros les gusta esto: