Skip navigation

Archivo de la etiqueta: #yosoy132

Pulso crítico

J. Enrique Olivera Arce

Dos hechos aparentemente sin conexión alguna marcaron la semana dedicada a recordar a los héroes que nos dieron patria: la rechifla juvenil a Calderón Hinojosa y al precario presidente electo durante la ceremonia del Grito en el zócalo capitalino y, la agresión al director estatal del DIF, Antonio Neme Dib a manos de una turba enardecida en la cabecera municipal de Río Blanco, Veracruz. Estas dos manifestaciones deberían bastar al Sr. Dr. Javier Duarte de Ochoa, gobernador de la entidad, para entender que el horno no está para bollos.

El Sr. no quiere aceptar que el hartazgo ciudadano obliga a irse con tiento, que su discurso machacón ofende y lastima cuando la realidad cotidianamente le desmiente. No entiende que el Veracruz de hoy, así como el país entero cambió; ya no son los tiempos en que sin mayor trámite fuera impuesto por Fidel Herrera Beltrán ni cuenta con los recursos presupuestales para irle tapando el ojo al macho. La ciudadanía está despertando de su largo letargo, no hace mella en esta el triunfalismo mediático de un gobierno ineficiente, ineficaz e incapaz de conducir con decoro y buen juicio a los veracruzanos. Más que anuncios fallidos, como bien lo apunta Alfredo Bielma en su leída columna, el pueblo quiere hechos tangibles, seguridad pública a la altura de las circunstancias, obra pública que enriquezca la vida social y productiva y, sin duda, honestidad y transparencia en la esfera gubernamental.

Mal hace el senador José Yunes Zorrilla en avalar y proponer se reproduzca a nivel nacional un programa como “Adelante”, que no pasa de buenos deseos a modo para proyectar la imagen de un gobernador que se descalifica a sí mismo, tratando de convencer a los veracruzanos de lo que la realidad niega. Veracruz marcha a la zaga lo mismo en materia económica que en seguridad, tranquilidad y calidad de vida de sus habitantes. “Adelante”, como quedara expuesto en Río Blanco con el seguro popular, habla de un asistencialismo fallido, su bondad se reduce a lo expuesto en el discurso oficial y la nota mediática del día.

Más que encubrir con fines futuristas al Sr. Dr. Duarte de Ochoa, los senadores veracruzanos, que en el Congreso de la Unión están llamados a ver por los intereses del estado, están obligados a expresarse con verdad reconociendo el atraso, e inmovilismo de la entidad federativa que dicen representar así como la simulación del gobierno duartista y actuar en consecuencia. Así lo exigen los electores que contra corriente les dispensaran el beneficio de la duda en las urnas.

Veracruz ya no es priísta, más que así se manifieste en la integración del Congreso local. Al partido tricolor pie a tierra se le oponen otras fuerzas políticas que el gobernante está obligado a reconocer, tolerar y respetar. Gobierna una sociedad plural y así debe entenderlo. Reprimir a un puñado de jóvenes que bajo la bandera de #yosoy132, haciendo uso de sus derechos individuales y sociales expresaran su inconformidad, no guarda congruencia con su repicar de campanas llamando a la unidad y, mucho menos, con su afirmación de que Veracruz marcha a la vanguardia en materia de procuración y administración de justicia.

La represión como instrumento de gobierno expresa debilidad e impotencia, fruto de absurdo y maniqueo sectarismo dogmático. Veracruz no es ya más el PRI, insisto. La derrota del presidente electo en territorio veracruzano lo dice con claridad. Al Sr. Dr. Duarte de Ochoa debe caerle el veinte y dedicar su escasa experiencia y capacidad a intentar gobernar para todos, si acaso está en su ánimo contribuir a la legitimación del Sr. Peña.

Hoy fue Río Blanco, cuna de la Revolución Mexicana. En Veracruz y en todo el territorio nacional, el horno no está para bollos, el hartazgo político, el estómago vació y la percepción de inseguridad y pérdida de expectativas de bienestar en amplios sectores de la población, son combustible propicio en épocas de sequía. No debe auspiciarse que con autoritarismo e intolerancia se incendie la pradera.

Hojas que se lleva el viento

Mal inicio de la anticipada tournée de Peña Nieto en América Latina. La aceptación, reconocimiento, autoridad y liderazgo en el ámbito internacional se construyen y se ganan, no se inventan.  Con un mensaje a favor del libre comercio el precario Sr. Peña se presenta con las manos vacías ante los gobernantes de la mayoría de países latinoamericanos que han rechazado el camino del neoliberalismo. Cd. Caucel, Yuc., 19/09/2012

pulsocritico@gmail.com

http://pulsocritico.com

https://pulsocritico.wordpress.com

Pulso crítico

J. Enrique Olivera Arce

Coincidiendo con quienes afirman que el México de hoy es otro muy distinto al que contempláramos en la etapa previa al proceso electoral que desembocará en la sucesión presidencial, a mi juicio no puede ignorarse la composición de la nueva correlación de fuerzas políticas. De ésta dependerá estabilidad y  gobernabilidad cuando más del cincuenta por ciento de la población, encontrándose en condiciones de pobreza ó pobreza extrema, no tiene nada que perder.

Si bien la correlación de fuerzas entre las diversas expresiones políticas del país sufrieron modificación y ajuste a lo largo de los procesos electorales del año en curso, observándose en el electorado una creciente polarización entre tendencias de centro izquierda y la derecha en todas sus tonalidades, el reacomodo de éstas también incidió al interior de todos y cada uno de los partidos políticos nacionales. Las elecciones federales, y locales en su caso, no sólo pusieron a prueba en menor o mayor grado las respectivas estructuras partidistas y su llamado “voto duro”,  también hicieron aflorar las profundas contradicciones que, al interior de cada instituto político, reflejan la ausencia de consenso programático, operativo y estratégico, así como la cada vez mayor carencia de control cupular sobre sus bases sociales de apoyo. Lo que hoy se observa nítidamente al interior de Acción Nacional lo confirma y, más temprano que tarde se hará evidente en el resto de los partidos políticos. El PRI no es excepción, los intereses personales y de grupo tanto en la coyuntura como para el mediano plazo, apuntan en tal sentido.

Guste o no, pese a la descalificación y satanización tanto de López Obrador como del movimiento estudiantil #yosoy132, estos han influido de manera notoria sobre la correlación de fuerzas en México, abriendo espacios de participación a una juventud antes excluida de la vida política y agudizando las contradicciones al interior de los partidos políticos nacionales.

La irrupción no esperada en pleno proceso electoral de los jóvenes universitarios, no sólo modifica la correlación de las diversas fuerzas político electorales, también incide de manera más amplia en el seno de la sociedad en su conjunto. Forzando a los partidos a revisar estrategias, quehaceres y discurso para no perder el control de sus ya escasas bases sociales de apoyo. No siendo circunstancial el que en la cúspide cupular de la partidocracia se hable ahora de participación ciudadana, inclusión, y democratización así sea de dientes para afuera, como lo refleja la recién aprobada reforma política constitucional, la confrontación entre el panismo histórico y el neopanismo calderonista en torno a la “refundación” del partido, y el llamado del Sr. Peña a cerrar filas al interior de un anquilosado  PRI que negándose a su renovación, reafirma su carácter antidemocrático.

La nueva correlación de fuerzas en la sociedad mexicana opera ya estructuralmente en contra del statu quo, cuestionándole. La reflexión se hace acompañar de una acción que, si bien es incipiente, crece cualitativamente inclinándose a favor de un cambio sustancial en la vida política, económica y social del país.

La participación ciudadana, al margen de los partidos políticos y de la propia legislación que pretende aherrojarla reglamentándole, está en marcha; el debate está en la calle en busca de un consenso que no tiene nada que ver con las “alianzas útiles” en el seno de un Congreso de la Unión divorciado de la sociedad.

El plebiscito planteado frente al proceso electoral que aún no concluye, está vigente: O se avanza con autenticidad en el camino de un cambio legítimo, ó se opta por el gatopardismo de siempre en el que la continuidad planteada por calderón Hinojosa, parece estar asumida ya por la simbiosis estratégica del PRIAN.

Hojas que se lleva el viento

Pudo más “Ernesto” que la reunión de gobernadores y legisladores con el Sr. Peña.  El escándalo mediático por la ausencia del Sr. Dr. Duarte de Ochoa, obligó a este a suspender sus vacaciones en Europa y hacer presencia tomándose la foto. Lo curioso del tema es que con gobernador o sin gobernador “aquí no pasa nada”.

A río revuelto ganancia de pescadores. Elizabeth Morales, alcaldesa de Xalapa no podía quedarse atrás. Con una desvergüenza y un cinismo inaudito aprovecha el tono mediático de los nocivos efectos de la tormenta tropical “Ernesto” para pretender colgarse del FONDEN, argumentando que los torrenciales aguaceros dejaron calles y avenidas de la capital veracruzana como queso “gruyere”. No le importan las viviendas afectadas, la gente que dejó de ir a trabajar, los lodazales que por calles tienen cientos de colonias periféricas o el desmadre vial que se complica con la lluvia, su interés está puesto en el interminable negocio del bacheo. El saqueo es PRImero.

El mal tiempo obliga a uno que otro crucero eventualmente busque refugio en el puerto de Veracruz. Situación propicia para que el gobierno veracruzano anuncie a bombo y platillo ambiciosos acuerdos con navieras internacionales para que la entidad figure como destino turístico en la ruta de cruceros. Año con año es lo mismo sin que se concrete nada al respecto. Buenos deseos sin sustento, en eso quedan las estrategias de desarrollo de la industria sin chimeneas y, de muchas otras cosas también que colocan a Veracruz como una de las entidades federativas con mayor atraso relativo en todos los órdenes.

pulsocritico.com cumple tres años en la Red de Redes como un sitio no comercial. 156 semanas sin interrupción, en un esfuerzo personal no lucrativo de participación crítica e independiente en el periodismo veracruzano. Me he propuesto acceder a un lugar destacado en el ánimo de mis lectores, toca a estos y a los distinguidos articulistas que me permiten difundir sus valiosas aportaciones el juzgar si se está cumpliendo con tal propósito.  Gracias por la confianza que me dispensan.

  pulsocritico@gmail.com

http://pulsocritico.com

https://pulsocritico.wordpress.com

Pulso crítico

J. Enrique Olivera Arce

 “Las impugnaciones a la legalidad de la elección ofenden la dignidad de los mexicanos que votaron en libertad”: Pedro Joaquín Coldwell

El que nada debe nada teme… Si el PRI no dudara del triunfo de su abanderado dejaría correr el agua sin inmutarse y, sin embargo…

Paradójico. El PRI, sus satélites y algunos segmentos de la clase media minimizan el indiscutible liderazgo de Andrés Manuel López Obrador responsabilizándole a su vez de estar atrás de las crecientes manifestaciones populares de protesta que, en oposición a Enrique Peña Nieto, dan oscuras pinceladas no previstas en el paisaje postelectoral.

Les duele que el político tabasqueño no respete el pacto de civilidad signado por los candidatos presidenciales aceptando su derrota en las urnas, pero se  desgarran las vestiduras porque el abanderado del Movimiento progresista conforme a derecho, impugne la elección del primero de julio recurriendo al Tribunal Electoral Federal.

Lo ideal para el PRI y su aún candidato presidencial, sería que Andrés Manuel aceptara sin más la derrota, bajara los brazos y se retirara a “La chingada”, como se denomina su rancho en Palenque, Chiapas. Renunciando a la última instancia legal que le ampara, dejando colgados de la brocha a sus millones de seguidores que con no poca reticencia aún confían en la administración de justicia electoral.

Número, extracción social y motivación de los manifestantes que han tomado la calle pareciera tenerles sin cuidado. Desconcertados ofenden la inteligencia de quienes protestan, reduciéndoles a simples marionetas manipuladas por un López Obrador que “no se acostumbra a la derrota”.

Le temen más a un López Obrador que  sin salirse de la cancha de la partidocracia, les obliga a jugar  como se juega en el llano. Aceptan muy a su pesar que López Obrador sea capaz de llevar en paralelo y simultáneamente el trámite legal de la impugnación de la elección y “la manipulación” de un creciente movimiento popular. Reconociendo entonces que el tabasqueño supera en mucho la capacidad de Peña Nieto y los partidos que le postularan tanto para la defensa de la pretendida razón legal que les asiste, como para obtener el respaldo de una sólida base social en que apoyarse.

Incapaces de entender y aceptar la movilización social en su contra por sus probadas trapacerías, sólo les queda el recurso de calificar a López Obrador como el enemigo público que, sin aceptar razones, pretende arrebatarles un triunfo cada vez más cuestionado. Así, lejos de atemperar la protesta le ponen más leña al fuego con pueril negación de aquello de lo en el imaginario popular ya se percibe como fraude electoral.

Paradójico. Lejos de contrarrestar y menguar simpatía y apoyo a López Obrador, obtienen lo contrario, confirmando el liderazgo  del abanderado de las llamadas izquierdas. Lo vulnerable de su pírrico triunfo les ciega, complicando el escenario previo al cambio de estafeta.

El horno ya no está para bollos. Calderón vuelve a las andadas anticipándole a Peña Nieto una tersa transición cuando el proceso electoral aún no concluye, sin parar mientes en que provoca a los indignados que ya han dicho ¡Basta!

Las protestas suben de tono rebasando las estructuras partidistas, como ya lo reconoce el PRD, generándose de facto un frente amplio popular que ya aglutina a estudiantes, movimientos sociales independientes y gremios obreros de conocida oposición al régimen, en una movilización inédita en defensa de la democracia.

Cuidado, una chispa podría incendiar la pradera. Si la libre manifestación aún es pacífica, no faltarán provocadores que induzcan a la violencia, ese el riesgo. ¿Cómo evitar esto último?

Si López Obrador en circunstancias diferentes en el 2006, con inteligencia canalizo indignación y enojo, difícil es prever cual será el camino que hoy tome la movilización popular si el IFE y el TRIFE no cumplen a cabalidad con su encomienda.

¿Cual será la postura a adoptar por el tabasqueño una vez desahogada la etapa de la impugnación?  ¿Bajará los brazos para retirarse a la comodidad de su hogar? Si esto último se da, ¿quién encausara a los indignados para que liberen enojo y frustración? Eh ahí la interrogante.

Paradójico. Los hoy detractores de López Obrador serán los primeros en pedir su permanencia. El que abandone la lucha dejando a su libre albedrío a la movilización social, no es aceptable para la gente bonita, demasiado riesgo para un país en vísperas del cambio de estafeta presidencial. La oposición creciente a la toma de posesión de Peña Nieto, sin liderazgo claro que le encauce, eso si es un peligro para México y, también “para todos”, parafraseando al amanuense veracruzano  Rafael Martínez  Zaleta.

Difícil disyuntiva para el PRI y su candidato. La dirigencia nacional no encuentra respuestas válidas frente a la protesta popular. Si afloja pierde, si resiste llevando las cosas hasta sus últimas consecuencias, imponiendo a Peña Nieto contra la voluntad popular, pierde. De una u otra forma pagará las facturas acumuladas a lo largo del amañado proceso. Mató a la esperanza y el pueblo se lo cobrará puntualmente.

Difícil también la disyuntiva para Andrés Manuel, si la autoridad electoral falla en su contra.

Y para el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, ni se diga.

¿Por quién entonces doblarán las campanas el primero de diciembre?

Hojas que se lleva el viento

La defensa de Peña Nieto en Yucatán es prácticamente nula. El PRI en el estado cumplió su parte en la elección presidencial y enfoca todas sus baterías a la campaña post electoral de Rolando Zapata, gobernador electo, quien recorre el estado sin descanso agradeciendo el apoyo popular que en las urnas le ofrendaran los electores. El alcalde electo de Mérida, de extracción panista, calladito se ve más bonito.

pulsocritico@gmail.com

http://pulsocritico.com

https://pulsocritico.wordpress.com

http://www.gurupolitico.com

Pulso crítico

J. Enrique Olivera Arce

“Señor, si me quitas el éxito déjame fuerza para triunfar del fracaso”: Mahatma Gandi

¡¡Te lo dije!! Me escribe un buen amigo, advirtiendo que “si Ebrard hubiera sido el candidato de las llamadas izquierdas, Peña Nieto no gana la elección”.

El hubiera no existe en política. El candidato fue Andrés Manuel y a ello debemos atenernos. Sin embargo la expresión de mi amigo da tema para la reflexión en torno a una situación que me llamara poderosamente la atención y que dejara asentado en mi artículo publicado el 22 de abril bajo el título “Andrés Manuel baila con las más feas. No hay de otra”. El político tabasqueño ha sido postulado por la coalición integrada por el PRD y las morrallas denominadas Partido del Trabajo y Movimiento ciudadano. Institutos electorales que en el marco de una partidocracia rampante y un régimen político obsoleto y corrupto, carecen de autoridad ideológica, moral y política para ser considerados como de izquierda. Una y otra vez señalé que estos partidos políticos más que aportar a la campaña electoral de López Obrador, constituían una pesada loza sobre las espaldas del candidato presidencial.

López Obrador superó los 15 millones de votos legítimos a pesar de, y no por el trabajo político desarrollado por la cúpula partidista de la Coalición “Movimiento Progresista”. Los candidatos al Senado y Cámara baja en su gran mayoría cartuchos quemados impopulares impuestos por “los chuchos” de ello dan constancia. El resultado aún en trámite de la elección confirma tal percepción.

Se jugo en la cancha de la partidocracia conforme a sus reglas y sus prácticas antidemocráticas. Luego nadie puede darse por sorprendido ante la cada vez mayor evidencia de escamoteos de la voluntad popular a lo largo y ancho del país. No obstante, gracias al Movimiento de Regeneración Nacional, “Morena”, en el que participan millones de ciudadanos convencidos de la necesidad de un cambio verdadero, irregularidades aparte de un proceso electoral inequitativo y amañado, Andrés Manuel llegó hasta donde le permitieron llegar. Hoy la decisión final y el futuro de México está en manos del “arbitro” y del Tribunal Federal Electoral, así es el juego. Los partidos postulantes de la llamada izquierda electoral ganan perdiendo.

“Morena”  trabajó intensamente a ras del suelo, en la calle, en las aulas, en el taller, en el surco, en el hogar, siempre confiando con voluntad de triunfo en el liderazgo del político tabasqueño. Jóvenes y no tan jóvenes se pusieron la camiseta y, contra la corriente y contra la estructura partidista de la coalición dominada por las tribus perredistas y sus corruptas y oportunistas dirigencias, sacaron adelante la campaña presidencial. De eso no tengo la menor duda.

Andrés Manuel cometió errores, no se puede negar. Pero así como se equivocó confiando en las estructuras partidistas coaligadas, fue certero al sustentar su campaña en “Morena”. Fue la ciudadanía organizada y movilizada la que le impulsó para cuesta arriba dejar atrás a Josefina Vázquez Mota y alcanzar a Peña Nieto. Con este impulso López Obrador gana en su propósito democratizador al lograr movilizar a más de 15 millones de mexicanos en pos de la esperanza democrática. La ciudadanía salió a la calle y con su voto manifestó su voluntad de cambio. Si hoy se pierde la elección, no fue en vano. La ciudadanía con su participación activa gano terreno y experiencia en la búsqueda de un camino más amplio para avanzar el  rescate de la voluntad popular, hoy secuestrada por la partidocracia y los poderes fácticos.

La construcción de la anhelada democracia transita por un largo camino de aciertos y errores, triunfos y derrotas. Los resultados no se alcanzan en meses o años sino en períodos históricos. Pero cada paso dado fortalece a quienes lo emprenden. Estoy seguro de que la experiencia vivida por la ciudadanía movilizada en este proceso electoral, pesará más en la vida política de México que el triunfo mismo de las llamadas izquierdas. Un importante segmento de la sociedad ha dicho basta y encontró el camino para avanzar participando consecuentemente.  Esto es un logro a mi juicio histórico. No cabe la frustración ni el desanimo, se dio el primer paso y eso es lo que cuenta. Lo que sigue para la izquierda consecuente es la autocrítica y sacar las conclusiones pertinentes para seguir marchando a paso firme y con la frente en alto.

Si Peña Nieto de ser ungido como presidente quiere gobernar, lo tendrá que hacer no en el vacío con el indignante y lastimero voto comprado. Más temprano que tarde tendrá que recurrir a la ciudadanía movilizada. En ella está el que se avance o se retroceda en la construcción del futuro de México.

Hojas que se lleva el viento

En nuestra próspera aldea jarocha siempre sí la elección presidencial, de acuerdo a los resultados preliminares (PREP), se fue a tercios. El triunfalismo priísta se vino abajo y el cacaraqueado triunfo por parte de su dirigente estatal, Erik Lagos fue pírrico. La dupla PRI-PVEM obtuvo un total de 1, 180,147 votos contra 1, 179,327 del PAN. Por su parte Movimiento progresista 1, 1012,818 sufragios. Así, Peña Nieto obtuvo menos votos en Veracruz que los obtenidos por Javier Duarte de Ochoa como candidato a la gubernatura. No cabe duda de que hizo falta el alquimista Fidel Herrera Beltrán para cumplirle satisfactoriamente al mexiquense de acuerdo a lo ofrecido.- Xalapa, Ver., Julio 4 de 2012

pulsocritico@gmail.com

http://pulsocritico.com

http://pulsocriticowordpress.com

http://www.gurupolitico.com

La joven y guapa líder estudiantil chilena está en México. Conoce quién es y por qué es

Camila Vallejo

Elizabeth Albarrán / El Financiero

Camila Vallejo, líder de uno de los movimientos estudiantiles más importantes en el mundo, el chileno, está de visita en México. El anuncio ha causado efervescencia entre el movimiento llamado #Yosoy132.

El jueves pasado dio una conferencia de prensa en la UAM Xochimilco donde expuso la experiencia de su país con las marchas estudiantiles, aseguró que apoya al movimiento #YoSoy132, sin embargo no vino a aconsejarlos pues “sus mejores consejeros son ellos mismos”.

Esta joven sudamericana sobresale en los medios no sólo por su evidente belleza física, que ha sido constante tema de conversación, sino por la oratoria en sus discursos.

¿Quién es Camila Vallejo?

Camila Vallejo, lider universitaria chilena

  • Camila Antonia Amaranta Vallejo Dowling nació el 28 de abril de 1988. Durante su infancia vivió en La Florida, un barrio de clase media donde asistió a una escuela alternativa llamada Colegio Raimapu, que educaba a los hijos de quienes luchaban contra Pinochet. Más adelante, durante su adolescencia, se unió a la Juventud Comunista.
  • Hija de Reinaldo Vallejo Navarro y Mariela Dowling Leal, de quienes heredó el amor al comunismo. En 1970 sus padres fueron militantes del Partido Comunista de Chile, pero ahora tienen una microempresa.
  • En noviembre de 2010 fue electa presidenta de la Federación de Estudiantes de la Universidad de Chile (FECh). En aquel periodo adquirió notoriedad pública al emerger como una de las voceras y líderes.
  • En mayo de 2011, los estudiantes buscaban transformar radicalmente el sistema educativo chileno, demandaron el fortalecimiento de la educación pública, gratuidad de la educación superior, mejoramiento de la equidad y calidad de la educación, para lo cual llevaron a cabo movilizaciones durante varios meses. Camila fue pieza clave en esta etapa.
  • Durante el mismo lapso, Camila logró un encuentro de 3 horas con el líder de la revolución cubana, Fidel Castro. Los medios de comunicación cuestionaron tal circunstancia, por lo que Camila tuvo que aclarar: “El hecho de que soy comunista no estrictamente quiere decir que defiendo el régimen cubano”.
  • A fines de 2011, Vallejo Dowling se convirtió en uno de los símbolos de la protesta, y fue nombrada personaje del año por el periódico británico ‘The Guardian’.

Rompiendo fronteras

En Alemania, Camila fue considerada para la portada de la publicación ‘Rebelión de los jóvenes’ (‘Aufstand der Jungen’, en alemán) del semanario ‘Die Zeit’. Esta revista analizó el movimiento estudiantil chileno junto a otras manifestaciones, como las protestas de indignados en España y la Primavera Árabe.

  • A nivel internacional, Camila es considerada como la “chilena más admirada”, con 43% de menciones, superando a la ex presidenta Michelle Bachelet, con 32%, y a la cantante Violeta Parra, con 27%.
  • En octubre de 2011, viajó a Europa junto con Giorgio Jackson y Francisco Figueroa, donde expusieron ante la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) y se reunieron con los intelectuales Stéphane Hessel, escritor de la Declaración de los Derechos Humanos, y con Edgar Morín, sociólogo y amigo de Hessel.
  • Camila Vallejo ha hecho sudar al presidente Sebastián Piñera con su lema: “La educación no debe ser un privilegio sino un derecho para todos”. Esta frase destaca el hecho de que sólo 40% de los niños chilenos reciben gratis la enseñanza secundaria en escuelas públicas y el resto asiste a escuelas privadas.

Primavera chilena

Camila Vallejo ha retado al primer mandatario de Chile, al afirmar que “la educación es un derecho fundamental, y por más de 30 años los empresarios se han hecho ricos de los sueños y las expectativas de miles de jóvenes y las familias chilenas”.

 En Chile la educación universitaria es de las más caras en el mundo, pues cada familia invierte 3,400 dólares al año, en un país donde el salario medio anual es de 8,500 dólares aproximadamente.

 

  • En noviembre de 2011 dejó la presidencia de la FECh en manos de la estudiante de odontología Scarlett Mac-Ginty.

 

  • El 8 de enero de 2012 lanzó un libro que recopila sus columnas de opinión y más relevantes artículos publicados, además de otros inéditos titulados ‘Podemos cambiar el mundo’.

Camila Vallejo no ha logrado cien por ciento una victoria, pero sí es parte fundamental de una generación de jóvenes que han despertado para construir un modelo de sociedad distinto a nivel nacional o internacional.

Vallejo arribó a México este jueves participará en el encuentro “Las Universidades Públicas en América Latina. El Debate Necesario”, donde compartirá su experiencia en el movimiento universitario de mayo de 2011 contra el sistema educativo del país andino.

Cabe señalar que esta joven revolucionaria ha sido comparada con el Sub comandante Marcos, con la diferencia de que el guerrillero cuenta con una pipa y pasamontañas y Camila un aro de metal en la nariz.

La militante comunista se unió la semana pasada al movimiento #YoSoy132 a través de un video. Por eso, estos días, con la visita de Camila, se anticipa una especial efervescencia del movimiento estudiantil mexicano.

Política y Sociedad

Viernes, 15 de Junio

Pulso crítico

 J. Enrique Olivera Arce

Si el movimiento universitario #yosoy132, se ha declarado apartidista y así lo reconocen partidos políticos y candidatos en contienda, el riego que implica el debate convocado por los jóvenes se entiende que es parejo. ¿Por qué Enrique Peña Nieto se rehúsa a participar?

 A unos cuantos días de la elección presidencial 2012 y a dos del segundo debate que tendrá lugar en Guadalajara, la argumentación de respaldo a lo que los candidatos ofertan al electorado está agotada. Como era previsible dado el movimiento de los nomios en las encuestas, lo que de aquí a los cierres de campaña se concretará a una arremetida de descalificaciones, dimes y diretes mediáticos que bien podrían calificarse como de “guerra sucia”. Con la salvedad de que en esta batalla por nauseabundo que sea el contenido, la bacinica resulta ser un arma electoral “Light” lo mismo por su extemporaneidad que por resultar contraproducente y, también, porque el IFE no quiere darse por enterado de que algo apesta en el ambiente.

 Spots, denuncias van y vienen y, de ser atendidas por el árbitro de la contienda, será cuando ya sea demasiado tarde para remendar el descosido. Así se percibe y así lo cree a pie juntillas un buen de ciudadanos que duda de la eficacia del papel que el Instituto Federal Electoral juega en el proceso comicial en curso. Lo que no sabemos es si contrariamente a su propósito el órgano arbitral responda a un llamado desde las alturas para favorecer en tiempo y forma a un partido o candidato. Todo es posible en la viña del señor y la experiencia habla por sí misma.

 Ya había señalado que a mi juicio el proceso electoral es de “risa loca” más que ámbito propicio para la aplicación eficaz de lo que se da por llamar “guerra sucia electoral”. Primero, por lo pueril de las acusaciones y de los contenidos que a ellas dan lugar y, en segundo término, porque ya nadie se chupa el dedo. La argumentación que se esgrime para descalificar al contrario es de tal manera simplista que lo obvio es no darle credibilidad, resultando no sólo contraproducente en el ánimo e inteligencia del electorado, sino que se revierte en contra de quien acusa y demanda. Nada de la porquería que unos y otros se lanzan es nuevo bajo el sol, reduciéndose a un “deja vu” que nos remite a la fallida elección presidencial del 2006.

 No es circunstancial que el senador panista Ricardo García Guzmán saliera a sostener que “… intentar hoy engañar a los ciudadanos es cada vez más riesgoso y espero que cada vez tengan menos éxito los spots y tengan más existo las razones y los argumentos”.

 Habiendo dejado de tener efecto las encuestas, mediáticamente esgrimidas como propaganda para convencer al electorado que el candidato Peña Nieto era virtualmente inalcanzable por sus oponentes, ya a estas alturas del proceso nada que modifique las estrategias partidistas tendrá el impacto deseado. Salvo un imponderable contundente, el electorado ya tomó su decisión, lo mismo en su preferencia respecto a sufragar por tal o cual candidato que en darle la espalda a los comicios ó vender el voto al mejor postor. El segundo debate del próximo domingo no  será más que una confirmación de propuestas ya de todos conocidas. Si existe alguna expectativa al respecto es de simple morbo esperando que los candidatos se hagan pedazos con señalamientos y cuestionamientos reiterativos.

 Lo que sí da que pensar es el debate convocado por el movimiento universitario “#yosoy132”, al que ya confirmaran su participación los presidenciables con excepción de Peña Nieto, quien sin tapujos declarara que no va ante el temor de ser abucheado por los jóvenes, convencido del supuesto triunfalista de que con un tercer debate o sin este el primer domingo de julio recibirá la llave de la puerta grande de “Los Pinos”. Allá él, desdeñar a los jóvenes no es cualquier cosa.

 Lo que si es grave, más que la guerra de lodo y las charadas, debiendo  estar en primer plano a unos días de la elección, es la descarada operación de compra de votos entre los sectores de la población más vulnerables. La aberrante práctica antidemocrática, atentatoria de dignidad y derechos ciudadanos está en marcha y en vías de consolidarse, como ya es del dominio público. El valerse de la miseria de los pobres, corrompiéndoles con dinero, bienes muebles o amenazas  no es nuevo, en el PRI es de vieja data y el PAN no se queda atrás habiendo resultado tan o más dañino para la democracia que el priismo corruptor. Ríos de dinero corren con tal propósito. Todo mundo lo observa y comenta, el IFE hace como que la virgen le habla, ni ve ni escucha, conformándose con declarar que la elección está blindada.

 A la par de la compra venta de votos, la estructura de mapaches no se hace esperar. Si la propuesta no impactó, queda el recurso manido del fraude electoral. No porque López Obrador lo contemple o no como argumento para no aceptar los resultados, la población no es ciega ni sorda y observa como se teje la telaraña por la maquinaria partidista del PRIAN, principalmente en los distritos electorales rurales o en los cinturones de miseria de las populosas conurbaciones urbanas. La pregunta que flota en el ambiente es si en esta ocasión el trabajo de los mapaches será eficaz o será impedido por la movilización popular.

 La moneda está en el aire. Con la elección presidencial se juega algo más que el efímero triunfo del poder por el poder de un partido o candidato. El destino de México está de por medio y, en este marco, el futuro de las nuevas generaciones que para fortuna de todos, alza la voz para expresar su ¡Ya basta!

 Xalapa, Ver., 8 de junio del 2012

 Pulsocritico@gmail.com

http://pulsocritico.com

https://pulsocritico.wordpress.com

http://www.gurupolitico.com

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 418 seguidores

%d personas les gusta esto: